MIÉRCOLES, 23 de octubre 2019, actualizado a la 1:54

MIÉ, 23/10/2019 | 1:54

PROFESIONALES

Desarrollan una nueva técnica de trasplante de útero en ovejas

Un equipo multidisciplinar de médicos y veterinarios ha desarrollado en ovejas una nueva técnica quirúrgica de trasplante de útero que planean aplicar en humanos

GALERIA

Desarrollan una nueva técnica de trasplante de útero en ovejas

Un equipo multidisciplinar de médicos y veterinarios ha desarrollado en ovejas una nueva técnica quirúrgica de trasplante de útero que planean aplicar en humanos

Francisco Ramón López - 07-02-2019 - 12:50 H

Un grupo de investigación compuesto por veterinarios de la Universidad Nacional de Río Cuarto junto a médicos especialistas en trasplantes del Hospital Privado de Córdoba y la Universidad Católica de Córdoba ha desarrollado una nueva técnica quirúrgica de trasplante de útero en ovejas que podría aplicarse en humanos en un futuro.

En total en este proyecto han trabajado doce médicos y cuatro veterinarios que en seis meses ya han realizado con éxito tres trasplantes de útero en ovejas. Los experimentos han consistido en la técnica del reimplante en el que se extrae el útero, se acondiciona y conserva fuera del cuerpo y luego, en la misma oveja, que es donante y receptora a la vez, se vuelve a implantar, para lo que es necesario un empalme de los vasos del útero para reconectarlo, un procedimiento que se extiende entre siete y ocho horas.

En cuanto a las probabilidades de rechazo y a la imposibilidad de conocerlas si se reimplanta en el mismo animal, los investigadores sostienen que este tipo de experimentos ya se han desarrollado ampliamente en el ámbito médico, por lo que han decidido centrarse en la técnica quirúgica sabiendo que la oveja no va a rechazar el trasplante de su propio útero.

“El objetivo final es que el útero sea otro órgano trasplantable. Se reproduce la técnica de trasplante uterino que se va a utilizar en el futuro en mujeres. Hasta ahora ese paso ha sido exitoso, todos los casos van muy bien. El útero es sacado y lavado, como se hace habitualmente con cualquier órgano que se trasplanta. Se hace el mismo trabajo que se hará más adelante con un útero a trasplantar de una persona a otra”, explica José Luis Sereno, uno de los veterinarios de la Universidad de Rio Cuarto implicado en el proyecto.

Por su parte, Oscar Luján, otro de los veterinarios, explica que una de las primeras trabas que tuvo que sortear el equipo de médicos fue la intolerancia a la anestesia de las ovejas, que morían antes de superar las más de siete horas que demanda el procedimiento, aunque finalmente su equipo, que fue convocado precisamente para solventar este problema, pudo superarlo.

“Nuestro equipo de veterinarios lleva más de 30 años involucrado en proyectos de medicina experimental. Es una reciprocidad muy enriquecedora, tanto para los médicos como para nosotros. Hemos podido intercambiar nuestras experiencias”, apunta Luján, que pone como ejemplo, junto al caso de la anestesia, las labores que los veterinarios tuvieron que llevar a cabo para que las intervenciones fueran un éxito, como realizar un tipo determinado de sutura del abdomen, ya que los puntos en animales deben dar un margen de seguridad mucho mayor, pues no guardan reposo.

Por último, Luján apunta que la razón de utilizar ovejas es por recomendación de especialistas en trasplantes de útero suecos —país que hace seis años consiguió el primer nacimiento de un niño en un útero trasplantado—, pues la similitud entre los aparatos reproductivos de las hembras de esta especie y las mujeres es muy grande, sobre todo en cuanto al tipo de irrigación.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.