DOMINGO, 25 de octubre 2020, actualizado a las 0:46

DOM, 25/10/2020 | 0:46

PROFESIONALES

Una fuga en un laboratorio de China deja más de 3.000 afectados por Brucella

Las autoridades sanitarias de China han realizado test serológicos a 21.847 personas después de que se produjera una fuga de una cepa de Brucella de una planta de producción de vacunas veterinarias, y han detectado 3.245 positivos

La cepa de Brucella se escapó de una fábrica de producción de vacunas veterinarias.
La cepa de Brucella se escapó de una fábrica de producción de vacunas veterinarias.

Una fuga en un laboratorio de China deja más de 3.000 afectados por Brucella

Las autoridades sanitarias de China han realizado test serológicos a 21.847 personas después de que se produjera una fuga de una cepa de Brucella de una planta de producción de vacunas veterinarias, y han detectado 3.245 positivos

Redacción - 18-09-2020 - 14:36 H

El 28 de noviembre de 2019 se detectaron anticuerpos de Brucella en investigadores del Instituto de Investigación Veterinaria de Lanzhou, que trabajaban en una fábrica en la que se producían vacunas contra la bacteria. En ese momento se anunció que llevaría a cabo una investigación para conocer cómo se habían podido infectar con este patógeno.

Este 14 de septiembre, la Comisión de Salud de la Ciudad de Lanzhou anunció los resultados de la investigación, en la que se realizaron pruebas a un total de 21.847 personas de las que 4.646 dieron positivo en las pruebas de detección. El Centro Provincial de Control de Enfermedades volvió a realizar los test y, finalmente, se confirmó que 3.245 personas tenían anticuerpos de Brucella.

Las autoridades explican el caso, y se remontan al 26 de diciembre de 2019, cuando un equipo de investigación confirmó que, del 24 de julio al 20 de agosto de 2019, la fábrica biofarmacéutica de Lanzhou utilizó una cepa atenuada de Brucella en el proceso de producción de una vacuna veterinaria.

Sin embargo, los materiales utilizados para inactivar las bacterias no estaban en buen estado, lo que provocó una esterilización incompleta de los gases residuales de los tanques de fermentación que se utilizaban durante la producción, así como el líquido de fermentación, que contenían bacterias. 

Estas bacterias se encontraban en forma de aerosol y se expandieron con el viento. En este proceso, las personas que inhalaron Brucella generaron anticuerpos. Sobre este asunto, la Comisión de Salud insiste en que el hecho fue un accidente y la exposición fue de “poco tiempo”.

Las autoridades aclaran que los afectados no tienen brucelosis, sino solamente anticuerpos. Asimismo, aclaran que el patógeno que escapó del laboratorio era una cepa atenuada de una vacuna y, además, las dosis de exposición han sido bajas, por lo que los afectados no deberían tener síntomas.

Por otro lado, señalan que, de acuerdo con los resultados de la investigación, “las unidades y el personal pertinentes fueron responsabilizados de manera estricta y rápida de acuerdo con la ley”. Además, se revocó la licencia de producción de la vacuna contra la brucelosis y se cerró la línea de producción de vacunas con cepas de Brucella.

En la actualidad, hay un grupo de trabajo para abordar todas las secuelas derivadas de este incidente. En el plan se incluyen nuevos test y seguimiento sanitario de las personas que ya han dado positivo, así como compensaciones para los afectados, de las que se hará cargo la Planta Biofarmacéutica y que están previstas para octubre.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.