VIERNES, 12 de julio 2024

VIE, 12/7/2024

PROFESIONALES

Demuestran la eficacia de protocolos rápidos de inmunoterapia contra la dermatitis atópica en perros de España

Un estudio piloto en 27 perros ha concluido que las pautas de inmunoterapia subcutánea de aumento rápido o acelerado de la dosis pueden contribuir a mejorar el cumplimiento, la disposición y la satisfacción del propietario

La dermatitis atópica canina es una enfermedad frecuente en la práctica veterinaria.
La dermatitis atópica canina es una enfermedad frecuente en la práctica veterinaria.

Demuestran la eficacia de protocolos rápidos de inmunoterapia contra la dermatitis atópica en perros de España

Un estudio piloto en 27 perros ha concluido que las pautas de inmunoterapia subcutánea de aumento rápido o acelerado de la dosis pueden contribuir a mejorar el cumplimiento, la disposición y la satisfacción del propietario

Redacción - 14-09-2023 - 11:06 H - min.

El 14 de septiembre es el Día Mundial de la Dermatitis Atópica, una enfermedad que también afecta a los perros. De hecho, la dermatitis atópica canina (DAC) es una enfermedad frecuente en la práctica veterinaria. En estos casos, la única opción de tratamiento curativo e inmunomodificador disponible actualmente, tanto en medicina humana como veterinaria, es la inmunoterapia con alérgenos (ITA).

La inmunoterapia con alérgenos consiste en la administración creciente de alérgenos con el fin de ir desensibilizando el sistema inmune y evitar la reacción alérgica. Sin embargo, el protocolo de la ITA es largo y complejo, lo que dificulta el cumplimiento del propietario, que es crucial para su eficacia.

La ITA subcutánea se administra siguiendo dos fases: la primera consiste en el aumento progresivo de la dosis de alérgeno hasta llegar a una concentración máxima, para seguir con una fase de mantenimiento en la que se administra mensualmente la misma dosis.

Con las pautas convencionales de inmunoterapia, la inducción generalmente consiste en 1-2 inyecciones a la semana durante periodos que oscilan entre los 3 y 8 meses, en función del fabricante.

Pero existen también las pautas de inmunoterapia subcutánea de aumento rápido o acelerado de la dosis (ITAs-R), en las que los pacientes alcanzan antes los beneficios de la inmunoterapia, y la terapia de mantenimiento puede iniciarse habitualmente al cabo de 4-8 semanas sin provocar una mayor tasa de reacciones adversas.

Es por esto por lo que un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona y de distintos centros veterinarios españoles ha llevado a cabo un estudio piloto, en colaboración con LETI Pharma, para examinar la eficacia y seguridad de dos protocolos de pauta de inducción rápida.

ESTUDIO EN 27 PERROS CON ATOPIA INDUCIDA POR SENSIBILIZACIÓN A LOS ÁCAROS DEL POLVO

Con este fin, 27 perros de propietarios privados con atopia inducida por sensibilización a los ácaros del polvo doméstico fueron vacunados con ITA durante un periodo de 12 meses. Los niveles de IgE específicas se determinaron al inicio y al final del tratamiento.

Para el estudio, se utilizaron extractos de alérgenos nativos precipitados con aluminio como componentes de la inmunoterapia subcutánea; se excluyeron los extractos de polen o de hongos alergénicos.

La ITAs se diseñó para cada animal en individual y los extractos de ácaros se utilizaron en individual o combinados entre sí, de acuerdo con el perfil de sensibilización de IgE de cada perro (Letivet Retard).

Se evaluaron dos protocolos de aumento de la dosis de ITAs-R similares. En ambos protocolos, se partía ya desde la primera dosis del vial más concentrado utilizado en el protocolo de inducción convencional (25 µg/ml). La dosis máxima (dosis de mantenimiento) se administró al cabo de 8 semanas tras el primer protocolo (protocolo A) y al cabo de 4 semanas tras el segundo protocolo (protocolo B).

A lo largo del estudio, se observaron reducciones significativas en el Índice de Extensión y Gravedad de la Dermatitis Atópica Canina (CADESI) en ambos protocolos, con una mejoría media del 82% para el protocolo A y del 77% para el protocolo B. La puntuación de medicación concomitante se redujo de forma efectiva, sin observarse diferencias significativas.

Además, los niveles de IgE no variaron salvo aquellos frente a Dermatophagoides farinae. Se registró solo una reacción adversa atribuible a la ITA que consistió en un aumento del prurito y edema que se solucionó con medicación.

Por todo ello, los autores consideran que “las tasas de eficacia y seguridad observadas con ambos protocolos sugieren que las pautas de inducción rápida podrían ser una buena opción de ITA para mejorar el cumplimiento de la terapia”.

“En resumen, la ITA convencional, aunque es efectiva, tiene varios inconvenientes asociados al periodo de inducción prolongado que hace peligrar el cumplimiento del protocolo terapéutico. Los protocolos de ITAs-R facilitaron la finalización exitosa del tratamiento aportando un protocolo más sencillo, reduciendo el tiempo de inducción y logrando tasas elevadas de eficacia y seguridad. Esto debería contribuir sin duda a mejorar el cumplimiento, la disposición y la satisfacción del propietario”, concluyen.

VOLVER ARRIBA