MIÉRCOLES, 28 de octubre 2020, actualizado a las 9:43

MIÉ, 28/10/2020 | 9:43

PROFESIONALES

Indignación de los peluqueros caninos tras la información de Sanidad

La patronal de peluqueros caninos Aprosem lamenta que Sanidad restrinja su servicio a las clínicas veterinarias, cuando las tiendas de animales también siguen abiertas, y recuerda que su labor también repercute en la salud de los animales

Los peluqueros caninos recuerdan que realizan tareas como la limpieza de oídos, que previene infecciones.
Los peluqueros caninos recuerdan que realizan tareas como la limpieza de oídos, que previene infecciones.

Indignación de los peluqueros caninos tras la información de Sanidad

La patronal de peluqueros caninos Aprosem lamenta que Sanidad restrinja su servicio a las clínicas veterinarias, cuando las tiendas de animales también siguen abiertas, y recuerda que su labor también repercute en la salud de los animales

Redacción - 24-04-2020 - 14:10 H

Este jueves 23 de abril la Organización Colegial Veterinaria (OCV) emitía una circular a los colegios de España en la que recogía la respuesta de la Dirección General de Salud Pública a una petición de la Dirección General de Derechos de los Animales sobre la peluquería canina durante el estado de alarma por coronavirus.

En la respuesta, desde Salud Pública explicaban que los servicios de peluquería canina se podrían seguir ofreciendo, pero solo en clínicas veterinarias. Esto ha causado indignación en el sector de la peluquería canina, pues las tiendas para animales, los establecimientos en los que también prestar sus servicios, siguen abiertos.

De hecho, la Patronal de Profesionales de Peluquería Canina y Comercio Minorista del Sector de la Mascota (Aprosem) ha enviado una carta al director general de Derechos de los Animales, Sergio García Torres, para trasladarle su visión de la situación.

“Nos vemos en la obligación de dirigirnos a usted para plantearle la situación generada en los establecimientos y negocios minoristas de servicios para animales de compañía, en los cuales se vende alimentación y que no cerraron al público, pues la gran mayoría de estos cuentan con el servicio de peluquería para mascotas”, comienza la misiva.

Aprosem explica que a pesar de contar con este servicio de higiene para mascotas no la han venido realizando, al considerarse no esencial. “La sorpresa de nuestra patronal es que el Ministerio de Sanidad autorice este servicio en clínicas veterinarias, cuando los peluqueros caninos ejercen con los mismos protocolos higiénico-sanitarios tanto en la peluquería canina que está incluida en una clínica veterinaria como en la que está en un establecimiento de alimentación”, critican.

LA LABOR SANITARIA DE LOS PELUQUEROS CANINOS

En este sentido, señalan que el servicio realizado “bajo total responsabilidad” es necesario por higiene tanto del animal como de la familia donde el animal reside. “Los servicios de peluquería para mascotas no son solo estética animal, sino que comprenden acciones de baño higiénico, corte de uñas o limpiezas de oídos”, indican.

Para la patronal, todos estos servicios son considerados cuidados higiénico-sanitarios, cuya carencia puede llevar a problemas como infecciones de oídos (otitis), dermatitis o infestación de parásitos externos, que son trasmisores de enfermedades a personas.

“Todo esto genera graves consecuencias tanto para el bienestar animal como de las personas que conviven en el hogar con sus animales de compañía, en muchos casos niños o personas mayores, incluso personas con limitaciones físicas”, inciden.

Por todo esto, desde Aprosem “como voz de un sector que genera economía” piden que se puedan realizar estas actividades profesionales para la sanidad y salud animal en los establecimientos de servicios para mascotas, que están abiertos obligatoriamente para ofrecer alimentación para animales de compañía.

“La sociedad demanda y requiere por su situación actual la necesidad de los servicios de higiene que realizan peluqueros de mascotas para evitar o dar solución a la infestación de hogares por parásitos externos como pulgas o al problema de animales con pruritos por nudos que derivan en dermatitis, que como consecuencia del rascado pueden llegar a lesiones cutáneas de importancia considerable”, indican.

Asimismo, señalan que “se trata de un servicio entre el profesional y el animal, por lo que no hay ningún tipo de riesgo”, tampoco consideran que se produzca acumulación de personas en el establecimiento, el contacto con el dueño está limitado a la recepción y entrega del animal, y la situación física entre personas es la misma que cuando compran el saco de alimento.  “Los accesorios y trasportines del animal se desinfectan adecuadamente, y siempre con cita previa al cliente”, añaden.

Por último, la patronal en representación de los peluqueros caninos y del comercio minorista de alimentación para mascotas reitera que se autorice “de manera expresa este servicio, y que esta autorización quede clara a nivel nacional”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.