VIERNES, 9 de diciembre 2022, actualizado a las 13:56

VIE, 9/12/2022 | 13:56

PROFESIONALES

España está entre los 3 países europeos más afectados por tuberculosis zoonósicas en humanos

En España los casos de tuberculosis por Mycobacterium bovis y caprae en humanos son esporádicos, debido al uso de la pasteurización de los productos lácteos y a la eficacia de los programas de erradicación

Los programas de control y de erradicación han permitido disminuir o eliminar la tuberculosis en el ganado bovino y en el ser humano.
Los programas de control y de erradicación han permitido disminuir o eliminar la tuberculosis en el ganado bovino y en el ser humano.

España está entre los 3 países europeos más afectados por tuberculosis zoonósicas en humanos

En España los casos de tuberculosis por Mycobacterium bovis y caprae en humanos son esporádicos, debido al uso de la pasteurización de los productos lácteos y a la eficacia de los programas de erradicación

Francisco Ramón López - 11-10-2022 - 14:18 H - min.

Recientemente, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación publicó su informe de zoonosis, relativo a 2020, que ahora incluye el epígrafe ‘una sola salud’, para reforzar el carácter ‘One Health’ del documento.

En él se recogen los casos en humanos y animales de numerosas enfermedades zoonósicas, entre ellas la tuberculosis. Sobre esta enfermedad, en España, en 2020, se notificaron 30 casos por Mycobacterium bovis, frente a los 26 de 2019. La tasa de notificación, excluyendo los casos importados (5), ese año fue del 0,053 por 100.000 habitantes, por debajo de años anteriores.

El MAPA explica que a lo largo de los años, la tasa se ha mantenido relativamente constante, excepto en el año 2017, cuando ascendió hasta el 0,09, disminuyendo a partir de 2018. “Es importante tener presente que los datos para casos humanos en 2020 no son los definitivos, ya que no todas las comunidades autónomas han declarado y/o consolidado la información”, apuntan.

En 2020 en la Unión Europea, 9 Estados Miembros notificaron un total de 88 casos confirmados de tuberculosis. De ellos, 86 fueron debidos a M. bovis detectados en los nueve países y 2 a M. caprae detectados sólo en Alemania.

La tasa de notificación fue de 0,02 por 100.000 habitantes. Con respecto a 2019, la tasa obtenida supone un descenso del 32,2% si se tienen en cuenta los datos procedentes de Reino Unido o del 25,8% si no se contabilizan los mismos. Los países con las tasas más elevadas fueron Irlanda (0,06), Suecia (0,06) y España (0,05).

El informe advierte que en 2020 se produjo la pandemia de Covid-19 y la salida de Reino Unido de la UE, lo que provocó una infranotificación. Por ello, ambas circunstancias deben tenerse en cuenta durante la lectura de los datos para evitar una mala interpretación de los resultados, especialmente en la comparación con años previos.

El informe explica que, en general, los casos debidos a M. bovis y M. caprae fueron una pequeña proporción (0,3%) del total de los casos de tuberculosis notificados por los 25 Estados Miembros, en los que se realizó la identificación de la especie del complejo M. tuberculosis.

En el análisis de los datos, en 2020, los países calificados como oficialmente libres de tuberculosis bovina presentaron una tasa de enfermedad en humanos del 0,02, igualando a la obtenida en los países no oficialmente libres. Con respecto a los cuatro años anteriores, la tasa de notificación del año 2020 fue la más baja.

50 ESPECIES DIFERENTES DE MYCOBACTERIUM

La tuberculosis es una enfermedad zoonósica causada por microorganismos del género Mycobacterium que consta de un total de 50 especies diferentes, entre las que hay bacterias oportunistas, saprofitas y patógenas primarias.

Las especies que producen la enfermedad en el ser humano son, principalmente, M. tuberculosis, M. africanum y M. bovis. El resto de especies del complejo M. tuberculosis se aíslan fundamentalmente en los animales, aunque se ha visto que pueden transmitirse y producir enfermedad en el ser humano en determinadas ocasiones.

En los países de renta alta, los programas de control y de erradicación han permitido disminuir o eliminar la enfermedad en el ganado bovino y en el ser humano. Sin embargo, los reservorios en la fauna silvestre suponen siempre un riesgo y dificultan su total erradicación. En 2020, la tuberculosis debida a M. bovis fue la decimosegunda zoonosis más frecuente en la UE.

La tuberculosis puede afectar a casi cualquier órgano del ser humano, sin embargo, la forma pulmonar es la manifestación más frecuente de la enfermedad. Las tres especies que afectan al hombre se agrupan en el llamado complejo Mycobacterium tuberculosis.

En España, la especie más común es M. tuberculosis, ya que M. africanum y M. canetti están ligados fundamentalmente a la inmigración y M. bovis y M. caprae se mantienen en forma de casos esporádicos debido al uso de la pasteurización de los productos lácteos y al programa de erradicación que se aplica en bovino y, en determinadas situaciones, en el ganado caprino.

La principal vía de contaminación o transmisión es la aérea. Las personas infectadas liberan bacilos en los aerosoles procedentes de toses y estornudos. De manera puntual, la enfermedad también se puede transmitir por contacto directo de material infectado con mucosas o heridas en la piel. En aquellas áreas donde existe la tuberculosis bovina, el ganado vacuno debe ser tenido en cuenta como posible fuente de infección.

La sintomatología es muy variada. En algunas ocasiones, la infección cursa de manera asintomática. Los síntomas pueden aparecer al poco tiempo de la infección o después de muchos años debido a un descenso puntual en el estado inmunitario de la persona. Asimismo, la sintomatología puede ser localizada o diseminada, afectando a los ganglios, piel, huesos, articulaciones, vías respiratorias, meninges, etc.

VOLVER ARRIBA