MIÉRCOLES, 28 de octubre 2020, actualizado a las 6:42

MIÉ, 28/10/2020 | 6:42

PROFESIONALES

Faltan rastreadores: Hay 3.000 veterinarios de salud pública disponibles

Expertos advierten de que rebrotes como los de Cataluña se deben a un seguimiento deficiente del Covid-19, debido a la falta de rastreadores. Mientras tanto, no se aprovecha a los veterinarios de salud pública de la Administración

Expertos señalan que España necesitaría unos 8.500 rastreadores.
Expertos señalan que España necesitaría unos 8.500 rastreadores.

Faltan rastreadores: Hay 3.000 veterinarios de salud pública disponibles

Expertos advierten de que rebrotes como los de Cataluña se deben a un seguimiento deficiente del Covid-19, debido a la falta de rastreadores. Mientras tanto, no se aprovecha a los veterinarios de salud pública de la Administración

Redacción - 20-07-2020 - 15:02 H

En los últimos días está habiendo importantes rebrotes de coronavirus en España, especialmente en las comunidades de Cataluña y Aragón, que han tomado medidas y han vuelto a imponer el distanciamiento social en algunas ciudades.

Distintos expertos en epidemiología han criticado que la situación se ha descontrolado en Cataluña por la falta de rastreadores, los profesionales que realizan el seguimiento de contactos para imponer confinamientos y evitar que el virus se expanda.

Así, por ejemplo, el jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital Vall d'Hebron, Benito Almirante, estimaba que en Cataluña se necesitarían entre 1.000 y 1.500 rastreadores de casos de coronavirus, cuando cuentan con alrededor de 150, aunque han anunciado refuerzos de personal.

El Ministerio de Sanidad no ha impuesto hasta el momento ningún ratio de rastreadores oficial, pero en general el consenso de los expertos es que son insuficientes. Por ejemplo, el investigador de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona Alex Arenas, apunta en El País que España necesitaría unos 8.500 rastreadores, cuando según las estimaciones del periódico con datos del Ministerio de Sanidad hay unos 3.500.

Desde el sector veterinario se ha insistido en numerosas ocasiones en apostar por la salud pública y confiar en los veterinarios para la gestión de la pandemia. De hecho, el presidente de la Organización Colegial Veterinaria (OCV), Luis Alberto Calvo, recriminaba en una entrevista para Animal’s Health que las autoridades no habían contado siquiera con los profesionales que ya trabajan para la Administración.

3.000 VETERINARIOS DE SALUD PÚBLICA EN TODA ESPAÑA

En la misma línea se mostró el presidente del Sindicato Veterinario Profesional de Asturias (Sivepa), José Fernández Romojaro, que durante su intervención en la Comisión Especial de Estudio de la gestión de la crisis sanitaria Covid-19 del Principado, lamentó que España no movilizara a los 3.000 médicos veterinarios que dependen de organismos no sanitarios de la Administración, que ejercen labores de veterinaria de salud pública.

También señaló que aproximadamente otros 3.000 veterinarios, que sí dependen de autoridades sanitarias y que son la gran mayoría de los inspectores de salud pública de este país, tampoco están bien gestionados. Sólo en aquellas comunidades en que están adecuadamente integrados en sus Servicios de Salud, como es el caso de Extremadura, se aprovechó su potencial y están rastreando casos.

Las cifras aportadas por Romojaro significan que solo contando con veterinarios de salud pública de toda España se podría reforzar, al menos de manera temporal, el rastreo del coronavirus en España sin tener que recurrir, como Cataluña, a contratar a empresas externas como Ferrovial para llevar a cabo este trabajo. En esta comunidad, además, la Consejería de Salud de Cataluña no ha contado con veterinarios en su Comité de expertos para la transformación del sistema público de salud.

En el resto de España la cosa no está mucho mejor, y también se ha excluido a los veterinarios de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica, que además no están incluidos en las conclusiones.

No obstante, el presidente de la OCV anunció recientemente que los veterinarios están preparando un plan de contactos con el Ministerio de Sanidad para que los veterinarios estén plenamente integrados en el Sistema Nacional de Salud.

Precisamente en epidemiología y en salud pública serían algunos de los campos en los que los veterinarios más tendrían que aportar; especialmente ahora que, tras la crisis sanitaria, parece que por primera vez España estaría dispuesta a priorizar la medicina preventiva y la salud pública, que siempre ha estado por detrás de la medicina asistencial.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.