DOMINGO, 16 de mayo 2021, actualizado a las 3:56

DOM, 16/5/2021 | 3:56

PROFESIONALES

¿Es peligroso para la salud alimentarse con insectos?

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha publicado un resumen informativo basado en un informe de la FAO sobre la seguridad alimentaria de los insectos comestibles

Desde la FAO señalan que se establecerían unos límites máximos de residuos de medicamentos veterinarios para los insectos destinados a la alimentación.
Desde la FAO señalan que se establecerían unos límites máximos de residuos de medicamentos veterinarios para los insectos destinados a la alimentación.

¿Es peligroso para la salud alimentarse con insectos?

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha publicado un resumen informativo basado en un informe de la FAO sobre la seguridad alimentaria de los insectos comestibles

Redacción - 19-04-2021 - 17:06 H

Tras la reciente publicación por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) del informe ‘Observando los insectos comestibles desde una perspectiva de seguridad alimentaria’, desde la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), han redactado un resumen informativo al respecto.

En el resumen la Aesan indica que los insectos comestibles pueden diversificar las dietas, mejorar los medios de vida, contribuir a la seguridad alimentaria y nutricional y tener una menor huella ecológica en comparación con otras fuentes de proteínas.

El documento reconoce las diferentes oportunidades que brinda el sector de los insectos comestibles, y analiza las implicaciones para la seguridad alimentaria asociadas con la producción y el consumo de insectos.

Asimismo, considera algunos peligros potenciales para la seguridad alimentaria de los insectos comestibles: biológicos (bacterias, virus, hongos, parásitos), químicos (micotoxinas, plaguicidas, metales pesados, antimicrobianos) y físicos. También se discute el potencial de riesgos alergénicos y se presentan los marcos regulatorios que rigen los insectos comestibles en varias regiones.

MARCO REGULATORIO PARA EL CONSUMO DE INSECTOS

En esta publicación, se debaten los marcos regulatorios que gobiernan los insectos comestibles en diferentes regiones del mundo. Además, el documento destaca algunos de los desafíos, como las brechas en la investigación y el aumento de la producción que el sector de los insectos deberá superar para tener un alcance más global.

Los destinatarios de esta publicación son los profesionales de la seguridad alimentaria, los encargados de formular políticas, los investigadores, los productores de insectos, así como los consumidores. Y es que apuntan que salvo en algunas regiones, hay una ausencia de marcos regulatorios internacionales para apoyar la producción, la evaluación de riesgos, las medidas de control de calidad y la comercialización de insectos. La Aesan también explica los procedimientos para autorizar estos alimentos.

"Las evaluaciones de seguridad realizadas por EFSA son un paso necesario en la regulación de nuevos alimentos en Europa, ya que el asesoramiento científico respalda la toma de decisiones a la hora de posibilitar la comercialización de estos productos en el mercado europeo", señalan en este punto.

LÍMITES MÁXIMOS DE MEDICAMENTOS VETERINARIOS EN INSECTOS

Por otro lado, el documento de la FAO recogido por Aesan analiza los riesgos nutricionales que conlleva el consumo de insectos. En este sentido se indica que los alimentos a base de insectos pueden presentar riesgos alérgenos potenciales para los consumidores, en particular para aquellos que son alérgicos a los crustáceos, debido a la reactividad cruzada.

Respecto a los riesgos biológicos, el texto indica que el riesgo de transmitir infecciones zoonósicas a los humanos a través de insectos comestibles parece bajo, pero este tema requiere una mayor investigación para aclarar los riesgos potenciales para los alimentos y los piensos.

En cuanto a los riesgos clínicos, “los insectos criados en residuos agrícolas pueden estar expuestos a micotoxinas, productos para la protección de cultivos como pesticidas y otros peligros químicos como metales tóxicos y dioxinas". "Si se utiliza estiércol de ganado y aves de corral para la cría de insectos, pueden estar expuestos a antimicrobianos y pesticidas”, señala el documento de la Aesan.

“Al margen de los medicamentos veterinarios que se utilizan para el tratamiento y prevención de las enfermedades que afectan a las abejas productoras de miel para consumo humano, existe escasa bibliografía sobre el uso de antimicrobianos para el tratamiento de infecciones microbiológicas y parasitarias de insectos para comestibles. No obstante, es posible que la cría en granjas requiera de la realización de algún tipo de tratamiento como medida de contingencia para controlar los problemas microbiológicos”, se apunta en el informe.

No obstante, concluyen que como ya sucede con el resto de animales productores de alimentos, se establecerían unos límites máximos de residuos de medicamentos veterinarios y procedimientos pertinentes para gestionar este posible riesgo.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.