JUEVES, 18 de agosto 2022, actualizado a las 0:49

JUE, 18/8/2022 | 0:49

PROFESIONALES

Descubren el virus causante de una misteriosa enfermedad que afecta a los gatos europeos

Un nuevo estudio relaciona el virus rustrela con trastornos neurológicos que llevan sufriendo los gatos europeos durante 50 años

La misteriosa enfermedad lleva 50 años considerándose como una amenaza para los gatos domésticos europeos.
La misteriosa enfermedad lleva 50 años considerándose como una amenaza para los gatos domésticos europeos.

Descubren el virus causante de una misteriosa enfermedad que afecta a los gatos europeos

Un nuevo estudio relaciona el virus rustrela con trastornos neurológicos que llevan sufriendo los gatos europeos durante 50 años

Redacción - 05-07-2022 - 16:00 H - min.

Un equipo de investigadores de múltiples instituciones en Alemania, Austria y Suecia ha encontrado el virus detrás de la misteriosa enfermedad que han calificado de “asombrosa”, por su amplio rango de especies afectadas, y que lleva casi 50 años considerándose como una amenaza para los gatos domésticos europeos. El trabajo realizado ha sido publicado por bioRxiv y aún no ha sido revisado por pares.

Los investigadores señalan en el estudio que la enfermedad se trata de un trastorno neurológico. “Sin embargo, su etiología ha permanecido en la sombra”, aseguran. En este sentido, explican que recientemente se ha demostrado que el virus rustrela (RusV), un pariente del virus de la rubéola está asociado con encefalitis en una amplia gama de huéspedes mamíferos.

El signo clínico más común es la ataxia de las patas traseras con un tono muscular generalmente aumentado que da como resultado una marcha tambaleante. Además, puede ocurrir una amplia gama de otros signos neurológicos, incluida la incapacidad para retraer las garras, hiperestesia y, en ocasiones, temblores y convulsiones.

En el estudio, los investigadores informan de la detección de ARN y antígeno de RusV mediante secuenciación metagenómica, RT-qPCR, hibridación in situ e inmunohistoquímica en tejidos cerebrales de 28 de los 29 gatos, con meningoencefalomielitis no supurativa y trastorno neurológico similar, procedentes de Suecia, Austria y Alemania, pero no en los gatos del grupo de control que participaron en la investigación.

A modo de conclusión, los autores de la investigación explican que proporcionan “evidencia convincente de una asociación de la infección por RusV con la 'enfermedad asombrosa' en gatos, lo que respalda firmemente un papel causal”.

“Nuestros resultados demuestran una diversidad genética y una distribución espacial de RusV mucho más amplias de lo que se apreció inicialmente, e identificamos al ratón de campo como un reservorio potencial adicional”, informan.

Además, apuntan que la disponibilidad de herramientas de diagnóstico ampliamente reactivas puede conducir a la detección de RusV en gatos encefalíticos también en regiones donde la "enfermedad asombrosa" no ha sido evidente antes.

“Dada la amplia gama de animales de zoológico afectados, se puede llegar a pensar que RusV también es responsable de trastornos neurológicos adicionales en otras especies de mamíferos, posiblemente incluyendo humanos. Por lo tanto, la investigación futura debe añadir la investigación de un posible potencial zoonótico de RusV”, concluyen los investigadores.

VOLVER ARRIBA