LUNES, 6 de febrero 2023, actualizado a las 14:45

LUN, 6/2/2023 | 14:45

PROFESIONALES

Demuestran la eficacia y seguridad del uso a largo plazo de implantes de deslorelina en perros

Un estudio de casos de perros de ambos sexos demuestra la eficacia y seguridad de la deslorelina a largo plazo y su utilidad para prevenir la reproducción y para el tratamiento de condiciones crónicas

Suprelorin de Virbac es un implante de deslorelina que puede servir de  alternativa a la castración quirúrgica.
Suprelorin de Virbac es un implante de deslorelina que puede servir de alternativa a la castración quirúrgica.

Demuestran la eficacia y seguridad del uso a largo plazo de implantes de deslorelina en perros

Un estudio de casos de perros de ambos sexos demuestra la eficacia y seguridad de la deslorelina a largo plazo y su utilidad para prevenir la reproducción y para el tratamiento de condiciones crónicas

Francisco Ramón López - 12-01-2023 - 13:19 H - min.

El control de la reproducción en pequeños animales tiene cada vez mayor relevancia. Actualmente, como alternativa a la castración quirúrgica, la deslorelina está registrada para la inducción de infertilidad temporal en animales de compañía.

Así, en 2007, la deslorelina (concretamente el implante anticonceptivo Suprelorin de Virbac) fue aprobada en el mercado europeo con indicación para la inducción de infertilidad temporal en perros machos. Además, desde 2022, está disponible en la Unión Europea para su uso en gatos macho, y perras entre las 12 y las 16 semanas de edad.

Pero en los últimos años, la investigación ha demostrado su utilidad para otras afecciones que requieren tratamiento crónico. En este sentido, la deslorelina puede ser útil en condiciones que a menudo requieren un tratamiento crónico como la incontinencia urinaria en perras esterilizadas, así como para el control del comportamiento reproductivo en perros machos.

Un estudio llevado a cabo por veterinarios del Departamento de Medicina, Producción y Salud Animal de la Universidad de Padua, con la colaboración de Virbac, ha analizado el uso de deslorelina a largo plazo en perros.

“La eficacia y la seguridad, así como el retorno a la fertilidad de dichos métodos de castración no quirúrgicos, son bien conocidos después de un solo uso, pero hay pocos o ningún dato disponible sobre el uso prolongado”, explican.

El estudio presenta seis casos de perros —tanto machos como hembras y tanto intactos como esterilizados— tratados crónicamente con deslorelina con diferentes objetivos. Todos los animales se encontraban en buen estado de salud durante el tratamiento. La duración del tratamiento fue de 2 a 9 años.

Los perros fueron tratados tanto para el control de la fertilidad, así como para condiciones que no se encuentran en el prospecto, como la hipertrofia benigna de próstata. También se utilizó el implante para el control del comportamiento reproductivo y la incontinencia urinaria.

En concreto, se trató la hipertrofia benigna de próstata en un pastor alemán intacto, la incontinencia urinaria en una perra boxer y una Rhodesian Ridgeback —ambas esterilizadas— y el control de la hipersexualidad en un perro macho American Staffordshire y un perro macho mestizo, ambos intactos. Además, se controló la fertilidad en un macho de perro pastor de la Maremma intacto.

Los resultados muestran que no se observaron efectos secundarios a corto plazo, excepto reacciones de exacerbación, que se observaron solo en 1/4 de los machos intactos. “Los resultados de este estudio indican que el uso a largo plazo de deslorelina puede ser eficaz en enfermedades como la hiperplasia prostática, los trastornos del comportamiento reproductivo o la incontinencia urinaria”, afirman.

“La deslorelina fue eficaz en todos los perros tratados. La fertilidad se recuperó inmediatamente en un perro macho que engendró una camada cuando su dueño se olvidó de volver para el tratamiento en el momento adecuado”, apuntan.

Además, afirman que, según los resultados de estos casos de estudio, la deslorelina es un fármaco seguro a elegir para un tratamiento crónico, en el que se administran repetidamente implantes a lo largo de la vida del perro.

“Los implantes de deslorelina se pueden considerar como una alternativa segura a la castración quirúrgica en patologías específicas mediadas por hormonas reproductivas en situaciones en las que la castración médica no es una opción, como en el caso de animales que padecen afecciones cardiovasculares u otras enfermedades sistémicas que hacen que la anestesia sea insegura”, concluyen.

VOLVER ARRIBA