JUEVES, 13 de junio 2024

JUE, 13/6/2024

PROFESIONALES

Detectan por primera vez circulación de la bacteria causante de la fiebre Q en liebre ibérica

Los investigadores detectaron anticuerpos contra Coxiella burnetii en el 11,3% de los conejos y en el 2,4% de las liebres ibéricas de Andalucía analizadas

Los investigadores detectaron en el 2,4% de las liebres ibéricas de Andalucía analizadas la bacteria.
Los investigadores detectaron en el 2,4% de las liebres ibéricas de Andalucía analizadas la bacteria.

Detectan por primera vez circulación de la bacteria causante de la fiebre Q en liebre ibérica

Los investigadores detectaron anticuerpos contra Coxiella burnetii en el 11,3% de los conejos y en el 2,4% de las liebres ibéricas de Andalucía analizadas

Francisco Ramón López - 28-02-2024 - 09:42 H - min.

Coxiella burnetii es un importante patógeno zoonósico de distribución mundial causante de la enfermedad conocido como fiebre Q, que puede infectar a una amplia gama de especies silvestres y domésticas, así como afectar a los seres humanos.

En este sentido, el conejo salvaje europeo (Oryctolagus cuniculus) puede desempeñar un papel como reservorio de esta bacteria en determinados escenarios epidemiológicos, pero, hasta la fecha, se ha realizado un número muy limitado de estudios serológicos a gran escala para esta especie en todo el mundo. Aunque también se ha descrito la exposición en especies de liebres, nunca se ha evaluado C. burnetii en liebre ibérica (Lepus granatensis).

Teniendo esto en cuenta, un grupo de investigadores de la Universidad de Córdoba y el Instituto de Salud Carlos III ha llevado a cabo un estudio para determinar la seroprevalencia y los factores de riesgo asociados con la exposición a C. burnetii en lagomorfos salvajes en los ecosistemas mediterráneos del sur de España.

De esta manera, entre las temporadas de caza 2018/2019 y 2021/2022, se recogieron muestras de sangre de 638 lagomorfos salvajes, incluidos 471 conejos salvajes y 167 liebres ibéricas, en 112 cotos de caza distribuidos en las ocho provincias de Andalucía.

La seroprevalencia individual aparente general fue del 8,9%. Asimismo, se encontraron anticuerpos contra C. burnetii en el 11,3% de los conejos salvajes y, por primera vez, en el 2,4% de las liebres ibéricas. En total, se detectaron animales seropositivos en 16 de los 112 cotos de caza analizados y en todas las temporadas de caza muestreadas.

Un modelo de ecuaciones de estimación generalizadas mostró que la zona geográfica (Andalucía occidental) y la presencia de ovejas eran factores de riesgo potencialmente asociados con la exposición a C. burnetii en lagomorfos salvajes. Además, se identificó un conglomerado espacial estadísticamente significativo en el suroeste de Andalucía.

“Nuestros resultados proporcionan evidencia de una circulación moderada, endémica y heterogénea de C. burnetii en poblaciones de lagomorfos silvestres en los ecosistemas mediterráneos españoles. Se deben implementar estrategias basadas en el riesgo para programas de vigilancia integral en estas especies para reducir el riesgo de transmisión de la bacteria a especies simpátricas, incluidos los humanos”, señalan.

VOLVER ARRIBA