LUNES, 25 de mayo 2020, actualizado a las 20:55

LUN, 25/5/2020 | 20:55

PROFESIONALES

“Posiblemente soy el veterinario que más casos de rabia ha visto en España”

Javier Burillo, veterinario y jefe de la Unidad de Sanidad Animal y Zoonosis de Melilla analiza para Animal’s Health el último caso de rabia detectado en España que ha tenido lugar en esa ciudad autónoma

Javier Burillo, veterinario y jefe de la Unidad de Sanidad Animal y Zoonosis de Melilla.
Javier Burillo, veterinario y jefe de la Unidad de Sanidad Animal y Zoonosis de Melilla.

“Posiblemente soy el veterinario que más casos de rabia ha visto en España”

Javier Burillo, veterinario y jefe de la Unidad de Sanidad Animal y Zoonosis de Melilla analiza para Animal’s Health el último caso de rabia detectado en España que ha tenido lugar en esa ciudad autónoma

Jorge Jiménez - 17-01-2020 - 15:13 H

Tras la confirmación por parte de las autoridades sanitarias de Melilla de la detección de un caso de rabia en un perro en la ciudad autónoma, Javier Burillo, veterinario y jefe de la Unidad de Sanidad Animal y Zoonosis de Melilla ha indicado, en declaraciones en exclusiva para Animal’s Health que se trataba de un animal sin identificar y “posiblemente procedente de Marruecos”.

“No sabemos a ciencia cierta la procedencia del animal porque carecía de microchip”, ha explicado Burillo. Sin embargo, según ha señalado, todo apunta a que el animal pudiera venir de Marruecos, país que hace frontera con Melilla, y donde la rabia es endémica.

EL PERRO NO MOSTRÓ SÍNTOMAS DE RABIA

La detección del caso de rabia se produjo a raíz de que un grupo de niños alertaran, el pasado domingo 12 de enero, a la Policía de la actitud sospechosa de un perro, “estaba de pie y no se movía”, apunta el veterinario.

Tras el aviso, los servicios de recogida de animales de Melilla, procedieron a capturar al animal que se encontraba en las inmediaciones de Urgencias del Hospital Comarcal. “Después de ser recogido, en el mismo coche que se le transportaba, el animal entró en coma”, destaca Burillo.

“Nunca llegué a ver el perro vivo”, explica el jefe de la Unidad de Sanidad Animal y Zoonosis, quien fue el encargado de extraer las muestras de cerebro del animal y enviarlas para su análisis al laboratorio del Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III.

Asimismo, el experto subraya que, según le comunicaron los servicios de recogida de animales de Melilla, el animal no presentó en ningún momento síntomas de rabia, no mostrándose agresivo ni intentando morder.

Por otro lado, Burillo asegura haber identificado más de 100 casos de rabia en 30 años. “Posiblemente soy el veterinario que más casos de rabia ha visto en España”, apunta.

Y es que el veterinario explica que este tipo de positivos de rabia son “bastante habituales” en Melilla. Aunque desde el 2017 no se daba un caso de la enfermedad, Burillo añade que ha habido años en los que en Melilla se han llegado a contabilizar más de 5 casos de rabia canina.

  • GALERIA

    El perro falleció y el veterinario extrajo muestras para su análisis en el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III

MELILLA NO BAJA LA GUARDIA

Según indica Burillo, no se sabe con certeza si hay personas que hayan podido entrar en contacto con el animal afectado, pero señala que los niños que alertaron de la actitud sospechosa del animal, aseguraron no haber entrado en contacto con el perro.

“De momento no tenemos conocimiento de que nadie haya sido mordido por el perro”, destaca el veterinario, que sostiene que Melilla no baja la guardia en materia de rabia.

De hecho, según explica Burillo, Melilla nunca baja del nivel de alerta 1. “La experiencia nos dice que no podemos relajarnos teniendo al lado un país —Marruecos— que controla deficientemente el problema y una frontera permeable.

Este nivel 1, entre otras muchas actuaciones conlleva la obligatoriedad anual de vacunación antirrábica en perros, gatos y hurones, dándose la circunstancia de que además en Melilla desde hace muchos años —la vacunación— es gratuita, por lo que se consiguen unos “altos niveles de inmunidad entre los animales domésticos”, indica Burillo.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.