LUNES, 19 de octubre 2020, actualizado a las 17:46

LUN, 19/10/2020 | 17:46

PROFESIONALES

Idean un insecticida oral que mata a las garrapatas secando su saliva

Un equipo está desarrollando un insecticida oral y mediante inyección para animales, que mata a las garrapatas que les pican modificando la química de su glándula salival y las elimina antes de que tengan tiempo de transmitir patógenos

Idean un insecticida oral que mata a las garrapatas secando su saliva

Idean un insecticida oral que mata a las garrapatas secando su saliva

Un equipo está desarrollando un insecticida oral y mediante inyección para animales, que mata a las garrapatas que les pican modificando la química de su glándula salival y las elimina antes de que tengan tiempo de transmitir patógenos

Redacción - 23-01-2020 - 17:47 H

Un equipo de investigadores de la Universidad de Lousiana ha descubierto una serie de compuestos ya existentes que paralizan la secreción de saliva de las garrapatas, generando daños neurológicos y reduciendo su capacidad de transmisión de patógenos zoonósicos como la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo o la enfermedad de Lyme.

"La enfermedad de Lyme se está disparando en el noreste de los Estados Unidos", afirma Daniel Swale, el investigador principal del proyecto, que explica que, hasta el momento, la mayoría de los métodos para matar las garrapatas implican el uso de insecticidas neurotóxicos, pero apunta que es difícil usar estos insecticidas de manera efectiva para controlar las garrapatas en áreas residenciales o en animales que no son de ganadería.

Para su descubrimiento, los investigadores se centraron en un canal de iones de potasio, conocido como canal Kir, que se ha demostrado que es importante para los sistemas excretores de artrópodos, un grupo de animales que incluye a mosquitos y garrapatas.

Estos canales microscópicos permiten que el potasio entre y salga de las células en la glándula salival y en otras partes de las garrapatas, manteniendo un equilibrio iónico esencial para la secreción de saliva y la salud de las garrapatas.

Durante sus experimentos, alimentaron a las garrapatas con sangre mezclada con dos compuestos ya conocidos por actuar en los canales de Kir, que redujeron la secreción de saliva en un 95% y la ingestión de sangre aproximadamente 15 veces.

Las garrapatas alimentadas con esta sangre murieron en menos 12 horas. Ese período de tiempo es significativo, aseguran los investigadores, porque la transmisión de patógenos a través de la saliva de las garrapatas a sus huéspedes humanos o animales generalmente tarda al menos 12 horas y, a veces, hasta 40.

Estos estudios iniciales se realizaron con sistemas de alimentación artificiales, no en animales reales, aunque los investigadores adelantan que el siguiente paso será evaluar en roedores si su tratamiento puede prevenir la transmisión de patógenos.

Las garrapatas que se retiraron antes de morir se mostraron “claramente enfermas”, con un cuadro de descoordinación y letargia. Los investigadores atribuyen este comportamiento a un desequilibrio de iones de potasio, sodio y cloruro en las garrapatas que afectó a su sistema nervioso. De hecho, creen que este es el mecanismo que mató a las que no fueron retiradas.

Ahora los investigadores quieren conocer en profundidad la dependencia de la alimentación de sangre y la transmisión de patógenos en la función del canal Kir, y esperan que la industria pueda usar sus hallazgos para crear un producto comercial, ya sea basado en un aerosol para jardines, o una inyección o tratamiento oral para aquellos animales en riesgo de picaduras de garrapatas.

El equipo señala que el método también parece reducir la producción de saliva y la alimentación de pulgones y moscas de la fruta, por lo que también podría usarse para controlar estas plagas.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.