DOMINGO, 31 de mayo 2020, actualizado a las 9:42

DOM, 31/5/2020 | 9:42

PROFESIONALES

Europa informa de los últimos casos de rabia y triquinosis

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades ha publicado los informes anuales correspondientes al año 2017 de la triquinosis y la rabia

Sede de la ECDC en Solna, Suecia
Sede de la ECDC en Solna, Suecia

Europa informa de los últimos casos de rabia y triquinosis

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades ha publicado los informes anuales correspondientes al año 2017 de la triquinosis y la rabia

Francisco Ramón López - 22-02-2019 - 15:10 H

La rabia y la triquinosis son dos enfermedades zoonóticas que afectan, por tanto, al sector veterinario y su prevención entra de lleno en el concepto ‘One Health’.  El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) realiza informes anuales de todas las dolencias que afectan a humanos, y en esta ocasión le ha tocado el turno a estas dos afecciones.

En el caso de la rabia, el informe pone de manifiesto que Europa estando libre de esta enfermedad gracias a la vacunación. Y es que en los 30 países europeos examinados solo hubo una alerta en 2017, y la persona afectada fue expuesta al virus en un país extracomunitario.

Concretamente fue Francia la que alertó de este caso, en el que un niño fue mordido por un perro durante un viaje a Sri Lanka. La ECDC recuerda otro caso en 2016, también en el país galo, en el que un hombre enfermó durante un viaje a Pakistan.

De hecho, todos los sucesos reportados por el centro siguen este mismo patrón: una persona viaja a un país extranjero y se ve expuesta al virus. Tal es el caso de un viajero holandés, que enfermó de rabia en 2013 tras exponerse a “una fuente desconocida” en Haití, el de una mujer española que fue mordida por un perro en Marruecos en 2014, la de un hombre francés infectado por la cepa canina del virus en Mali y el de una mujer holandesa mordida por otro perro en La India, también en 2014.

“Muy pocos casos de rabia en humanos se reportan anualmente en la Unión Europea”, incide el organismo, que explica que la mayoría de los Estados miembros no han tenido casos autóctonos “durante décadas”. En estas raras ocasiones las mordeduras son producidas por zorros y perros callejeros. Además, recuerdan que los murciélagos son portadores de una cepa que también se puede transmitir a humanos.

Debido a que los perros son la principal fuente de contagio, la ECDC alerta del peligro de la importación ilegal de este tipo de animales procedentes de zonas endémicas como Asia o África. Asimismo indica que el trasplante de órganos puede ser otra forma de contraer la rabia.

En el caso de ser mordido por un perro sospechoso de portar la rabia la autoridad sanitaria recomienda curar la herida, la vacunación y la inmunización pasiva con inmunoglobulina, si está indicado.

TRIQUINOSIS

En el caso de la triquinosis, una enfermedad que se transmite por el consumo de carnes crudas o mal cocinadas parasitadas con larvas de Trichinella — frecuentemente de cerdo o jabalí —, la ECDC sí que reportó un número considerable de casos en 2017: 224, un incremento del 50% en comparación con 2016.

La tasa de prevalencia de la enfermedad fue de 0,03 casos por cada 100.000 habitantes y el 73,8% de los casos confirmados fueron en Bulgaria, Rumanía y Croacia. En el caso de Bulgaria, de hecho, la tasa subió hasta los 0,77 casos por cada 100.000 habitantes, seguida de Croacia (0.51), Lituania (0,32) y Rumanía (0.24). Francia, Polonia e Italia también reportaron brotes en este periodo.

En comparación con 2016, las tasas de notificación aumentaron en nueve países. Mientras que en otros como en España o Suecia hubo una disminución. En el caso de Portugal se reportó el primer caso de triquinosis desde el inicio de la vigilancia a nivel europeo en 2007 y Grecia reportó el primer caso desde 2010.  De los 91 casos confirmados con información disponible, en el 84.6% se contrajo la enfermedad en el propio país.

La Unión Europea exige pruebas de Trichinella en todos los cerdos, jabalíes, caballos y otras especies de animales de granja o silvestres susceptibles de ser sacrificados en el matadero, sin embargo, la legislación varía en cada país en el caso del sacrificio en casa. La carne de caza es otra de las fuentes de infección por este parásito

De las dos variedades de Trichinella, la spiralis y la britovi, la primera está distribuida en mayor medida por el norte de Europa, mientras que la segunda es endémica del este, aunque la ECDC señala que el incremento de jabalíes, zorros y perros asilvestrados la está extendiendo a otras zonas.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.