SÁBADO, 7 de diciembre 2019, actualizado a las 7:10

SÁB, 7/12/2019 | 7:10

PROFESIONALES

El veterinario, clave en las inspecciones durante Semana Santa

Dado el aumento del consumo durante estas fechas, las inspecciones sanitarias a establecimientos hosteleros se incrementan. Buena parte de ellas son llevadas a cabo por veterinarios

GALERIA

El veterinario, clave en las inspecciones durante Semana Santa

Dado el aumento del consumo durante estas fechas, las inspecciones sanitarias a establecimientos hosteleros se incrementan. Buena parte de ellas son llevadas a cabo por veterinarios

Ángel Espínola - 23-03-2018 - 14:00 H

La llegada de la Semana Santa supone en España un aumento del turismo y del consumo de alimentos de todo tipo en el sector de la hostelería. Como consecuencia de ello, también aumentan las inspecciones sanitarias que se realizan en los establecimientos. En ellas, el papel del veterinario resulta fundamental.

Según explica Álvaro Mateos Amann, vocal de Relaciones Externas de la Asociación de Veterinarios Especialistas en Seguridad Alimentaria (Avesa), en declaraciones para Animal’s Health, la frecuencia de las inspecciones está condicionada por el tipo de establecimiento del que se trate (tipo de menús y manipulaciones, así como el número de comensales que pueden acoger). Además, las autonomías clasifican a los locales por el histórico de inspecciones e incidencias que tengan. “Todos estos datos determinan las frecuencias de inspección”, señala Mateos.

Aunque no hay un sistema homogéneo en todas las comunidades autónomas, el experto señala que este tipo de controles los suelen realizar, por lo general, los veterinarios que se integran en los servicios de salud de las distintas autonomías, y entre los principales aspectos que se vigilan se encuentran la higiene, el estado de conservación de los alimentos o las cuestiones relativas a su manipulación.

“En este último capítulo son motivo de control especial la prevención de las contaminaciones cruzadas entre productos crudos y cocinados, el origen de las materias primas, así como todo el control e información al consumir sustancias que pueden producir alergias e intolerancias”, indica el profesional.

Pese al aumento de inspecciones sanitarias por estas fechas, el portavoz de Avesa lanza un mensaje de tranquilidad, puesto que “el nivel de profesionalidad del sector ha mejorado a lo largo de los años y la instauración de sistemas de gestión de calidad y autocontrol, junto con la aplicación de manuales sobre buenas prácticas, ha mejorado la seguridad alimentaria en general”. Por tanto, no hay grandes problemas de seguridad que suelan aparecer en las inspecciones, “el problema que pudiera ser achacado más a este tipo de épocas se relaciona con la saturación de los sistemas de conservación”, indica Mateos.

CLAVES PARA EL CONSUMO EN CASA

Más allá del ámbito hostelero, Semana Santa suele coincidir con un aumento del consumo de pescado y repostería en los hogares. En el caso del pescado, algunas empresas de alimentación estiman que el consumo de bacalao puede incrementarse hasta un 65% en los meses de marzo y abril, lo que puede llegar a suponer hasta el 23% de las ventas anuales de bacalao de compañías como Copesco-Sefrisa. 

En este sentido, Álvaro Mateos aconseja, como medida para evitar posibles problemas de seguridad alimentaria, que si la preparación culinaria no lleva un tratamiento térmico completo, “nos debemos asegurar de que estos han estado previamente congelados”.

Por otro lado, en lo referente al consumo de repostería que contiene huevo (como las torrijas), el experto señala que “el consumidor debe seleccionar los procedentes establecimientos identificables y desconfiar de aquellos de los que desconozca su origen y elaboración”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.