VIERNES, 3 de diciembre 2021, actualizado a las 20:59

VIE, 3/12/2021 | 20:59

PROFESIONALES

Expertos del Gobierno piden más ‘One Health’ para adelantarse a futuras pandemias

El Grupo de Trabajo Multidisciplinar del Ministerio de Ciencia recomienda algunas acciones urgentes para prevenir futuras pandemias de origen zoonósico y no actuar de forma reactiva como se ha hecho con el Covid-19

Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación.
Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación.

Expertos del Gobierno piden más ‘One Health’ para adelantarse a futuras pandemias

El Grupo de Trabajo Multidisciplinar del Ministerio de Ciencia recomienda algunas acciones urgentes para prevenir futuras pandemias de origen zoonósico y no actuar de forma reactiva como se ha hecho con el Covid-19

Francisco Ramón López - 21-07-2021 - 20:00 H

El Grupo de Trabajo Multidisciplinar (GTM), que asesora al Ministerio de Ciencia e Innovación y apoya al Gobierno en materias científicas relacionadas con el Covid-19 y sus consecuencias futuras, compuesto por distintos expertos de diferentes campos, ha publicado dos nuevos informes en los que analiza los aspectos medioambientales del Covid-19, poniendo de manifiesto la importancia de mejorar la investigación de patógenos en fauna silvestre o reforzar los sistemas de prevención y alerta temprana, entre otros.

Estos son puntos que coinciden ampliamente con las reivindicaciones que se han venido defendiendo desde la Organización Colegial Veterinaria y el sector de la salud animal desde que se desató la pandemia. Así, por ejemplo, señalan que si se analizan “las más de 250 pandemias sufridas por la humanidad, llama la atención que la proporción de ellas generada por patógenos de origen animal (origen zoonósico) se ha incrementado significativamente en los dos últimos siglos”.

“Un 70% de las nuevas enfermedades que han surgido en humanos en las cinco últimas décadas (enfermedades emergentes) son de origen animal, al igual que casi todas las pandemias conocidas”, apuntan, haciendo referencia a un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Según explica el GTM, “la crisis pandémica actual tiene sus orígenes en procesos naturales que se desencadenan, en la mayoría de las ocasiones, por alteraciones graves del medio ambiente. Los efectos del cambio global por deforestación y pérdida de hábitat natural, sobrepoblación en áreas silvestres, sobreexplotación de la caza y la vida silvestre, sobrepastoreo y otras actividades llevan consigo una mayor exposición del ser humano a patógenos de vida libre”.

Es por esta razón que el GTM aboga por superar los planteamientos actuales de acción ante pandemias, basados en “responder a las enfermedades después de su aparición con medidas de salud pública y soluciones tecnológicas, en particular el diseño y la distribución rápida de métodos de diagnóstico, nuevas vacunas y terapias”.

En este sentido, el grupo de expertos recomienda tomar una serie de acciones urgentes, que precisan “un mayor conocimiento de la biodiversidad a escala planetaria, una exploración e inventario más exhaustivo de la biodiversidad de microorganismos silvestres y de su potencial patogénico y una mayor comprensión de los procesos de evolución y coevolución de patógenos y hospedadores”.

Según se afirma en los informes, estas acciones requieren “investigación científica en secuenciación de genomas y documentación de variantes víricas, exploración de nuevos reservorios silvestres, identificación y seguimiento de posibles brotes pandémicos con eficientes sistemas de alerta temprana, y desarrollo de prácticas de restauración ecológica encaminadas a alcanzar inmunidad de paisaje”.

MÁS ‘ONE HEALTH’ CONTRA FUTURAS PANDEMIAS

Asimismo, entre sus propuestas está incrementar el apoyo a iniciativas ‘One Health’, para diseñar y probar nuevas estrategias de prevención de pandemias. En este sentido, llaman a fomentar la colaboración intersectorial en la interfaz entre los seres humanos, los animales y el medio ambiente entre los diferentes sectores relevantes a escalas internacional, regional y nacional.

“Deberíamos adoptar un enfoque de 'una sola salud' (One Health) en todos los niveles de toma de decisiones, desde el global hasta el más local y en todas las políticas o las esferas de la sociedad (desde las escuelas, al trabajo etc.), reconociendo las complejas interconexiones entre la salud de las personas, los animales, las plantas y nuestro entorno compartido”, destacan.

Por último, abogan por una prospección de la biodiversidad microbiana en vida silvestre, tanto para prever la aparición futura de pandemias como para desarrollar y probar nuevas vacunas y promover y apoyar la investigación científica sobre los mecanismos adaptativos en la evolución de los ‘saltos’ de patógenos entre especies hospedadoras y el origen de enfermedades zoonósicas, desde sus aspectos genómicos a la ecología de las interacciones entre especies.

ACCEDE A LA PRIMERA PARTE DEL INFORME

ACCEDE A LA SEGUNDA PARTE DEL INFORME

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.