DOMINGO, 29 de mayo 2022, actualizado a las 4:24

DOM, 29/5/2022 | 4:24

PROFESIONALES

Detectan SARS-CoV-2 en una nutria silvestre en España

Hallar el coronavirus SARS-CoV-2 en una nutria europea silvestre enfatiza la necesidad de la vigilancia viral en los mustélidos salvajes

La investigación apunta al origen humano del coronavirus hallado en la nutria europea.
La investigación apunta al origen humano del coronavirus hallado en la nutria europea.

Detectan SARS-CoV-2 en una nutria silvestre en España

Hallar el coronavirus SARS-CoV-2 en una nutria europea silvestre enfatiza la necesidad de la vigilancia viral en los mustélidos salvajes

Redacción - 15-02-2022 - 09:30 H - min.

Un artículo recientemente publicado en Frontiers in Veterinary Science, realizado por investigadores de la Universidad CEU Cardenal Herrera, del Instituto de Biomedicina de Valencia (CSIC) y de la Universidad Autónoma de Barcelona y en el que han participado veterinarios, ha hallado una nutria de río europea en España con coronavirus SARS-CoV-2.

Según explican los investigadores, los animales han estado implicados en los tres brotes conocidos de síndromes respiratorios graves debidos a coronavirus (años 2005, 2012 y 2019). Además, el carácter pandémico del brote de SARS-CoV-2 aumenta la probabilidad de infección por parte de los humanos de especies animales susceptibles que, por tanto, podrían convertirse en huéspedes virales secundarios e incluso en reservorios de la enfermedad.

En el estudio, los investigadores presentan pruebas de la infección por contagio de mustélidos silvestres al notificar la presencia de SARS-CoV-2 en una nutria de río euroasiática (Lutra lutra) encontrada cerca de un embalse en la Comunidad Valenciana (España).

En este sentido, detectaron el virus utilizando dos ensayos comerciales diferentes de RTqPCR en ARN extraído de la nasofaringe (hisopado) y de tejido pulmonar y homogeneizados de ganglios linfáticos mediastínicos y, tal y como señalan, las muestras correspondientes de otras dos nutrias de lugares distantes resultaron negativas en ensayos idénticos.

En el análisis y secuenciación, los investigadores descubrieron cambios que ya habían sido identificados en muestras de pacientes humanos, lo que apunta al origen humano del virus, aunque su combinación específica era única.

“Estos hallazgos, junto con nuestro informe anterior sobre la infección por el SARS-CoV-2 en visones americanos asilvestrados, ponen de relieve la necesidad de vigilar el SARS-CoV-2 en mustélidos salvajes o asilvestrados para evaluar el riesgo de que estos animales puedan convertirse en reservorios del SARS-CoV-2”, concluyen los investigadores.

VOLVER ARRIBA