MARTES, 16 de abril 2024

MAR, 16/4/2024

PROFESIONALES

Los humanos transmiten más virus a los animales de los que contraen de ellos

Un estudio revela que los virus humanos se propagan con frecuencia de las personas a los animales salvajes y domésticos

Los saltos de virus de humanos a animales son más del doble que en sentido contrario.
Los saltos de virus de humanos a animales son más del doble que en sentido contrario.

Los humanos transmiten más virus a los animales de los que contraen de ellos

Un estudio revela que los virus humanos se propagan con frecuencia de las personas a los animales salvajes y domésticos

Redacción - 25-03-2024 - 16:22 H - min.

Los humanos transmiten más virus a los animales domésticos y salvajes de los que se contagian de ellos, según un nuevo e importante análisis de genomas víricos realizado por investigadores del Instituto de Genética del University College de Londres.

Para el nuevo artículo,publicado en Nature Ecology & Evolution, el equipo analizó todas las secuencias de genomas virales disponibles públicamente, con el fin de reconstruir dónde han saltado los virus de un huésped para infectar a otra especie vertebrada.

Los autores explican que la mayoría de las enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes están causadas por virus que circulan en animales. Cuando estos virus pasan de los animales a los humanos, proceso conocido como zoonosis, pueden causar brotes de enfermedades, epidemias y pandemias como el Ébola, la gripe o el Covid-19.

Dada la enorme repercusión de las enfermedades zoonósicas en la salud pública, en general, se ha considerado al ser humano como un sumidero de virus más que como una fuente, y la transmisión de virus de humano a animal ha recibido mucha menos atención.

Para el estudio, el equipo de investigadores desarrolló y aplicó herramientas metodológicas para analizar los casi 12 millones de genomas víricos depositados hasta la fecha en bases de datos públicas. Aprovechando estos datos, reconstruyeron la historia evolutiva y los saltos de hospedador de los virus de 32 familias virales, y buscaron qué partes de los genomas virales adquirieron mutaciones durante los saltos de hospedador.

Los científicos descubrieron que se dedujo que aproximadamente el doble de los saltos de hospedador se producían de humanos a otros animales (lo que se conoce como antropozoonosis) y no al revés. Este patrón se repetía en la mayoría de las familias víricas consideradas. Además, descubrieron aún más saltos entre animales que no implicaban a humanos.

El trabajo del equipo pone de relieve el hecho, en gran medida infravalorado, de que los virus humanos se propagan con frecuencia de las personas a los animales salvajes y domésticos.

En palabras del coautor, el profesor François Balloux, del Instituto de Genética de la UCL: "Deberíamos considerar al ser humano como un nodo más de una vasta red de huéspedes que intercambian patógenos sin cesar, en lugar de un sumidero de agentes zoonósicos".

"Estudiando y controlando la transmisión de virus entre animales y humanos, en ambos sentidos, podemos comprender mejor la evolución viral y estar mejor preparados para futuros brotes y epidemias de nuevas enfermedades, al tiempo que contribuimos a los esfuerzos de conservación", remarca.

Los resultados también muestran que los saltos de hospedador viral se asocian a un aumento de los cambios genéticos, o mutaciones en los virus, en relación con su evolución continuada junto a un solo animal hospedador, lo que refleja cómo los virus deben adaptarse para explotar mejor a sus nuevos hospedadores.

Además, los virus que ya infectan a muchos animales diferentes muestran señales más débiles de este proceso adaptativo, lo que sugiere que los virus con rangos de hospedadores más amplios pueden poseer rasgos que los hacen intrínsecamente más capaces de infectar a una gama diversa de hospedadores, mientras que otros virus pueden requerir adaptaciones más extensas para infectar a una nueva especie hospedadora.

NUEVOS PROBLEMAS CON LA SEGURIDAD ALIMENTARIA

El autor principal, el estudiante de doctorado Cedric Tan, del Instituto de Genética de la UCL y el Instituto Francis Crick, explica que cuando los animales se contagian de virus humanos, no sólo pueden dañar al animal y suponer una amenaza potencial para la conservación de la especie, sino que también pueden causar nuevos problemas a los humanos, al afectar a la seguridad alimentaria, ya que puede ser necesario sacrificar grandes cantidades de ganado para evitar una epidemia, como ha venido ocurriendo en los últimos años con la cepa H5N1 de la gripe aviar.

Además, explica que, "si un virus portado por humanos infecta a una nueva especie animal, el virus podría seguir prosperando incluso si se erradica entre los humanos, o incluso evolucionar con nuevas adaptaciones antes de acabar infectando a los humanos de nuevo”. "Comprender cómo y por qué los virus evolucionan para saltar a diferentes huéspedes a través del amplio árbol de la vida puede ayudarnos a averiguar cómo surgen nuevas enfermedades víricas en humanos y animales", destaca.

La entrada en la célula suele considerarse el primer paso para que un virus infecte a un huésped. Sin embargo, el equipo descubrió que muchas de las adaptaciones asociadas a los saltos de hospedador no se encontraban en las proteínas víricas que les permiten adherirse a las células hospedadoras y entrar en ellas, lo que apunta a que la adaptación vírica al hospedador es un proceso complejo que aún no se conoce a fondo.

"Nuestra investigación sólo ha sido posible gracias a los innumerables equipos de investigación que han compartido abiertamente sus datos a través de bases de datos públicas. El reto clave, de cara al futuro, es integrar los conocimientos y las herramientas de diversas disciplinas, como la genómica, la epidemiología y la ecología, para mejorar nuestra comprensión de los saltos del hospedador", concluye la coautora Lucy van Dorp.

VOLVER ARRIBA