JUEVES, 24 de septiembre 2020, actualizado a las 20:51

JUE, 24/9/2020 | 20:51

PROFESIONALES

Demuestran que las mascotas perciben cómo pasa el tiempo

Un nuevo estudio demuestra que los animales tiene una representación explícita de cómo pasa el tiempo. Esto se debe a un conjunto de “células temporizadoras", localizadas en el cerebro, que puede ser la base del reloj interno que tienen los animales

Demuestran que las mascotas perciben cómo pasa el tiempo

Demuestran que las mascotas perciben cómo pasa el tiempo

Un nuevo estudio demuestra que los animales tiene una representación explícita de cómo pasa el tiempo. Esto se debe a un conjunto de “células temporizadoras", localizadas en el cerebro, que puede ser la base del reloj interno que tienen los animales

Javier López Villajos - 26-10-2018 - 14:00 H

Investigadores de la Northwestern University, situada en Washington, hallan indicios de que los animales pueden medir el tiempo. El estudio, publicado en la revista Nature Neuroscience, parte de un examen de la corteza entorrinal del cerebro, donde los expertos han descubierto un conjunto de neuronas, hasta ahora desconocidas, que se activan como un reloj cuando el animal está esperando ante la realización de un acto o función, según informa un comunicado de la propia institución.

Daniel Dombeck, profesor asociado de neurobiología en la Facultad de Artes y Ciencias Weinberg y uno de los principales autores del estudio, afirma que, tras realizar los experimentos pertinentes, queda demostrado que “el cerebro de los animales tiene una representación explícita de cómo pasa el tiempo, y más cuando se le desafía a medir intervalos del mismo, cómo cuando una mascota espera a que su dueño llegue a casa o que éste le dé de comer”.

Al planificar el estudio, el equipo de Dombeck se centró en la corteza entorrinal, un área ubicada en el lóbulo temporal del cerebro que se asocia con la memoria y la navegación. Debido a que esa parte del cerebro codifica información espacial en la memoria de forma episódica, Dombeck planteó la hipótesis de que este área también podría ser responsable de la codificación del tiempo.

PRUEBAS EXPERIMENTALES

Para probar su hipótesis, Dombeck organizó un experimento denominado “tarea virtual de parada en la puerta". En dicho experimento, un ratón se movía en una cinta de correr dentro de un entorno de realidad virtual. En ésta el animal aprendía a correr por un pasillo en cuya mitad había una puerta. Tras seis segundos, esta puerta se abría, permitiendo que el ratón continuase por el pasillo hasta recibir una recompensa al final del camino.

Después de ejecutar varias sesiones de entrenamiento, los investigadores hicieron que la puerta fuera invisible en la realidad virtual. Sin embargo, comprobaron que el ratón aún sabía dónde se encontraba la puerta, por lo que esperó los seis segundos que recordaba que tardaba en abrirse para seguir el camino.

"Lo importante aquí es que el ratón no sabe cuándo está abierta o cerrada la puerta ya que es invisible. Por lo que la única forma de resolver esta tarea es utilizando el sentido interno del tiempo que alberga su cerebro", declara James Heys, un estudiante postdoctoral en el laboratorio de Dombeck.

LA ACTIVIDAD DE LAS CÉLULAS

Llevando el experimento más allá, el equipo de Dombeck recurrió a la obtención de imágenes del cerebro para observar el funcionamiento de las neuronas de estos ratones, descubriendo que "a medida que los animales recorren el camino propuesto hasta llegar a la puerta, se activan las células del cerebro que controlan la codificación espacial, mientras que si el animal se detiene ante la puerta, estas mismas células se apagan y se activan otras”.

Fue entonces cuando Dombeck percibió que esas otras células “no solo están activas durante el reposo, sino que realmente codifican el tiempo que el animal ha estado descansando".

IMPACTO DEL ESTUDIO

Los investigadores consideran que el hallazgo de este nuevo conjunto de neuronas que codifican el tiempo en los animales puede aplicarse en el estudio de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, llegando a detectarlas de forma temprana.                                                                                           

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.