LUNES, 10 de diciembre 2018, actualizado a las 5:30

LUN, 10/12/2018 | 5:30

MADRID

PROFESIONALES

Así nació la primera farmacia veterinaria autorizada en España

La primera farmacia veterinaria física de España pertenece a María Esther Guerrero y le costó cuatro años abrirla

GALERIA

Así nació la primera farmacia veterinaria autorizada en España

La primera farmacia veterinaria física de España pertenece a María Esther Guerrero y le costó cuatro años abrirla

Fernando Núñez Benítez - 23-03-2018 - 14:00 H

En España únicamente pueden vender fármacos las farmacias, según la ley. En este sentido, en nuestro país la primera farmacia física que se creó es la que pertenece a María Esther Guerrero.

Según cuenta la propietaria en declaraciones para Animal’s Health, “existen más farmacias de este tipo por internet pero están totalmente prohibidas. Legalmente yo soy la primera”. 

Los veterinarios que ceden medicamentos en sus clínicas lo hacen con un IVA del 21%, sin embargo en una farmacia veterinaria el IVA es del 10%. La farmacéutica indica que este IVA es asumido por los clientes y no lo saben.

Guerrero cuenta que le costó mucho poder abrir la farmacia, “fuimos los primeros y ni siquiera los ministerios estaban bien informados, me mandaban de un ministerio a otro, hasta que di con la persona que llevaba las inspecciones y me guió. Fue bastante complicado llegar a donde he llegado, cuatro años.”

Para llegar hasta conseguir abrir su propia farmacia la farmacéutica se formó “con cursos de auxiliar de veterinaria mientras trabajaba en farmacia de humanos, y los propios profesores de los cursos que hice me contrataron para asesoramiento farmacéutico en sus clínicas y ahí es donde cogí muchísima experiencia”.

Ahora está pensando en abrir alguna farmacia más tras la buena acogida que está teniendo, “nosotros estamos abiertos a montar una franquicia, pero es bastante complicado encontrar a alguien que sepa de veterinaria”.

Y es que, para poder abrir una farmacia veterinaria el titular debe ser un farmacéutico. El problema es que las Facultades de Farmacia no tratan esta especialización, y como consecuencia no salen farmacéuticos de la universidad con conocimientos en veterinaria, algo que la propia Guerrero comprobó cuando tuvo que contratar a alguien por maternidad. El farmacéutico que contrató tuvo que ser sustituido al cabo de los días por un veterinario.

“Yo he dado algunas conferencias por facultades, pero en la facultad de farmacia no hay ninguna asignatura ni máster que pueda guiarte hasta aquí. Hay algún curso pero son bastante malos”, explica la farmacéutica.

Esta emprendedora se alzó con el premio CEU emprendedores en este último año. En declaraciones a Animal’s Health reconoce que funciona bastante bien y que una de sus características que la diferencian es la rapidez con la que puede conseguir los productos y presume de tener todo tipo de clientes, “desde ganadores hasta apicultores”, afirma.

FARMACIA VETERINARIA DE MARÍA ESTHER GUERRERO

  • GALERIA

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.