LUNES, 3 de agosto 2020, actualizado a las 16:25

LUN, 3/8/2020 | 16:25

PROFESIONALES

Descubren una técnica de trasplante sin necesidad de inmunosupresores

La Universidad del Valle de Colombia ha desarrollado una nueva técnica, mediante la utilización de células madre, para el trasplante de órganos. El equipo de investigadores ha realizado con éxito el primer trasplante de pulmón entre cerdos sin utilizar medicamentos inmunosupresores

Descubren una técnica de trasplante sin necesidad de inmunosupresores

Descubren una técnica de trasplante sin necesidad de inmunosupresores

La Universidad del Valle de Colombia ha desarrollado una nueva técnica, mediante la utilización de células madre, para el trasplante de órganos. El equipo de investigadores ha realizado con éxito el primer trasplante de pulmón entre cerdos sin utilizar medicamentos inmunosupresores

Redacción - 19-10-2018 - 11:40 H

Uno de los grandes problemas que tiene trasplantar un órgano es que el sistema inmune del receptor lo rechace. Para evitar esta posibilidad, que puede suponer la inutilidad de la operación o incluso la muerte del paciente, la medicina utiliza unos medicamentos, denominados inmunosupresores, que desactivan el sistema inmunológico de la persona que recibe el nuevo órgano. Esta medida, completamente necesaria hasta la fecha, tiene ciertos inconvenientes, ya que desactivar el sistema inmune puede provocar que aparezcan otras enfermedades (ya que el cuerpo no ataca a las bacterias o virus) o facilitar la aparición de neoplasia (cáncer) además de que resulta altamente costoso. Por ello, el descubrimiento realizado por la Universidad del Valle tiene una gran importancia.

Un equipo de la citada universidad, compuesto por 22 investigadores, de diferentes ramas científicas, como veterinarios, biólogos moleculares o cirujanos de trasplante, y dirigido por José Oscar Gutiérrez Montes, ha realizado con éxito el primer trasplante de órgano en un animal sin la necesidad de fármacos inmunosupresores. La técnica, que utiliza las células madre, es pionera y en el futuro, presumiblemente, podrá ser utilizada en las operaciones con seres humanos.

Todo empezó hace 20 años, cuando el grupo de investigación ‘Farmacología Univalle’, perteneciente a la colombiana Universidad del Valle, tuvo la idea de desarrollar una técnica para quimerizar (inducir tolerancia a un órgano trasplantado). Antes de conseguir desarrollar este mecanismo, mediante células madre, los científicos realizaron varias pruebas sin un éxito completo, en su intento de trasplantar pulmones de cerdos hembra a cerdos macho. Hasta que llegó Pachorón.

Pachorón es un ejemplar de cerdo macho, cuyo nombre proviene de Pacho, por el actual pontífice Francisco I, y del nombre inglés Ronald. Este animal es el primero en protagonizar un trasplante de pulmón, utilizando el mecanismo desarrollado por los investigadores colombianos, sin que sea necesario suministrarle inmunodepresores. El éxito de la operación realizada a Pachorón es de vital importancia, ya que puede ser extrapolado a las operaciones con seres humanos, con las implicaciones favorables que puede tener en la salud, además del abaratamiento que supone en el desarrollo de acciones médicas. A este respecto, José Oscar Gutiérrez ha explicado que confían “replicar este avance el próximo año en pacientes humanos con autorización del Comité de Ética. Inicialmente los beneficiados serían personas con falla renal porque el riñón es un órgano modelo de respuesta inmunológica, entonces lo que veamos allí en ese procedimiento podemos proyectarlo a otros como: el corazón, hígado, páncreas, intestino y miembros motores, cara…”

La operación tuvo éxito gracias a las células madre. Este tipo de células, que se extraen de la médula ósea, de la sangre o del cordón umbilical de un organismo vivo tienen la característica de ser versátiles (pueden convertirse en cualquier otro tipo de célula) de fácil reproducción y se renuevan por sí solas. Las células madre fueron utilizadas, tras la extracción del pulmón de la cerda donante, en el órgano para su quimerización, un día antes del trasplante. “Demostramos que la quimerización sirve. Cuando no, el biomodelo muere en 24 o 48 horas. Ahora el cerdo, que antes de ser intervenido tenía tres meses de edad y pesaba 30 kilogramos, ha superado el año de vida y alcanzado los 120 kg después de la operación. Necesitamos perfeccionar algunos detalles y garantizar que el pulmón funcione al 100% sin sufrir procesos de inflamación perioperatoria, y en eso estamos trabajando ahora”, ha apuntado el profesor Gutiérrez.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.