DOMINGO, 25 de agosto 2019, actualizado a las 14:48

DOM, 25/8/2019 | 14:48

PROFESIONALES

En 2018 se redujeron los varamientos de cetáceos y tortugas marinas

Un informe destaca que en 2018 se redujo el número de varamientos de cetáceos en las costas andaluzas en un 14,5% y los de tortugas marinas en un 42%. Los veterinarios son los encargados de atender a estos animales

GALERIA
Estudiantes de veterinaria de la Facultad de la Universidad CEU Cardenal Herrera participan en la necropsia de un calderón.

En 2018 se redujeron los varamientos de cetáceos y tortugas marinas

Un informe destaca que en 2018 se redujo el número de varamientos de cetáceos en las costas andaluzas en un 14,5% y los de tortugas marinas en un 42%. Los veterinarios son los encargados de atender a estos animales

Redacción - 13-08-2019 - 15:11 H

Desgraciadamente es relativamente común conocer los casos de delfines y otros cetáceos que quedan varados en las costas españolas. Los  veterinarios que trabajan en centros de recuperación son los encargados salvarlos o de llevar a cabo las necropsias para conocer las causas de estas muertes y buscar soluciones.

Tal es el reconocimiento al sector veterinario en este asunto, que en la 87 Asamblea General de Delegados Nacionales celebrada por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) el Instituto Universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (IUSA-ULPGC), dirigido por el veterinario Antonio Fernández, fue nombrado como centro colaborador para la sanidad de los mamíferos marinos.

El último Informe Regional sobre Gestión Sostenible del Medio Marino de Andalucía destaca que las costas andaluzas registraron durante 2018 los varamientos de 130 cetáceos y 49 tortugas marinas, lo que supone un 14,5% y un 42% menos, respectivamente, que en 2017,

Los datos, en caso de las tortugas marinas, reflejan que el pasado año fue en el que menos varamientos se produjeron en la costa andaluza, mientras los 130 casos de cetáceos se sitúan también por debajo de la media anual de la última década.

El informe recoge que durante los últimos once años los veterinarios que trabajan en los centros de recuperación de la Consejería de Medio Ambiente Andaluza han atendido un total de 3.072 varamientos, de los cuales 1.665 correspondieron a cetáceos (54%) y 1.407 (46%) a tortugas marinas.

Las especies varadas con más frecuencia son el delfín listado, el 42 %; el delfín común, 22% y el delfín mular, 8,5%, aunque hay que tener en cuenta aquellos delfínidos que, por el avanzado estado de descomposición que presentaron, no pudieron ser identificados (13%) pero eran compatibles con delfines listados o delfines comunes.

La estadística registra además los varamientos de especies muy inusuales como un cachalote enano, dos rorcuales tropicales y un ejemplar de zifio de True, el primero de esta especie en Andalucía.

MIL KILÓMETROS DE COSTA

Respecto a los motivos del descenso, el informe los considera complejos al presentar la costa andaluza (unos 1.000 kilómetros) tres áreas diferenciadas en cuanto a ecología y presencia de amenazas: Golfo de Cádiz-sudatlántico; área del Estrecho y Mar de Alborán; y Levante almeriense.

En el Golfo de Cádiz se mantiene esta tendencia a la baja, mientras en el Levante no es perceptible y en el Estrecho-Alborán las fluctuaciones son muy altas.

Las corrientes – asegura el informe – juegan un papel fundamental en la llegada de tortugas muertas a la costa y en esta zona las dominantes son de este a oeste, por lo que el origen de estos animales muertos podría ser también portugués.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.