DOMINGO, 26 de mayo 2024

DOM, 26/5/2024

PROFESIONALES

“En Europa estamos muy limitados en tratamientos contra el cáncer en mascotas”

España está entre los países del mundo que más fármacos oncológicos consume en veterinaria a pesar de la escasez de medicamentos específicos para animales de compañía que sufre Europa

De izda a dcha: Los especialistas en oncología veterinaria Juan Francisco Borrego y Pachi Clemente.
De izda a dcha: Los especialistas en oncología veterinaria Juan Francisco Borrego y Pachi Clemente.

“En Europa estamos muy limitados en tratamientos contra el cáncer en mascotas”

España está entre los países del mundo que más fármacos oncológicos consume en veterinaria a pesar de la escasez de medicamentos específicos para animales de compañía que sufre Europa

Jorge Jiménez - 30-11-2022 - 16:32 H - min.

El cáncer está convirtiéndose en una de las patologías a las que los veterinarios tienen que enfrentarse más frecuentemente en las clínicas. Y es que, la mejora en la calidad de vida de los animales de compañía ha aumentado la esperanza de vida de las mascotas y ha provocado la aparición de un mayor número de casos de cáncer.

De hecho, a partir de los 10 años, la mitad de los perros que fallecen lo hace por cáncer, que ya es la principal causa de muerte en el 25% de la población canina total, un hecho que ha aumentado el interés entre los veterinarios por la formación en esta enfermedad.

No obstante, a pesar de que el cáncer se ve cada vez más en las clínicas, los veterinarios no disponen de muchos medicamentos específicos para animales, tal y como explica en declaraciones para Animal’s Heath el veterinario Juan Francisco Borrego Massó, reconocido especialista en cáncer de animales de compañía y diplomado por el Colegio Americano de Medicina Interna Veterinaria en la especialidad de Oncología.

“Desgraciadamente estamos muy limitados en Europa en muchos de los tratamientos contra el cáncer en mascotas, que sí están disponibles en Estados Unidos, por ejemplo”, reconoce el experto, que remarca que en el caso de EE.UU. el mercado de oncología es “mucho más grande” y toda la inversión de las compañías farmacéuticas en desarrollar fármacos novedosos para tratar el cáncer en mascotas se produce allí.

En este sentido, Borrego señala que este interés de las farmacéuticas por el mercado americano se debe a que en el país están más avanzados tanto los tratamientos como la percepción de que hay que tratar la enfermedad.

En Europa todavía nos queda mucho por trabajar en este aspecto, aunque España, en concreto, está entre los 5 países del mundo que más fármacos oncológicos consumen en veterinaria, porque la población está muy concienciada y los veterinarios prescriben muchos fármacos a pesar de tener pocas opciones”, subraya Borrego.

En cuanto al número de medicamentos oncológicos específicos para animales que existen en Europa, Borrego apunta a que son un total de 4 fórmulas destinadas a perros, mientras que en EE.UU. disponen de algunos más que todavía no han llegado aquí, porque no han pasado aún los trámites de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

Eso sí, Borrego asegura que hay compañías que están volcadas actualmente en desarrollar fármacos para que se aprueben “a ambos lados del océano”, y confía en que en los próximos 5-10 años empiecen a llegar más medicamentos oncológicos específicos para mascotas.

¿CÓMO SUPLEN LOS VETERINARIOS LA FALTA DE MEDICAMENTOS ONCOLÓGICOS PARA ANIMALES?

Ante la escasez de medicamentos específicos para tratar el cáncer en animales, los veterinarios tienen varias opciones para poder tratar a sus pacientes. En este sentido, según explica Pachi Clemente, diplomado por el Colegio Americano de Medicina Interna Veterinaria en la especialidad de Oncología, los veterinarios pueden utilizar fármacos de humana, siempre que no exista su equivalente en veterinaria; o, en determinados casos, importarlos de otros países.

“Lo que solemos utilizar en algunos casos son medicamentos de humana que pedimos en la farmacia”, recuerda el experto, que destaca que los veterinarios tienen que recurrir a la prescripción en cascada para poder utilizar estos fármacos.

Respecto a la prescripción en cascada, Clemente advierte que, con la entrada en vigor el 28 de enero de este año del reglamento (UE) 2019/6 de medicamentos veterinarios, han cambiado las cosas. Así, ahora los fármacos veterinarios tienen prioridad en su prescripción sobre los medicamentos de uso humano, siempre que se produzcan en un estado europeo, mientras que antes los fármacos de otros estados estaban al mismo nivel de preferencia que los fármacos de humana.

De esa manera, con la nueva legislación, un veterinario debería prescribir un medicamento de uso veterinario, aunque se produzca en otro país de la Unión Europea, antes que un fármaco de uso humano que se produzca en España.

En cuanto a la diferencia en el desarrollo de los medicamentos oncológicos veterinarios en Europa y EE.UU., Clemente indica que las autoridades americanas llevan a cabo procedimientos que permiten aprobaciones más rápidas de los fármacos.

“En EE.UU. pueden tener lo que se conoce como ‘licencia condicional’, que les autoriza a utilizar el medicamento para una indicación en concreto, durante un periodo variable entre 1 y 5 años para confirmar los datos preliminares”, detalla, señalando que este tipo de licencia es un mecanismo que permite acortar tiempos y poder sacar lo antes posible al mercado “medicamentos que pueden ayudar”.

Es decir, en vez de esperar años a tener un medicamentopotencialmente muy útil” porque no existen datos al respecto, gracias a los datos preliminares, las autoridades de EE.UU. conceden una licencia condicional que permite usar el fármaco e ir acumulando nuevos datos.

“Cuando acaba ese periodo transitorio, de entre 1 y 5 años, y se confirman los resultados que se esperaban se concede la licencia definitiva. En caso contrario el medicamento se retira”, puntualiza. No obstante, estos fármacos con licencia condicional, recalca Clemente, no pueden ser importados a España, ya que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) no lo permite.

La importación de fármacos para tratar el cáncer en mascotas, según asegura Clemente, no encarece el tratamiento, pero sí que aumenta la carga burocrática. Y es que, los veterinarios tienen que obtener un permiso de importación de la Aemps, justificando cada caso en concreto.

LA OPINIÓN DE LA INDUSTRIA ANTE LA FALTA DE MEDICAMENTOS ONCOLÓGICOS VETERINARIOS

Además del punto de vista de expertos españoles en oncología veterinaria, Animal’s Health ha querido conocer la visión de la industria de la sanidad animal al respecto, para lo que ha contactado con uno de los pocos laboratorios en el mundo especializados en este tipo de tratamientos, Chemovet.

Desde la empresa veterinaria referente en oncología explican que en la actualidad los laboratorios veterinarios que desarrollan este tipo de medicamentos tienen como mayores competidores a los laboratorios de oncología de medicina humana y sus canales de comercialización no autorizados en algunos países, que llegan a las clínicas veterinarias con productos sin registro veterinario.

Asimismo, desde la compañía recalcan la importancia de que los medicamentos estén diseñados específicamente para pacientes veterinarios, teniendo siempre en cuenta parámetros fisiológicos, patológicos y límites de tolerancia de fármacos quimioterápicos para animales de compañía.

En definitiva, se muestran a favor del impulso de la industria veterinaria oncológica de mascotas, para que los veterinarios tengan herramientas específicas a la hora de tratar a los pacientes que lleguen a sus consultas.

VOLVER ARRIBA