MARTES, 11 de diciembre 2018, actualizado a las 8:55

MAR, 11/12/2018 | 8:55

MADRID

PROFESIONALES

El Gobierno sigue sin reconocer las especialidades veterinarias

El Ejecutivo no ha incluido el asunto en los últimos consejos interterritoriales de Sanidad ni ha contado con los veterinarios en la reelaboración del proyecto de la troncalidad MIR

GALERIA

El Gobierno sigue sin reconocer las especialidades veterinarias

El Ejecutivo no ha incluido el asunto en los últimos consejos interterritoriales de Sanidad ni ha contado con los veterinarios en la reelaboración del proyecto de la troncalidad MIR

Ángel Espínola - 15-02-2018 - 09:00 H

Aunque llevan ya casi una década reivindicándolo, el Gobierno continúa sin reconocer oficialmente las especialidades veterinarias y sin incluir a la profesión en los programas de formación sanitaria especializada (que en el ámbito médico se denomina MIR y en el enfermero EIR).

De hecho, pese a que la Organización Colegial Veterinaria (OCV) insiste constantemente en que el ejercicio de la veterinaria queda comprendido en el ámbito sanitario, en los últimos Consejos Interterritoriales de Sanidad, donde se reúnen todos los consejeros autonómicos junto al Ministerio de Sanidad, no se ha incluido el asunto en la agenda del día.

Además, y pese a que Sanidad trabaja en retomar el proyecto de troncalidad, cuyo Real Decreto fue suspendido por el Tribunal Supremo en 2016, tampoco ha planteado formalmente la introducción del veterinario en la formación especializada española.

Ya en el año 2011, la organización colegial de los veterinarios españoles elaboró un informe en el que recordaba que, “en la actualidad  no disponemos de  ningún tipo de regulación ni reconocimiento  oficial que contemple la especialización veterinaria y su desarrollo posterior”, todo ello pese a que existen numerosos especialistas formados mediante cursos de postgrado y doctorado “que ocupan posiciones de vanguardia y gozan de un reconocido prestigio en todos los sectores de la veterinaria”, como por ejemplo la Salud Pública, la Sanidad de Animales de Producción o la Medicina y Cirugía de Animales de Compañía.

Concretamente, los veterinarios insisten en el papel que juegan en la protección de la salud pública, mediante el control de las zoonosis y otros peligros para la salud con origen en la vida animal, así como en el ámbito de la seguridad alimentaria, donde la actuación del veterinario resulta fundamental para prevenir la transmisión de agentes nocivos para el ser humano a través de los alimentos y para evitar la presencia de sustancias prohibidas, residuos de pesticidas, medicamentos u otros contaminantes ambientales en los mismos.

La OCV considera así que las dos áreas, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, “requieren una formación de postgrado específica que debe realizarse en el marco del Sistema Nacional de Salud”. Además, otras organizaciones profesionales señalan que, “por cualificación curricular contrastada y por su competencia profesional acreditada”, los veterinarios también podrían formarse como especialistas en plazas multidisciplinares de Análisis Clínicos y Bioquímica Clínica o Microbiología y Parasitología, que compartirían con otros profesionales sanitarios, como médicos o farmacéuticos.

A falta de un reconocimiento oficial, la OCV continúa desarrollando su proyecto de especialidades veterinarias puesto en marcha en 2011 y, a mediados de 2017, dio el visto bueno al proyecto de especialidades en el sector equino, que cuenta con dos certificados que, si bien no serán imprescindibles para trabajar con caballos, sí que permitirá a los veterinarios acreditar los conocimientos que atesoran en esta rama.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.