MIÉRCOLES, 29 de enero 2020, actualizado a las 19:12

MIÉ, 29/1/2020 | 19:12

PROFESIONALES

Desentrañan el mecanismo de infección del virus de la rabia

Un equipo de investigadores ha hallado una manera de detener al virus de la rabia evitando que este apague las defensas inmunes del huésped, algo que podría utilizarse para mejorar las vacunas orales contra la enfermedad

GALERIA
La vacunación es un arma eficaz contra la rabia y el nuevo descubrimiento puede llevar al desarrollo de vacunas orales eficaces.

Desentrañan el mecanismo de infección del virus de la rabia

Un equipo de investigadores ha hallado una manera de detener al virus de la rabia evitando que este apague las defensas inmunes del huésped, algo que podría utilizarse para mejorar las vacunas orales contra la enfermedad

Redacción - 13-11-2019 - 15:27 H

Investigadores universitarios han encontrado una manera de detener al virus de la rabia evitando que se apodere de una proteína que utiliza para desactivar las defensas del sistema inmune. Con el hallazgo, han resuelto un rompecabezas científico clave y han sentado las bases para el desarrollo de nuevas vacunas frente a la rabia.

La rabia, es una zoonosis letal que mata a una media de 60.000 personas al año, la mayoría de ellas en países en desarrollo, debido a la mordedura de perros infectados. España está libre de rabia canina, no así de otros virus de la rabia que encuentran en hospedadores como los murciélagos, que también son un reservorio.

El estudio, que ha sido publicado recientemente en Cell Reports, ha tenido como autores principales a Greg Moseley y Paul Gooley, profesores de las universidades de Monash y de Melbourne, respectivamente.

"Se sabe desde hace mucho tiempo que muchos virus atacan a la proteína humana STAT1 —la familia de proteínas STAT es un grupo de proteínas que actúan principalmente como transductoras de señales y activadoras de la trascripción— y proteínas relacionadas para apagar las defensas inmunes del huésped; esto es muy importante para el desarrollo de las enfermedades", ha explicado Moseley.

Sin embargo, no se sabía exactamente cómo la proteína P —el principal antígeno de los lyssavirus, incluido el virus de la rabia— se apodera de STAT1, debido a la falta de datos estructurales directos sobre las interacciones de STAT1 con proteínas virales.

"El desafío consistía en producir las proteínas clave en el lado viral y del huésped en un tubo de ensayo y mantenerlas estables para que pudiéramos estudiar la interacción directamente; esto no se había hecho antes, al menos para la proteína humana", ha rememorado Moseley.

Así, los investigadores reunieron las dos proteínas y, utilizando la espectroscopía de resonancia magnética nuclear, identificaron las regiones precisas donde la proteína viral se adhiere a STAT1 y se mantiene para dejarla alejada de los lugares de la célula donde necesita estar para activar la respuesta inmune.

"Pudimos encontrar nuevas regiones y  mutaciones que utilizar contra el virus, evitando por completo que se apoderara de STAT1", ha apuntado Gooley, experto en espectroscopía de resonancia magnética nuclear.

Este ha sido, hasta donde saben los investigadores, el primer análisis estructural directo de la unión de  una proteína STAT1 de tamaño completo a una proteína viral, a pesar de que muchos virus como el sarampión y el Hendra se dirigen a esta proteína.

Utilizando una cepa 'salvaje' del virus de la rabia, los colaboradores del Instituto Pasteur en Francia demostraron que al deshabilitar esta unión, podrían debilitar fuertemente incluso un virus altamente patógeno.

UN PASO MÁS HACIA LA VACUNA ORAL DE LA RABIA

Actualmente, se está llevando a cabo una campaña mundial para encontrar mejores maneras de contrarrestar la rabia, que es causada por el virus de la rabia canina y también por otros lysasavirus, incluido el virus de la rabia del murciélago.

Según han explicado desde la Universidad de Melbourne, métodos como el sacrificio de perros no han funcionado para controlar la rabia y, aunque la vacunación masiva es efectiva, la captura de animales es problemática.

"El desarrollo de una nueva vacuna contra la rabia, segura y altamente efectiva, que se puede administrar por vía oral o como 'cebos' sería un gran paso adelante", ha apuntado Moseley.

Por su parte, Gooley ha señalado que el proyecto podría conducir a una vacuna oral más segura contra la rabia para eliminarla, especialmente en los países en desarrollo, y, además el descubrimiento tiene una potencial aplicación en otras enfermedades.

"Las herramientas y métodos tecnológicos de vanguardia utilizados en el estudio también podrían aplicarse de manera más amplia para contrarrestar otros virus que se dirigen a las proteínas STAT", concluye el investigador.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.