MARTES, 19 de noviembre 2019, actualizado a las 0:30

MAR, 19/11/2019 | 0:30

PROFESIONALES

Detectan en España una rara variedad de tuberculosis en jabalíes

Investigadores españoles han detectado en jabalíes de la frontera pirenaica entre Cataluña y Francia un brote de Mycobacterium microti, una bacteria poco común que podría interferir en los test diagnósticos de Mycobacterium bovis

GALERIA

Detectan en España una rara variedad de tuberculosis en jabalíes

Investigadores españoles han detectado en jabalíes de la frontera pirenaica entre Cataluña y Francia un brote de Mycobacterium microti, una bacteria poco común que podría interferir en los test diagnósticos de Mycobacterium bovis

Francisco Ramón López - 24-10-2019 - 15:55 H

Investigadores del Centro de Investigación de Sanidad Animal del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA-CReSA) de Cataluña ha detectado en jabalíes de la zona fronteriza entre Cataluña y Francia la presencia de Mycobacterium microti, una poco común especie del complejo Mycobacterium tuberculosis (MTBC).

El MTBC también incluye a la M. tuberculosis y M. bovis, las principales causas de tuberculosis humana y animal, respectivamente. A pesar de que los ratones de campo y otros pequeños roedores salvajes se identificaron inicialmente como sus huéspedes naturales, la M. microti puede causar patología en una amplia gama de mamíferos, incluidas las mascotas, el ganado, la vida silvestre y los humanos.

Las infecciones por M. microti se han informado previamente en varios países de Europa, incluidos Suiza, Italia y Francia.

En este estudio, publicado en la revista científica ‘Emerging infectious diseases’, se ha identificado a un total de 9 jabalíes salvajes con lesiones asociadas con tuberculosis en el área del brote, que abarca alrededor de 3.000 hectáreas en los Pirineos catalanes.

Finalmente, tras realizar test de ADN, pudieron confirmar que 6 de los jabalíes presentaban mycobacterias y en 4 de ellos eran M. microti. En los otros 2 casos el laboratorio del Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (Visavet), al que fueron enviadas las muestras, no pudo determinar la especie debido a la baja carga de ADN de la muestra.

Los casos de M. microti de 2017 descritos en este informe se encontraron más cerca de la frontera con Francia, mientras que los 2 casos restantes, detectados en 2019, se localizaron cerca del límite sur del área del brote.

Además de en jabalíes, realizaron test a ungulados salvajes de la zona y detectaron que 6 de ellos (2 ciervos, 1 gamo y 3 rebecos) eran seropositivos para MTBC usando una prueba ELISA.

Desafortunadamente, no enviaron muestras de tejido para examinar las lesiones o para detectar e identificar micobacterias. Sin embargo, consideran que los resultados positivos generales para M. microti y la ausencia de otras cepas de MTBC durante el período 2017-2019 en el área del brote sugieren una circulación multihospedadora de M. microti.

Debido a que los topillos son conocidos hospedadores de M. microti, los investigadores abogan por una mayor investigación de las poblaciones de roedores pequeños y salvajes en el área para determinar la epidemiología de este brote con mayor detalle.

  • GALERIA

    Localización del área del brote

PUEDE INTERFERIR EN EL DIAGNÓSTICO EN SANEAMIENTOS

En el área del brote, hasta 18 animales en 3 rebaños de ganado mostraron resultados positivos para una única prueba cutánea de tuberculina intradérmica. Sin embargo, ninguno de estos animales mostró lesiones graves en los tejidos diana (es decir, pulmones y ganglios linfáticos retrofaríngeos) en el examen en matadero, ni tampoco resultados positivos para el cultivo de micobacterias o en los test de ADN.

Los investigadores apuntan que esto no descarta la presencia de M. Microti pues, de manera similar, en un caso reciente en Francia, una vaca que reaccionó a una prueba cutánea de tuberculosis no mostró lesiones y arrojó resultados negativos de los cultivos, pero el ADN de M. microti finalmente se detectó en los ganglios linfáticos retrofaríngeos mediante el uso de técnicas moleculares.

Estos resultados, apuntan, indican que el ganado expuesto a M. microti puede inducir resultados positivos a las pruebas de diagnóstico realizadas en las campañas de erradicación de la tuberculosis bovina.

Y es que señalan que la infección por M. microti a veces puede causar lesiones visibles en el ganado bovino, pero parece contar con una menor patogenicidad en comparación con otras especies de MTBC y explicar estos resultados negativos.

Por todo esto, los investigadores consideran que los hallazgos indican una circulación transfronteriza de M. microti a través de la frontera pirenaica que “debe tenerse en cuenta para la vigilancia de la tuberculosis en la vida silvestre”.

Por último, abogan por una acción coordinada entre las autoridades y laboratorios de sanidad animal en España y Francia, así como la mejora de la gestión del ganado y las prácticas de bioseguridad.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.