JUEVES, 17 de octubre 2019, actualizado a las 19:45

JUE, 17/10/2019 | 19:45

PROFESIONALES

El veterinario, protector de la salud humana frente a las zoonosis

Según la organización Mundial de la Salud, el 60% de las enfermedades infecciosas humanas conocidas y el 75% de las emergentes son de origen animal. El 6 de julio se celebra el Día Mundial de las Zoonosis

GALERIA
Pedro Luis Lorenzo, decano de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid durante su labor de voluntariado en el Líbano.

El veterinario, protector de la salud humana frente a las zoonosis

Según la organización Mundial de la Salud, el 60% de las enfermedades infecciosas humanas conocidas y el 75% de las emergentes son de origen animal. El 6 de julio se celebra el Día Mundial de las Zoonosis

Jorge Jiménez - 05-07-2019 - 02:07 H

“La medicina veterinaria es igual o más importante que la medicina humana”, afirmaba Vicente Calatayud, neurocirujano, catedrático de medicina y veterinario señalando que se debería unificar la sanidad humana y animal. Estas palabras de Calatayud, cobran de nuevo relevancia en un día como el 6 de julio, en el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra el Día Mundial de las Zoonosis, conmemorando que fue en esa fecha, en el año 1885 cuando Louis Pasteur administró con éxito la primera vacuna contra el virus de la rabia, una enfermedad zoonótica, es decir, que se transmite desde los animales a los humanos.

España ha vivido recientemente un episodio de esta letal zoonosis, en Ceuta, donde un cachorro mestizo de 3 meses, importado de Marruecos, dio positivo a la enfermedad, siendo sacrificado tanto él, como aquellos perros que tuvieron contacto con el animal, que se estiman cerca de una decena, según datos oficiales de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y de la Consejería de Sanidad de Ceuta.

Ante los peligros que entraña una enfermedad zoonótica como la rabia, todos aquellos profesionales, incluido el veterinario Alfonso Morey, que detectó el caso en el cachorro, que hayan tenido contacto con el perro infectado, han tenido que vacunarse contra la rabia, como medida preventiva, ya que la enfermedad reviste cierta gravedad para las personas.

La importancia de combatir zoonosis como la rabia es vital, ya que, según datos de la OIE y la OMS, un 60% de las enfermedades infecciosas humanas conocidas y un 75% de las enfermedades humanas emergentes son de origen animal, al igual que el 80% de los agentes patógenos susceptibles de ser utilizados por el bioterrorismo. 

En este sentido, recientemente, investigadores de la Agencia de Salud Pública de Barcelona descubrían una alta prevalencia de la enfermedad zoonótica de la leishmaniosis en las ratas del alcantarillado barcelonés. En concreto, el 33% de las ratas que habitan en el subsuelo de la Ciudad Condal son portadoras del protozoo Leishmania infantum.

En el caso de la leishmaniosis, aunque es transmisible de animales a humanos, realmente podría afectar en mayor medida a personas inmunológicamente deprimidas, niños de corta edad o personas mayores con defensas inmunitarias bajas. En este sentido, los casos de esta enfermedad han aumentado en España en los últimos años, registrando, en el último informe de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica un incremento del 83%, lo que supone un total de 360 casos en 2017, último año de estudio.

La labor de los veterinarios frente a enfermedades zoonóticas es clave, por ejemplo, en el caso de rabia en Ceuta, fue un veterinario quien lo detectó y actuó en consecuencia. Por otro lado, en el caso de la leishmaniosis, la protección de los perros, principal reservorio de la enfermedad, endémica en España, tanto con vacunación como con collares repelentes contra el mosquito vector, supone, en palabras de expertos, la protección de las personas, ya que “la leishmaniosis canina de hoy es la humana de mañana”.

Por otro lado, enfermedades zoonóticas como la tularemia sirven de recordatorio de la importancia del control y el manejo eficaz de este tipo de enfermedades. Y es que, Castilla y León se encuentra actualmente inmersa en una plaga de topillos, reservorio de la tularemia.

Precisamente, en los últimos días, el sindicato agrario Asaja, informaba de que estaban comenzando a aparecer los primeros casos de la zoonosis bacteriana en las zonas más castigadas por dichas plagas. Por ello, se pidió a los ayuntamientos e instituciones que aplicaran medidas para frenar la plaga y para promover la prevención, en especial para agricultores y vecinos de las regiones afectadas.

En este sentido, el Instituto de Investigación de Recursos Cinegéticos (Irec) de la Universidad de Castilla La Mancha recuerda que entre 2007 y 2008, ya se produjo en Castilla y León un brote de tularemia por proliferación de topillos con más de 1.000 casos confirmados en humanos.

Además de estas zoonosis, otras como la enfermedad de Lyme, producida por la picadura las garrapatas, o la brucelosis, enfermedad, donde España es el tercer país europeo que más casos en humanos reporta, preocupan a los veterinarios y demás profesionales sanitarios. Asimismo, también se dan otras zoonosis como la denominada fiebre Q, de la que España está a la cabeza de los países europeos en número de casos en humanos.

Para ayudar a los países a controlar las zoonosis, las organizaciones de la Alianza Tripartita, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la OIE y la OMS, han publicado una guía titulada 'Adoptar el enfoque multisectorial Una sola salud: una guía de la alianza tripartita para que los países aborden las enfermedades zoonóticas'.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.