SÁBADO, 15 de junio 2024

SÁB, 15/6/2024

PROFESIONALES

Investigan un brote de una enfermedad respiratoria desconocida en perros de Estados Unidos

La enfermedad respiratoria afecta ya a varias zonas de EEUU y los casos se propagan rápidamente con síntomas similares a los de la tos de las perreras

Los casos de la enfermedad respiratoria desconocida se propagan rápidamente entre los perros de varias zonas de EEUU.
Los casos de la enfermedad respiratoria desconocida se propagan rápidamente entre los perros de varias zonas de EEUU.

Investigan un brote de una enfermedad respiratoria desconocida en perros de Estados Unidos

La enfermedad respiratoria afecta ya a varias zonas de EEUU y los casos se propagan rápidamente con síntomas similares a los de la tos de las perreras

Redacción - 22-11-2023 - 11:15 H - min.

Los veterinarios de Estados Unidos se encuentran investigando un brote de una desconocida enfermedad respiratoria canina que se extiende por diferentes zonas del país, incluido el noreste, sureste, noroeste del Pacífico y el estado de Colorado, según han informado desde el Hospital Veterinario de la Universidad de Illinois, que están investigando el brote. 

“Hasta el 21 de noviembre, nuestros médicos del Hospital Universitario Veterinario y de la Clínica Veterinaria del Distrito Médico de Chicago no habían observado un aumento en los casos respiratorios caninos”, señalan.

Sobre la enfermedad, explican que los síntomas imitan los de la tos de las perreras o el complejo de enfermedad respiratoria infecciosa canina (CIRDC), ya que muestran evidentes signos respiratorios que incluyen tos, estornudos, secreción ocular y nasal, letargo, disminución del apetito y fiebre.

“Si bien se desconoce el modo exacto de transmisión de la enfermedad, dado que predominan los signos respiratorios y se ha demostrado que los casos se propagan rápidamente entre perros en un ambiente comunitario, se presume que el contacto directo e indirecto (a través de la propagación de gotitas respiratorias en el aire y en superficies compartidas) principales impulsores de la transmisión”, apuntan.

Asimismo, detallan que, a diferencia de las infecciones más comunes asociadas con la tos de las perreras y el CIRDC, estos casos no responden al tratamiento veterinario estándar y pueden sufrir una enfermedad prolongada que puede progresar a neumonía. De estos, algunos responden a la terapia con antibióticos, terapia de apoyo y oxígeno, mientras que otros casos se deterioran rápidamente.

“En este momento, no conocemos el verdadero alcance de la enfermedad o las muertes, porque no tenemos datos suficientes, ya que los síntomas se superponen con otras causas de enfermedad pulmonar y el presunto agente (o agentes) infecciosos que causan la enfermedad sigue siendo desconocido. Se han recolectado muy pocas muestras bacterianas y virales positivas a nivel nacional para aclarar la patología pulmonar y lo que lleva a algunos perros a recuperarse y otros a sucumbir a la enfermedad”, advierten desde el Hospital Veterinario de la Universidad de Illinois.

Según las vías conocidas de transmisión de enfermedades respiratorias,los síntomas y la población predominante de pacientes afectados (perros muy próximos entre sí),consideran que debe tratarse de un agente viral y/o bacteriano.

“Para fortalecer nuestra capacidad de identificar los agentes causantes de la enfermedad, se recomienda realizar pruebas de diagnóstico temprano (incluidos hisopos de garganta y muestreo de las vías respiratorias). La terapia antibiótica empírica puede generar resistencia a organismos que deben identificarse para conocer mejor la enfermedad y el modo de transmisión y, en última instancia, ayudarnos a tratarla mejor”, señalan.

TODO LO QUE SE SABE SOBRE LA ENFERMEDAD RESPIRATORIA DESCONOCIDA EN PERROS DE EEUU

Desde el Hospital recomiendan contactar con un veterinario si un perro presenta signos respiratorios, como tos, estornudos, secreción ocular/nasal, fiebre y disminución del apetito, pues se tiene conocimiento de que los casos pueden propagarse rápidamente en un entorno comunitario.

Además, aconsejan mantener a los perros sintomáticos aislados de otros perros para minimizar la propagación, especialmente mientras continúa avanzándose en la investigación de esta enfermedad. También recomiendan vacunar a los perros

En último lugar, señalan que se considere realizar un diagnóstico temprano, dado que aún no se conoce la causa de la enfermedad. En este sentido, aseguran que podría ser una buena idea hacerse pruebas de diagnóstico cuando aparecen los primeros síntomas, antes de comenzar el tratamiento.

“Esto se debe a que una vez que comienza el tratamiento y se activa la respuesta inmunitaria, es posible que las pruebas de diagnóstico (p. ej., PCR, cultivo de las vías respiratorias, aislamiento viral) no puedan detectar el virus o la bacteria que causó los síntomas”, concluyen.

VOLVER ARRIBA