MARTES, 9 de agosto 2022, actualizado a las 0:58

MAR, 9/8/2022 | 0:58

PROFESIONALES

Desarrollan un sistema de alerta del estado de salud de las colmenas de abejas

La Universidad de Extremadura está implementando modelos estadísticos predictivos en apicultura para la mejora de la salud de las abejas

La apicultura de precisión combina tecnología y modelos estadísticos para gestionar un apiario de manera eficaz.
La apicultura de precisión combina tecnología y modelos estadísticos para gestionar un apiario de manera eficaz.

Desarrollan un sistema de alerta del estado de salud de las colmenas de abejas

La Universidad de Extremadura está implementando modelos estadísticos predictivos en apicultura para la mejora de la salud de las abejas

Redacción - 27-07-2022 - 13:41 H - min.

La reducción de colonias de abejas es un problema importante actual que además de provocar una disminución en la producción de miel y una merma de su calidad, también perjudica su efecto polinizador en los ecosistemas.

Para hacerles frente, el grupo de Decisión e Inferencia Bayesianas de la Universidad de Extremadura (UEx) ha desarrollado e implementado modelos estadísticos predictivos en el análisis de datos masivos (Big Data) en apicultura de precisión.

El objetivo de este proyecto es facilitar a los apicultores el seguimiento del estado de salud de las colmenas y de su producción de miel mediante el uso eficiente y sostenible de la tecnología.

Se trata, por tanto, de aplicar la apicultura de precisión, que combina tecnología y modelos estadísticos para gestionar un apiario de manera eficaz y reducir el riesgo de situaciones, que pueden provocar pérdidas de población de abejas.

La innovación y ventaja que aportan los matemáticos de la Universidad de Extremadura es el desarrollo de modelos estadísticos predictivos a partir de los datos sobre las condiciones internas de las colmenas, así como parámetros climáticos recogidos por sensores.

Es decir, estos algoritmos incorporados a una aplicación móvil anticipan y avisan a los apicultores de los riesgos que acechan a sus colmenas de manera que se pueda intervenir y corregir a tiempo.

Entre estos riesgos, se encuentra la varroa, un ácaro que parasita a las abejas y a sus crías. Según explica Calier, el parásito se fija sobre las abejas adultas y se alimenta de sus reservas de grasa del abdomen. Permanece sobre ellas entre 3 y 10 días, hasta completar su desarrollo, transmitiéndoles virus y bacterias que causan enfermedades.

Sin embargo, existen investigaciones que buscan fórmulas para combatir este parásito, por ejemplo, Calier explica que algunas poblaciones de abejas desarrollan tolerancia a la Varroa.

Así, las abejas se vuelven tolerantes de manera natural tras años de convivencia o por selección artificial, que se enfoca en seleccionar colonias que sobreviven sin tratamiento a ciertos niveles de varroa y las reproduce.

Calier subraya que este último tipo de pruebas se han efectuado en distintos países de Europa con éxito, generando así diversas poblaciones de abejas tolerantes a varroa.

VOLVER ARRIBA