SÁBADO, 17 de agosto 2019, actualizado a las 16:26

SÁB, 17/8/2019 | 16:26

PROFESIONALES

Investigación médica y farmacéutica, una oportunidad para los veterinarios

Un grupo de ocho expertos han explicado algunas de las salidas profesionales menos conocidas, pero en las que los veterinarios son buenos candidatos, especialmente en investigación médica y farmacéutica

GALERIA
Por su formación, los veterinarios son candidatos perfectos para ocupar puestos en la investigación médica y farmacéutica.

Investigación médica y farmacéutica, una oportunidad para los veterinarios

Un grupo de ocho expertos han explicado algunas de las salidas profesionales menos conocidas, pero en las que los veterinarios son buenos candidatos, especialmente en investigación médica y farmacéutica

Redacción - 09-05-2019 - 14:12 H

La amplia formación científica y los conocimientos sobre bienestar animal del veterinario, le convierten en un candidato perfecto para trabajar en la investigación médica o en la farmacéutica. Esta es la principal conclusión de la jornada de orientación profesional celebrada en la sede del Colegio de Veterinarios de Madrid (Colvema) en la que cinco veterinarios, que desarrollan su actividad profesional en el ámbito de la investigación, ofrecieron su experiencia personal y práctica sobre las numerosas, aunque poco conocidas, oportunidades laborales para los veterinarios.

La jornada fue presentada por la vicepresidenta de Colvema Ana Pérez y la representante de la Facultad de Veterinaria de la UCM en la Junta de Gobierno de Colvema, Consuelo Serres, coordinadora de la jornada. Ambas destacaron la necesidad de realizar este tipo de jornadas para que, tanto estudiantes como recién licenciados, conozcan las numerosas salidas profesionales de la veterinaria que abarcan campos muchas veces poco conocidos para ellos, como puede ser el de la investigación tanto en medicina veterinaria como humana.

INVESTIGACIÓN EN BIOMEDICINA

El primero en intervenir fue Fernando Asensio Rubio, veterinario responsable de la unidad de cirugía experimental del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid. Para Asensio, la investigación en biomedicina depende en una parte importante de los animales de experimentación y por ello son imprescindibles los veterinarios.

Y es que Asensio señaló que hay modelos animales, tanto de animales domésticos como de primates, que se pueden aplicar fácilmente en las enfermedades humanas, lo que sirve tanto para encontrar nuevos tratamientos para enfermedades humanas como animales, ya que el 70 por ciento de las enfermedades humanas tiene origen animal.

"Si no investigamos con animales hay enfermedades que no se pueden investigar en profundidad", apuntó, y señaló como ejemplo un brote de ébola en 2006 que mató a 5.000 gorilas y que organizaciones defensores de estos animales impidieron que se investigase. "Aunque pensemos que los estamos protegiendo, al impedir que se investigue, estamos perjudicamos su salud y también la de las personas ya que por ahora no existe cura ni vacuna frente a esta mortal enfermedad", manifestó.

Como explicó el experto, el veterinario de los centros de investigación gestiona el animalario completamente, lo que aplica a animales, personal, asesoramiento a los investigadores o actuación como especialista en salud y bienestar animal. También los veterinarios desarrollan proyectos de investigación propios y están dentro de algunos grupos de investigadores médicos.

De hecho, Asensio aseguró que los veterinarios que trabajan en animalarios de los hospitales están considerados igual que un médico adjunto. Además, están integrados en los órganos del propio hospital en lo que se refiere a formación, comités de investigación, ética o bioseguridad, por lo que tienen el mismo reconocimiento que los médicos a la hora de tomar decisiones.

A continuación, Maria Villalba Orero, investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), que comenzó trabajando en cardiología clínica en caballos y ahora se dedica principalmente a la investigación estudiando los mecanismos fisiopatológicos que conducen a la insuficiencia cardiaca, explicó que los veterinarios son buenos en investigación básica porque conocen las enfermedades de los animales y saben trasladar la patología humana en el animal.

Orero explicó que muchos grupos de investigación son multidisciplinarios y hay biólogos, farmacéuticos o químicos, pero ellos cometen errores a veces con los modelos animales porque no son veterinarios. Por esto, defendió que lo que aporta el veterinario a un grupo de investigación es el conocimiento de los animales y sus enfermedades. "Además estos profesionales sanitarios poseen conocimientos de genética y garantizan el bienestar animal y ayudan a diseñar los modelos animales adecuados para poder imitar las enfermedades humanas", añadió.

ENSAYOS CLÍNICOS VETERINARIOS, PROFESIÓN DESCONOCIDA

La ponencia de Natividad Perez Villalobos versó sobre los ensayos clínicos veterinarios (ECV), una puerta abierta a una salida profesional desconocida por la gran mayoría de estudiantes y licenciados en veterinaria. “Aunque como veterinario seas amante de los animales”, explicó, “no hay que descartar investigar con animales porque precisamente como veterinarios podemos ayudar a que estos experimentos se hagan adecuadamente”.

Así, apunto que, aunque en la investigación básica es más difícil ver resultados inmediatos porque los modelos animales no es fácil que se reproduzcan en humanos, en los ensayos clínicos veterinarios sí que se ven resultados más inmediatos ya que un ensayo clínico es la parte final de una investigación, es la prueba que se hace para garantizar que un medicamento que se ha desarrollado se pueda comercializar.  

Además, apunto que es un campo con mucho futuro dado el impulso de nuevas terapias en veterinaria, el hecho de que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, que quiere que se revisen los registros antiguos, ejercer una mayor presión de inspecciones y la ejecutar un Plan de reducción del uso de Antibióticos.

Por su parte, Gema Ruiz Rodríguez, responsable de Operaciones Clínicas en PAREXEL International, explicó que realiza ensayos clínicos de laboratorio de humana. Comenzó como veterinaria clínica y luego hizo un máster en ensayos clínicos de humana y es a lo que se dedica actualmente. La experta señaló que para trabajar en su campo es necesario realizar un master específico, ser licenciado en ciencias de la salud y tener un alto nivel de inglés.

Para finalizar, Zaida Pardo Cea,  monitora de ensayos clínicos en medicina humana explicó las funciones de su perfil laboral, que es hacer pruebas con un protocolo específico para demostrar la eficacia de un fármaco. Así, el veterinario va a los centros médicos y enseña a los médicos como deben tomar las muestras o recoger los datos, ajustándose exactamente al protocolo.

También ha de comprobar que se cumpla toda la normativa específica que protege los derechos de los pacientes (consentimientos informados, vigilar que no haya estafa con pacientes inventados, etc). "Los veterinarios tenemos conocimientos científicos, médicos, una gran capacidad de trabajo y somos profesionales muy completos, por lo que poseemos el perfil más adecuado”, concluyó Pardo Cea.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.