LUNES, 11 de noviembre 2019, actualizado a las 23:07

LUN, 11/11/2019 | 23:07

PROFESIONALES

Una inspección en una clínica de Barcelona descubre animales en malas condiciones

El Seprona ha descubierto animales recluidos en malas condiciones higiénicas en una inspección a una clínica ‘low cost’ de un municipio de la provincia de Barcelona gestionada por una persona que no es veterinaria

GALERIA
Guardias Civiles inspeccionan una clínica veterinaria

Una inspección en una clínica de Barcelona descubre animales en malas condiciones

El Seprona ha descubierto animales recluidos en malas condiciones higiénicas en una inspección a una clínica ‘low cost’ de un municipio de la provincia de Barcelona gestionada por una persona que no es veterinaria

Francisco Ramón López - 05-11-2019 - 15:09 H

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha descubierto, en una inspección en una clínica veterinaria ‘low cost’ de Villafranca del Panadés, animales recluidos en jaulas en malas condiciones de higiene, según ha informado el Colegio de Veterinarios de Barcelona a Animal's Health.

El presidente del colegio, Ricard Parés, ha señalado que fue su organización colegial la que denunció a la clínica por presunto maltrato animal e intrusismo a la Guardia Civil tras recibir quejas tanto de veterinarios de la localidad como de antiguos trabajadores del centro y de propietarios.

Parés recuerda que, tras acumularse las reclamaciones, el Colegio decidió hace 3 meses denunciar la situación. Y es que apunta que, además de la preocupación por el estado de los animales, la persona que gestionaba el centro no era veterinaria.

Así, el presidente explica, que lo que hacía el dueño de la clínica era contratar a profesionales, a los que dirigía en algunas actuaciones y los presionaba para realizar las prácticas que consideraba convenientes. Algunos de ellos incluso se marcharon o fueron despedidos.

El intrusismo, por tanto, apunta Parés, residía en que no había al mando ningún veterinario que conociera y aplicara realmente los criterios técnicos que requiere una clínica veterinaria. Además, apunta que, la persona tenía antecedentes de ser conflictiva, por lo que nadie se atrevía a “coger el toro por los cuernos”.

FALTA DE HIGIENE Y CIRUGÍAS MAL REALIZADAS

Tras formalizar la denuncia, Parés explica que el Seprona hizo una inspección en la que confirmó que, efectivamente, en el centro se realizaban prácticas que encajaban con la denuncia de maltrato animal e intrusismo profesional.

Aunque el presidente no ha querido hacer referencia directa al informe de la Guardia Civil, afirma que cuentan con pruebas de que “había perros en malas condiciones”, especialmente de higiene.  

En este punto, asegura que poseen imágenes que documentan “el desastre” en el que se encontraba la clínica, con perros recluidos en jaulas en las que, por ejemplo, no se había limpiado adecuadamente sus deposiciones.

Además, apunta que hay conocimiento de cirugías mal realizadas. “Por ejemplo, un tumor que se tenía que extirpar de una manera determinada y que se terminaba haciendo de forma más restringida y, al cabo de un tiempo el animal sufría una recidiva”, lamenta.

LA IMPORTANCIA DE DENUNCIAR

El siguiente paso, adelanta Parés, será hacer llegar el informe al ayuntamiento de Villafranca para que decrete el cierre del centro. Respecto a posibles consecuencias legales, ha pedido cautela, y ha admitido desconocer, aún en esta fase, los trámites legales que le esperan a la denuncia.

Sin embargo, el presidente ha celebrado que esta denuncia haya terminado teniendo efecto. Y es que explica que el Colegio, antes de su llegada, había interpuesto denuncias de este tipo, pero normalmente se realizaban a los Mossos d'Esquadra y “se quedaban en el camino”.

Él, apunta, vio que no era lógico que se desestimaran tantas denuncias, por lo que decidió hacerlo acudiendo al Seprona, que sí que terminó tomando cartas en el asunto, por lo que prevé que esta podría ser la vía a tomar en un futuro en relación a situaciones similares.

Visto el buen término al que ha llegado esta denuncia, Parés ha querido instar a los colegiados a que sigan haciendo llegar sus quejas sobre malas prácticas al Colegio, pues ellos se encargarán de hacer los trámites necesarios para que lleguen a su fin, como en este caso.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.