VIERNES, 20 de mayo 2022, actualizado a las 19:52

VIE, 20/5/2022 | 19:52

PROFESIONALES

Detectan en España los primeros casos de hepatitis aguda por un nuevo virus zoonósico

Un trabajo de investigadores españoles detecta por primera vez en Europa tres casos de Orthohepevirus C en pacientes con hepatitis aguda de origen desconocido, uno de ellos con resultado de muerte

Foto de familia del Grupo Enfermedades Infecciosas del CIBER en el Instituto Maimonides de Investigación Biomédica de Córdoba.
Foto de familia del Grupo Enfermedades Infecciosas del CIBER en el Instituto Maimonides de Investigación Biomédica de Córdoba.

Detectan en España los primeros casos de hepatitis aguda por un nuevo virus zoonósico

Un trabajo de investigadores españoles detecta por primera vez en Europa tres casos de Orthohepevirus C en pacientes con hepatitis aguda de origen desconocido, uno de ellos con resultado de muerte

Redacción - 15-03-2022 - 11:43 H - min.

Un estudio del área de Enfermedades Infecciosas del CIBER (CIBERINFEC) en el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) ha descrito los primeros casos de hepatitis aguda en Europa provocados por un nuevo virus de origen zoonósico, el Orthohepevirus C.

Esto puede suponer una nueva causa emergente de hepatitis aguda en Europa debido a la prevalencia detectada entre pacientes con hepatitis aguda de origen desconocido.

Este trabajo pionero, publicado en Journal of Hepatology, ha sido coordinado por Antonio Rivero, investigador del CIBERINFEC y de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Reina Sofía e IMIBIC.

Hasta la fecha el virus de la hepatitis E (VHE) era el único miembro de la familia Hepeviridae con potencial zoonósico. “Nuestros hallazgos sugieren que el Orthohepevirus C es un nuevo agente zoonósico, que puede tener una alta repercusión en salud global debido a la amplitud de su reservorio animal, ya que se ha detectado en especies de roedores a lo largo de todo el mundo”, indica Antonio Rivero.

El principal reservorio animal de este virus son los roedores, sin embargo, ninguno de los casos identificados en el estudio refería haber tenido contacto directo con ellos. “Estos resultados sugieren la existencia de una vía de transmisión animal-humano aun no identificada y que por tanto requiere ser evaluada”, afirman los investigadores.

En el estudio se evaluó la presencia de ARN- Orthohepevirus C en dos cohortes de pacientes con hepatitis agudas de varios hospitales españoles. La primera compuesta por 169 pacientes con hepatitis aguda sin diagnóstico etiológico tras cribado de infección por virus hepatótropos, y la segunda por 98 de pacientes diagnosticados serológicamente de hepatitis aguda por VHE sin confirmación molecular.

En dos de los pacientes incluidos en la primera cohorte se confirmó la presencia de ARN de Orthohepevirus C en suero, por lo que los investigadores consideran que el cribado de Orthohepevirus C debería ser considerado en el estudio de pacientes con hepatitis agudas.

Por otro lado, en uno de los pacientes incluidos en la segunda cohorte también se identificó la presencia ARN de Orthohepevirus C en suero, lo que sugiere que se producen reacciones serológicas cruzadas entre Orthohepevirus C y VHE, lo que remarca la posibilidad de diagnosticar erróneamente como infección por VHE a pacientes con infección por Orthohepevirus C.

Dos pacientes presentaron un cuadro de hepatitis aguda leve/moderada con resolución espontánea, sin embargo, el tercer paciente presentó un cuadro de hepatitis aguda fulminante que provocó su fallecimiento. 

Por lo tanto, “dado que la infección por Orthohepevirus C puede cursar con formas graves es necesario identificar aquellas poblaciones más vulnerables”, sentencia el coordinador del estudio de CIBERINFEC en el IMIBIC Antonio Rivero.

VOLVER ARRIBA