JUEVES, 13 de junio 2024

JUE, 13/6/2024

PROFESIONALES

“Las infecciones incrementan entre un 70% y un 150% el coste de los procedimientos veterinarios”

Araceli Calvo, responsable en Evidensia de los protocolos sobre Prevención de Infección, destaca las consecuencias que tienen las infecciones en los centros veterinarios y da las claves para su prevención

Araceli Calvo, responsable en Evidensia de los protocolos sobre Prevención de Infección, durante el debate ‘La importancia de prevenir las infecciones en veterinaria’.
Araceli Calvo, responsable en Evidensia de los protocolos sobre Prevención de Infección, durante el debate ‘La importancia de prevenir las infecciones en veterinaria’.

“Las infecciones incrementan entre un 70% y un 150% el coste de los procedimientos veterinarios”

Araceli Calvo, responsable en Evidensia de los protocolos sobre Prevención de Infección, destaca las consecuencias que tienen las infecciones en los centros veterinarios y da las claves para su prevención

Jorge Jiménez - 29-05-2024 - 12:05 H - min.

Las infecciones nosocomiales son aquellas que los pacientes adquieren en relación con un procedimiento médico, y los patógenos multirresistentes que pueden estar presentes en estas son un problema cada vez mayor en veterinaria.

Según algunas investigaciones, hasta el 80% de las infecciones hospitalarias son postquirúrgicas o se producen durante la hospitalización de los pacientes. Este tipo de infecciones, además de suponer un riesgo para los pacientes, pueden representar un problema también de salud pública.

Y es que, al ser tratadas con antibióticos, las infecciones nosocomiales pueden contribuir a la generación de resistencias a estos fármacos. En este sentido, no hay que olvidar que la resistencia a los antibióticos es un problema sanitario mundial y que desde la medicina humana y la veterinaria se están realizando grandes esfuerzos para combatirla.

Por ello, la prevención de las infecciones en las clínicas veterinarias se ha vuelto clave, y para analizar su importancia Animal’s Health ha organizado un debate, con el respaldo de B. Braun VetCare, que ha contado con tres de los mayores expertos en cuidado de heridas, cirugía de pequeños animales e investigación en resistencia a los antibióticos.

En el debate, titulado ‘La importancia de prevenir las infecciones en veterinaria’, han participado Araceli Calvo, responsable en Evidensia de los protocolos sobre Prevención de la Infección; Gustavo Ortiz, jefe de área de Pequeños Animales del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Complutense de Madrid (UCM); y Bruno González Zorn, catedrático de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la UCM y del Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (Visavet).

LAS COMPLICACIONES CAUSADAS POR INFECCIONES HACEN A LOS TUTORES VALORAR MAL AL VETERINARIO

Araceli Calvo advierte durante su intervención en el debate de que, a parte del riesgo que suponen para la salud de los pacientes, las infecciones aumentan notablemente el coste de la atención veterinaria. “Las infecciones incrementan entre un 70% y un 150% el coste asociado al procedimiento que se haya realizado en el centro veterinario”, estima Calvo.

Además, recalca que las complicaciones que surgen como consecuencia de la infección ponen en riesgo al paciente y hacen que el tutor del animal de compañía juzgue mal el trabajo del veterinario, aunque el profesional haya hecho un trabajo “excelente”.

La experta señala que la concienciación con la prevención de las heridas en veterinaria varía según el tipo de centro. “En los sectores donde se trabaja con especialistas hay más concienciación que en los centros veterinarios más generalistas”, apunta.

En cuanto a los protocolos que se siguen por parte de los veterinarios para prevenir las infecciones, Calvo explica que se está tratando de seguir el modelo de humana. “Estamos tratando de imitar el modelo hospitalario de medicina humana, y que haya una persona para vigilar la prescripción antibiótica y que además se vigilen los puntos de infección habituales para prevenirlas”, recuerda.

En este sentido, Calvo hace un llamamiento para que se vigilen todas las estancias de las clínicas y hospitales para prevenir las infecciones. “A veces tenemos la mesa de quirófano muy limpia, el material muy limpio y no caemos en toda la manipulación perioperatoria”, incide.

Asimismo, añade que hay que prestar atención a los pacientes recién operados, para protegerlos de que sus heridas puedan entrar en contacto con bacterias patógenas ya sea en las jaulas de hospitalización, como en su propio domicilio o en las áreas de paseos.

¿ES NECESARIO USAR ANTIBIÓTICOS EN CIRUGÍAS LIMPIAS?

Calvo también se pronuncia sobre la manera de prevenir infecciones en España y en los países del entorno. “Creo que en el sur de Europa todavía estamos un poco por detrás. En otros países se está instaurando una mayor vigilancia de la prescripción de antibióticos y de la prevención de infección intrahospitalaria”, indica.

Por otro lado, la veterinaria aborda la cuestión del uso de antibióticos en cirugías limpias, remarcando que no es necesario su uso. “Desde luego que no, ni en una cirugía limpia ni en una limpia contaminada en la que ha habido contacto con microbiota, de esto es de lo que tenemos que concienciar”, subraya.

La experta destaca también que los veterinarios disponen de herramientas para prevenir y luchar contra las infecciones, gracias a que en el sector de la sanidad animal se han desarrollado alternativas antimicrobianas que nos son fármacos, como apósitos, métodos de fotobiomodulación y presión negativa, entre otros.

Para poner en valor la importancia de prevenir las infecciones y saber cómo abordarlas, Calvo pone de ejemplo un caso clínico que vivió, en el que le llegó un boyero de Berna con una herida de un palmo de tamaño y en el que se habían probado hasta 12 antibióticos —sin analítica previa— para curársela.

Se resolvió haciendo una analítica completa, operando la herida y haciendo una reconstrucción cutánea sin ningún antibiótico. Por cierto, porque la reconstrucción cutánea es una cirugía limpia”, asegura.

Teniendo esto en cuenta, apela al uso responsable de estos fármacos si no es una infección que tenga signos sistémicos, remarcando la importancia de la limpieza y la higiene. “Muchas veces se puede tratar tópicamente. Si es, por ejemplo, una herida, pues a lo mejor se puede plantear una cirugía de desbridamiento y eliminar ese foco de infección o poner drenajes y hacer limpiezas”, explica.

Por último, para concluir, Calvo apunta que es fundamental que se siga desarrollando la figura del responsable del control de las infecciones en centros veterinarios y el uso de antibióticos en ellos. “Queda clarísimo que cuanto menos antibióticos usemos, menos resistencias va a haber”, afirma para concluir su intervención en el debate.

DEBATE COMPLETO

VOLVER ARRIBA