MARTES, 28 de septiembre 2021, actualizado a las 16:39

MAR, 28/9/2021 | 16:39

PROFESIONALES

Encuentran nuevas dianas terapéuticas en tumores cerebrales en perros

Un nuevo estudio ha descubierto que la variación de los niveles de células inmunitarias en los tumores cerebrales caninos podría proporcionar dianas terapéuticas

El tiempo medio de supervivencia para perros con glioma tratados con radioterapia varía de 9 a 14 meses.
El tiempo medio de supervivencia para perros con glioma tratados con radioterapia varía de 9 a 14 meses.

Encuentran nuevas dianas terapéuticas en tumores cerebrales en perros

Un nuevo estudio ha descubierto que la variación de los niveles de células inmunitarias en los tumores cerebrales caninos podría proporcionar dianas terapéuticas

Redacción - 20-08-2021 - 09:29 H

Un nuevo estudio revela que los gliomas de alto grado, o tumores cerebrales, en perros contenían más células inmunes asociadas con la supresión de la respuesta inmune que los gliomas de bajo grado.

El trabajo, que es el examen más extenso de la infiltración de células inmunes en el glioma canino hasta la fecha, se suma a la evidencia de que estos tumores cerebrales podrían reclutar células que ayuden en la inmunosupresión. Los hallazgos podrían tener implicaciones para futuros tratamientos de glioma basados en inmunoterapia tanto en humanos como en perros.

Las células gliales son células de apoyo ubicadas en todo el cerebro y la médula espinal. Cuando esas células se vuelven cancerosas, el tumor resultante se llama glioma. En los perros, los gliomas son el segundo tipo de tumor más común en el sistema nervioso central y representan aproximadamente el 35% de todos los cánceres intracraneales.

El tiempo medio de supervivencia para perros con glioma tratados con radioterapia varía de 9 a 14 meses, que es similar al tiempo medio de supervivencia de 14 meses para los seres humanos tratados con una combinación de cirugía, radiación y quimioterapia.

Hay tres tipos de glioma canino: oligodendroglioma, astrocitoma o glioma indefinido. Cada uno de estos subtipos se puede clasificar además como de grado bajo o alto en función de ciertas características microscópicas. Aunque el subtipo y el grado de glioma afectan la supervivencia y la elección del tratamiento en humanos, actualmente se desconoce si lo mismo ocurre con los perros.

La inmunoterapia aprovecha el poder del sistema inmunológico del cuerpo para atacar al cáncer. Aunque la inmunoterapia ha demostrado ser prometedora en ciertos tipos de cánceres, no ha tenido éxito en el glioma en humanos, posiblemente porque se ha demostrado que los gliomas inhiben el sistema inmunológico para facilitar el crecimiento tumoral. Los investigadores están tratando de comprender mejor la interacción entre el glioma y el sistema inmunológico con la esperanza de mejorar los resultados terapéuticos.

“Si queremos seguir con la inmunoterapia para el glioma, primero debemos comprender cómo estos tumores interactúan con el sistema inmunológico”, señala Gregory Krane, primer autor de la investigación y patólogo veterinario.

LOS RESULTADOS AMPLÍAN LA HIPÓTESIS DE INMUNOSUPRESIÓN

Asimismo, apunta que “hay muchas características compartidas entre el glioma canino y humano, lo que hace que la investigación del sistema inmunológico en el glioma canino sea un buen enfoque para abordar preguntas sobre este cáncer tanto en humanos como en perros”.

Durante el estudio, el equipo de investigación examinó 73 gliomas diferentes obtenidos de pacientes veterinarios atendidos en el NC State College of Veterinary Medicine entre 2006 y 2018.

Utilizando el marcado inmunohistoquímico y el análisis de imágenes computarizado, el equipo identificó el número de cada tipo de célula inmunitaria en cada tumor: linfocitos B, linfocitos T, linfocitos T reguladores (Treg) y macrófagos.

El equipo encontró un mayor número de Treg y macrófagos polarizados en tumores de grado alto versus bajo, pero no hubo diferencias para otras células inmunes entre diferentes tipos o grados de tumores. “Las Treg inhiben aspectos de la respuesta inmune”, asegura Krane.  

Por otro lado, añade que, “en individuos sanos, esto previene la enfermedad autoinmune. Pero los cánceres pueden reclutar y activar Tregs para evitar que el sistema inmunológico ataque al tumor. Encontramos que Tregs eran más abundantes en gliomas de alto grado que en gliomas de bajo grado. Presumimos que Tregs puede estar involucrado en la inmunosupresión mediada por glioma, aunque eso requerirá más investigación”.

El equipo de investigación también contó el número de macrófagos en cada tumor, que se puede polarizar en cualquier extremo de un espectro denominado polarización M1 o M2. En general, los macrófagos polarizados en M1 son proinflamatorios y antitumorales, y los macrófagos polarizados en M2 son lo opuesto.

A este respecto, los investigadores descubrieron que la población de macrófagos en los gliomas de alto grado tendía a polarizarse hacia el fenotipo M2.

“Estos datos de polarización de macrófagos pueden ampliar la hipótesis de inmunosupresión del glioma al proporcionar otro mecanismo por el cual los gliomas pueden inhibir el sistema inmunológico en el perro”, destaca Krane.

Y es que, Krane se muestra esperanzado de que este estudio pueda conducir a una mejor comprensión de cómo los gliomas afectan al sistema inmunológico y, finalmente, a mejorar las inmunoterapias para el glioma.

“Usar al perro como modelo preclínico para comprender la respuesta inmune al glioma podría conducir a tratamientos que ayudarían tanto a los perros como a las personas”, indica Krane, que además señala que “aunque se necesita más trabajo, los datos brindan cierto apoyo para utilizar pacientes caninos con glioma para evaluar terapias dirigidas a las Treg o la polarización de macrófagos diseñadas para su uso en humanos”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.