DOMINGO, 5 de abril 2020, actualizado a las 15:31

DOM, 5/4/2020 | 15:31

PROFESIONALES

Oroquieta: “Dentro de la Sanidad se nos ignora casi siempre”

El presidente del Colegio de Veterinarios de Sevilla señala que la falta de unificación entre los cuerpos de veterinarios oficiales y de formación sanitaria especializada dificulta la labor de estos profesionales ante brotes como el de listeriosis

GALERIA
Ignacio Oroquieta, presidente del Colegio de Veterinarios de Sevilla.

Oroquieta: “Dentro de la Sanidad se nos ignora casi siempre”

El presidente del Colegio de Veterinarios de Sevilla señala que la falta de unificación entre los cuerpos de veterinarios oficiales y de formación sanitaria especializada dificulta la labor de estos profesionales ante brotes como el de listeriosis

Francisco Ramón López - 30-08-2019 - 13:59 H

El brote de listeriosis que vive España y que ha afectado a cerca de 200 personas y provocado tres muertes ha puesto de manifiesto algunas deficiencias en los protocolos y en la organización —especialmente de la Junta de Andalucía, donde se han producido casi todos los casos—. También en el sector veterinario.

Ignacio Oroquieta, presidente del Colegio de Veterinarios de Sevilla, provincia donde se ha originado el brote, ha dado su visión sobre este asunto a Animal's Health. De hecho, los inspectores veterinarios encargados de los análisis y de las inspecciones en Magrudis, la empresa cárnica afectada, han sido los funcionarios que trabajan en el Ayuntamiento de Sevilla, no los de la Junta de Andalucía.

Oroquieta, que ha señalado que los veterinarios que trabajan en el Ayuntamiento —se estima que una decena— “son pocos”, ha comentado que lo que denota todo esto es que entre estos veterinarios oficiales existe una “dualidad”, que ha llegado a calificar de “anacrónica”.

Y es que, el presidente explica que el hecho de que Sevilla tenga transferidas las competencias en Seguridad Alimentaria viene de una ley “casi del siglo XIX”, que situaba a los Consistorios de Málaga, Sevilla y Granada como “exceptuados”.

Esta dualidad genera, además, contradicciones como el hecho de que la ciudad de Sevilla, con 700.000 habitantes, cuente con 10 veterinarios, y el distrito de Aljarafe —que corresponde a la provincia de Sevilla y gestiona la Junta— con cerca de 390.000 habitantes cuente con 28.

“Echamos de menos esa coordinación entre Ayuntamiento y Junta y no solo los de salud pública, sino incluso coordinarlos con las Consejería de Agricultura, que llevan la sanidad animal. La salud es una sola. Estamos todos los días escuchando lo del ‘One Health’ y debemos de aplicarlo. Necesitamos esa unificación de los servicios veterinarios”, afirma.

APROVECHAR PARA CONSGUIR EL MIR VETERINARIO DE SALUD PÚBLICA

En cuanto a la importancia otorgada al sector veterinario durante la crisis, tanto a nivel de gestión como comunicativo, Oroquieta manifiesta rotundamente que no se les ha dado la suficiente voz, e incluso hace referencia a las palabras del presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que recogío en primicia este medio, y en las que se ponía recientemente de manifiesto esta situación.

“Dentro de la Sanidad se nos ignora casi siempre”, lamenta, y pone como ejemplo el hecho de que todas las profesiones sanitarias cuentan con  formación sanitaria especializada reglada por el Sistema Nacional de Salud salvo la veterinaria

“Es una demanda, y con estos brotes, deberíamos aprovechar para difundir la necesidad de crear una especialidad de salud pública veterinaria. Es una necesidad para el país”, asegura.

Eso, apunta, sin contar con que se pueda abrir la entrada de veterinarios a otras especialidades como la microbiología y la parasitología, en la que pueden presentarse químicos y biólogos, pero no veterinarios, cuando, asegura, tienen un currículum formativo superior en estas materias.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.