DOMINGO, 19 de mayo 2024

DOM, 19/5/2024

PROFESIONALES

Un estudio no descarta la transmisión directa de gripe aviar entre lobos marinos

Una investigación tras un episodio de mortalidad masiva en lobos marinos en Perú sugiere que el virus de la gripe aviar se ha podido adaptar a los mamíferos y haberse transmitido de mamífero a mamífero

Imagen de un lobo marino varado en Perú.
Imagen de un lobo marino varado en Perú.

Un estudio no descarta la transmisión directa de gripe aviar entre lobos marinos

Una investigación tras un episodio de mortalidad masiva en lobos marinos en Perú sugiere que el virus de la gripe aviar se ha podido adaptar a los mamíferos y haberse transmitido de mamífero a mamífero

Francisco Ramón López - 15-02-2023 - 14:13 H - min.

Recientemente, las autoridades de Perú alertaban de una alta mortalidad en lobos marinos en sus costas, y confirmaban que habían detectado la gripe aviar en algunos de ellos. Ahora, un grupo de investigadores de la Universidad Nacional del Comahue, la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado de Perú ha publicado un estudio, aún en preprint, en el que detallan este evento epidemiológico.

“Reportamos la primera infección y mortalidad masiva a nivel mundial asociada con el virus de la influenza aviar altamente patógena (H5N1) en lobos marinos del Perú. La vía de transmisión de H5N1 puede haber sido a través del contacto cercano de lobos marinos con aves silvestres infectadas. No podemos descartar la transmisión directa entre lobos marinos”, advierten los investigadores.

Para los autores, “la gran biomasa de aves silvestres infectadas puede haber dado lugar a un evento indirecto que afectó a los depredadores y carroñeros, incluidos los mamíferos marinos que cohabitan con ellos, como se informó en otras partes del mundo”.

Concretamente, en este artículo reportan la muerte de 634 lobos marinos (principalmente de la especie Otaria flavescens y unos pocos Arctocephalus australis) en las costas peruanas durante 5 semanas, y detallan los análisis que acreditan su infección por el virus de la gripe aviar.

En este sentido, apuntan que los animales desarrollaron una enfermedad mortal asociada que produjo una mortalidad masiva en varias regiones de la costa peruana. “La mortalidad masiva de lobos marinos descrita es compatible con influenza aviar de alta patogenicidad sistémica que resultó en encefalitis aguda y neumonía”, señalan.

Y es que recuerdan que se conocen casos específicos de infección y mortalidad de mamíferos marinos por gripe aviar con características clínicas y anatomopatológicas similares. Por ejemplo, 1.400 focas de puerto (Phoca vitulina) fueron encontradas muertas en Alemania y los ejemplares a los que se les realizó la necropsia mostraron pulmones congestivos y neumonía intersticial debido a gripe aviar altamente patógena.

“Sin embargo, hasta donde sabemos, este es el primer informe confiable de mortalidad masiva por enfermedad asociada a gripe aviar en lobos marinos, y el primer informe de mortalidad de mamíferos silvestres en América del Sur”, aseguran.

“ESTOS ALTOS NIVELES DE MORTALIDAD SON PREOCUPANTES”

Como comentaban, la fuente de la infección que afectó a estos lobos marinos “fue muy probablemente la gran cantidad de aves/cadáveres infectados en la costa peruana”. “Los lobos marinos pueden infectarse por contacto cercano con estos cadáveres e incluso a través de su consumo. Sin embargo, la vía de transmisión sigue siendo desconocida hasta ahora”, admiten.

“Estos altos niveles de mortalidad en un animal social son preocupantes. No podemos excluir la transmisión directa entre lobos marinos debido a su crianza en colonias y porque muchos animales morían simultáneamente en grupos”, insisten.

Para reforzar su hipótesis, mencionan la investigación en visones de Galicia, que supuso el primer reporte de infección de mamífero a mamífero. “No podemos descartar que el virus se haya adaptado a los mamíferos y que la transmisión entre lobos marinos en Perú haya comenzado; esto debe ser investigado con urgencia”, advierten.

Para los autores, la mortalidad masiva de animales que pueden pesar alrededor de 350 kilos produce una enorme biomasa de tejido infectado, lo que podría perpetuar la transmisión de la gripe aviar y otros patógneos. “Esto podría tener graves consecuencias para el ecosistema y la salud humana”, afirman.

Dicho esto, consideran que se requiere más investigación para abordar la vía de transmisión en los mamíferos sociales. “Esto es particularmente importante en nuestro caso, dadas las complejidades del brote peruano de H5N1; es decir, mortalidad severa de aves silvestres, posible contagio de aves silvestres a mamíferos, animales muertos en playas con presencia humana e interacción con animales infectados”, indican.

“Nos gustaría llamar la atención sobre el hecho de que en esta región geográfica del mundo es común la interacción humano-animal infectado, por lo que los contagios podrían comenzar a aumentar —ya hay un caso de una niña de 9 años en Ecuador— y esto debe abordarse si queremos evitar el riesgo de una pandemia a través de la emergencia evolutiva”, concluyen.

VOLVER ARRIBA