MARTES, 27 de octubre 2020, actualizado a las 15:17

MAR, 27/10/2020 | 15:17

PROFESIONALES

Instan a extremar precauciones contra la enfermedad hemorrágica del conejo

Una variante del virus de la enfermedad hemorrágica del conejo ha provocado que el conejo europeo se encuentre “en peligro” de extinción, ante lo cual, los veterinarios llaman a extremar las precauciones en materia sanitaria

La enfermedad hemorrágica del conejo, dada su alta patogenicidad y gran poder de difusión, forma parte de la Lista de Enfermedades de Declaración Obligatoria de la OIE.
La enfermedad hemorrágica del conejo, dada su alta patogenicidad y gran poder de difusión, forma parte de la Lista de Enfermedades de Declaración Obligatoria de la OIE.

Instan a extremar precauciones contra la enfermedad hemorrágica del conejo

Una variante del virus de la enfermedad hemorrágica del conejo ha provocado que el conejo europeo se encuentre “en peligro” de extinción, ante lo cual, los veterinarios llaman a extremar las precauciones en materia sanitaria

Jorge Jiménez - 16-12-2019 - 16:59 H

Recientemente, el conejo europeo ha sido catalogado como especie “en peligro” de extinción en la última actualización de la Lista de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

En este sentido, desde la IUCN se advertía de que la disminución poblacional del conejo europeo —del 70%— en países como España o Francia se debe a una nueva variante del virus de la enfermedad hemorrágica del conejo (VEHC) que se originó en el año 2010.

Esta variante del virus denominada VEHC2 presenta un conjunto de diferencias con el virus clásico, según explica en un artículo científico el Grupo de Patología y Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Cardenal Herrera, publicado en la revista de la Asociación Española de Cunicultura.

PRINCIPALES DIFERENCIAS

Así, los científicos indican que, la característica más destacada del VEHC2 es la susceptibilidad que presentan los animales jóvenes. Los animales adultos también son susceptibles a la nueva variante, pero con menor mortalidad.

De hecho, el virus clásico se caracteriza por mortalidades elevadas (80-90%). Sin embargo, la tasa de mortalidad del VEHC2 es muy variable, entre el 5 y el 70%, según datos de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Otra diferencia es el periodo de incubación de la enfermedad, el virus clásico oscila entre 1 y 3 días y los animales afectados mueren entre 12 y 36 horas después de la aparición de los primeros síntomas.

  • GALERIA

    Expansión de la enfermedad hemorrágica del conejo en España

Sin embargo, el VEHC2 tiene un periodo de incubación más largo (3-5 días) y se observa más frecuentemente una evolución crónica o subclínica, pudiéndose diseminar el virus durante más tiempo, dificultando su erradicación.

Teniendo en cuenta la gravedad que reviste la enfermedad y su rápida diseminación, desde el Grupo de Patología y Sanidad Animal señalan como “fundamental” extremar las medidas de control de la enfermedad.

Para ello, recomiendan que las granjas dedicadas a la cunicultura cumplan un programa sanitario básico que incluya un programa de control frente a la enfermedad hemorrágica del conejo (EHC) y la mixomatosis; un programa de control frente a parasitosis y enfermedades micóticas, así como especial atención a las medidas de bioseguridad.

EPIDEMIOLOGÍA Y PREVALENCIA EN ESPAÑA

Según indican desde el Grupo de Patología y Sanidad Animal en su artículo, fue en 2011 cuando empezaron a detectarse casos “atípicos” de EHC en granjas de Navarra, Aragón y Cataluña. En los 2 años posteriores el VEHC2 se diseminó por toda España.

De esta manera, en 2013 se puso en marcha el Plan Nacional de Vigilancia de la EHC, con el objetivo de establecer un sistema de detección de la enfermedad orientado a la detección de sintomatología clínica compatible y posterior confirmación laboratorial.

En 2015, respecto a la vigilancia pasiva, se confirma la presencia del VEHC2 en el 46,66% de las granjas sospechosas. En 2014 el virus se confirmaba en el 58,69%.

Por otro lado, la OIE, que realizó un seguimiento en España de la EHC, registró un incremento de la incidencia de la enfermedad desde el año 2010, que no disminuyó hasta el 2018, donde pasó a clasificarla como “enfermedad limitada a una o más zonas” en España.

Por último, los investigadores recuerdan que la EHC, dada su alta patogenicidad y gran poder de difusión, forma parte de la Lista de Enfermedades de Declaración Obligatoria de la OIE y además es de notificación obligatoria en España, según el Real Decreto 526/2014; siendo obligatorio comunicar a la autoridad competente en cada Comunidad Autónoma las sospechas clínicas que se hayan podido detectar.

  • GALERIA

    Frecuencia de la enfermedad hemorrágica del conejo en España

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.