MARTES, 27 de octubre 2020, actualizado a las 16:25

MAR, 27/10/2020 | 16:25

PROFESIONALES

Descubren que el virus de la rubéola podría tener origen animal

Dos investigaciones independientes entre sí han descubierto en murciélagos y ratones dos virus emparentados con el virus de la rubéola, lo que sugiere que su origen, que era desconocido, está en los animales

Los investigadores consideran que el ratón de cuello amarillo podría ser un reservorio de un virus emparentado con el de la rubéola.
Los investigadores consideran que el ratón de cuello amarillo podría ser un reservorio de un virus emparentado con el de la rubéola.

Descubren que el virus de la rubéola podría tener origen animal

Dos investigaciones independientes entre sí han descubierto en murciélagos y ratones dos virus emparentados con el virus de la rubéola, lo que sugiere que su origen, que era desconocido, está en los animales

Redacción - 08-10-2020 - 10:09 H

Hasta ahora, los seres humanos eran considerados el único huésped natural del virus de la rubéola, que causa una enfermedad similar al sarampión, de hecho se le conoce como sarampión alemán. Sin embargo, aún se desconocía su origen.

Ahora, dos estudios independientes de Estados Unidos y de Alemania, han detectado por primera vez en animales dos virus estrechamente relacionados con la rubéola. Concretamente, investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison detectaron un virus que han bautizado como virus Ruhugu en murciélagos en Uganda (Doryrhina cyclops), mientras que el Instituto Friedrich-Loeffler (FLI) detectó otro, que han llamado virus Rustrela, en animales de zoológico y ratones de cuello amarillo.

El FLI explica que ambos virus muestran fuertes similitudes estructurales con el virus de la rubéola y sugieren que este se originó en animales. Los resultados del estudio se han publicado ahora de forma conjunta en la revista científica ‘Nature’.

Las investigaciones en Alemania se llevaron a cabo para esclarecer la causa de la muerte de tres animales de un zoológico —un burro, un canguro arborícola y un capibara—, que fallecieron por razones desconocidas.

En los tres animales, el nuevo virus pudo identificarse mediante análisis de metagenoma, es decir, una secuenciación profunda del material genético, que compararon con material genético de otros virus.

LOS RATONES Y LOS MURCIÉLAGOS SON RESERVORIOS

Además, se analizaron ratones de cuello amarillo, conocidos como portadores de hantavirus en el sudeste de Europa, y se encontró el mismo virus en animales tanto de las inmediaciones del zoológico como de la región circundante. Los autores consideran que dado que los ratones de cuello amarillo no mostraron ningún signo de enfermedad, es probable que sean el huésped reservorio del nuevo virus.

Sobre la base de la estrecha relación con el virus de la rubéola y la región alemana de Strelasund, donde se detectó por primera vez el virus, se eligió el nombre de virus Rustrela. Por su parte, el equipo de investigación lo denominó como virus Ruhugu por el nombre de la región de Uganda (Subcondado de Ruteete), y la palabra en el idioma local Tooro que describe el batir de alas de murciélago en el hueco de un árbol: obuhuguhugu.

“Con este descubrimiento conjunto, el virus de la rubéola humana, más de 200 años después de su primera descripción en 1814, ya no es el único representante de toda una familia de virus. El análisis exhaustivo de los dos nuevos virus, pero también la búsqueda de posibles reservorios animales adicionales y otros patógenos similares al virus de la rubéola son ahora un campo de investigación prioritario para comprender mejor el origen de los virus de la rubéola humana”, afirma Martin Beer, líder del estudio en el FLI.

La rubéola es una enfermedad infecciosa que se distribuye en todo el mundo; un gran número de países llevan a cabo vacunaciones profilácticas. Las infecciones de las mujeres embarazadas no vacunadas con el virus de la rubéola son problemáticas, ya que el virus puede dañar el embrión y provocar la muerte fetal.

África y el sudeste asiático son los más afectados, ya que la tasa de vacunación es la más baja del mundo. La Organización Mundial de la Salud tiene como objetivo erradicar el virus de la rubéola. Los autores consideran que el conocimiento sobre el origen del virus puede contribuir de manera importante a lograr este objetivo.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.