MARTES, 14 de julio 2020, actualizado a las 18:55

MAR, 14/7/2020 | 18:55

PROFESIONALES

Cambio climático: crece la prevalencia de enfermedades parasitarias

El Consejo de Parasitología en Animales de Compañía de Estados Unidos alerta de que la prevalencia de enfermedades parasitarias como la del gusano del corazón o la enfermedad de Lyme está creciendo por el aumento de las temperaturas

Los mosquitos y las garrapatas son vectores de numerosas enfermedades parasitarias.
Los mosquitos y las garrapatas son vectores de numerosas enfermedades parasitarias.

Cambio climático: crece la prevalencia de enfermedades parasitarias

El Consejo de Parasitología en Animales de Compañía de Estados Unidos alerta de que la prevalencia de enfermedades parasitarias como la del gusano del corazón o la enfermedad de Lyme está creciendo por el aumento de las temperaturas

Francisco Ramón López - 30-04-2019 - 14:54 H

Diversos estudios ponen de manifiesto que el cambio climático y el aumento de las temperaturas a nivel mundial está provocando que algunas enfermedades parasitarias transmitidas por vectores como los mosquitos o las garrapatas amplíen su zona endémica o aumenten su prevalencia. En España una de las principales enfermedades parasitarias es la leishmaniosis, que cada vez se expande a más zonas de la península.

En su informe anual relativo al 2018, el Consejo de Parasitología en Animales de Compañía (CAPC) de los Estados Unidos, que estudia las enfermedades parasitarias que amenazan la salud de las mascotas y las personas, se une a esta tendencia y adelanta que dos de las enfermedades más problemáticas para las mascotas: el gusano del corazón, conocida científicamente como filariosis, y la enfermedad de Lyme aumentarán su prevalencia en los próximos años.

Según el CAPC, la expansión del gusano del corazón se atribuye parcialmente al clima cálido y húmedo que se ha producido en los Estados Unidos durante los dos últimos años. “Los cambios en los patrones climáticos han creado condiciones de reproducción ideales para los mosquitos en todo el país”, señala el consejo, que recuerda que los mosquitos son los responsables de transmitir el parásito que causa la enfermedad del gusano del corazón.  Otro factor que contribuye es el cambio de domicilio de muchos perros con infecciones de parásitos del corazón asintomáticas por todo el país.

Pero el gusano del corazón no es el único parásito que los dueños de mascotas necesitan vigilar según el CAPC, pues también predice que la propagación de la enfermedad de Lyme alcanzará a zonas no endémicas. Y es que un agente de esta dolencia se transmite por garrapatas y se propaga a medida que la población de ciervos de cola blanca crece y las aves migratorias llevan garrapatas a nuevas áreas.

"Nuestros pronósticos anuales brindan información crítica e importante para ayudar a los veterinarios y dueños de mascotas a comprender que los parásitos son un verdadero riesgo tanto para las mascotas como para las personas", explica Dwight Bowman, miembro de la junta de CAPC y profesor de parasitología en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell, que destaca que este año habrá “cambios significativos en la prevalencia”.

LOS ESTADOS DEL NORTE DEBEN ESTAR ALERTA

El consejo apunta que se espera que la infección con el gusano del corazón este año sea superior a la media en todo el país. El pronóstico también predice que la prevalencia hiperendémica observada estados sureños será incluso más activa de lo normal.

Asimismo, instan a los veterinarios en los estados de la zona norte a que estén alerta, ya que esta área puede experimentar un aumento problemático en las infecciones por parásitos cardíacos entre sus pacientes.  En cuanto a la enfermedad de Lyme, el CAPC afirma que tendrá una prevalencia alta y que “rezumará” hasta alcanzar áreas no endémicas.

El informe también hace referencia a otras enfermedades parasitarias como la anaplasmosis, que no aumentará su prevalencia, mientras que la erliquiosis se mantendrá al nivel de 2018, a excepción de algunas áreas en las que podría pasar de ser “inexistente a rampante en cuestión de 200 millas”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.