LUNES, 21 de septiembre 2020, actualizado a las 2:17

LUN, 21/9/2020 | 2:17

PROFESIONALES

Aumenta la disfunción cognitiva canina, la demencia de los perros

Debido al aumento de la esperanza de vida, la disfunción cognitiva canina, enfermedad similar al alzheimer de los humanos, está afectando cada vez a más perros. Una buena alimentación puede frenar la progresión de la enfermedad

Aumenta la disfunción cognitiva canina, la demencia de los perros

Aumenta la disfunción cognitiva canina, la demencia de los perros

Debido al aumento de la esperanza de vida, la disfunción cognitiva canina, enfermedad similar al alzheimer de los humanos, está afectando cada vez a más perros. Una buena alimentación puede frenar la progresión de la enfermedad

Alfonso Neira de Urbina - 18-01-2019 - 12:00 H

La disfunción cognitiva canina, más conocida como demencia canina, es una enfermedad que afecta a los perros, sobre todo a aquellos de avanzada edad, muy similar al alzheimer humano. Generalmente, este mal afecta a los canes mayores de diez años y produce cambios físicos en el cerebro de las mascotas, que provocan alteraciones en el comportamiento y que el animal pase por malos momentos, en los que siente confusión, desorientación o miedo.

En los últimos años, el número de casos de demencia canina ha aumentado, según han confirmado expertos de la Universidad de California Davis.

Los cambios físicos y comportamentales de la demencia canina, como ya ha sido mencionado, normalmente comienzan cuando el perro tiene 10 años, llegando a sus cifras más altas en aquellos cánidos de 15 o 16 años. Es más, en este tramo de edad el 60% de estas mascotas desarrolla algún signo de esta enfermedad. De hecho, el problema sería cada vez más frecuente, debido a que los animales domésticos son cada vez más longevos.

“Algunos signos que vemos en los perros que tienen disfunción cognitiva canina son pérdida del entrenamiento que han recibido en casa, cambios en el ciclo del sueño, con ejemplares despiertos toda la noche y durmiéndose por el día” ha explicado Melissa Bain, profesora de comportamiento clínico animal en la Universidad de California en Davis (UC Davis), en declaraciones recogidas por abc13, quien ha añadido que incluso “también vemos a veces que no reconocen a sus dueños”.

Muchos casos de demencia canina se están dando ahora debido a que los perros viven más, gracias a los avances en la medicina veterinaria. Por ello, se recomienda que los dueños estén alerta de los posibles signos de la enfermedad, entre los que se incluyen que el perro se pierda por la casa o lugares conocidos, no reconozca el mobiliario o los objetos, y que manifieste miedo, ansia o agresividad.

Aunque los tratamientos para esta enfermedad son limitados, la alimentación de la mascota puede ayudar a paliarla. “Hay dos dietas diferentes que ralentizan la progresión de la disfunción cognitiva canina en perros. Ambas con antioxidantes”, ha señalado Bain.

Se estima que el 80% de los casos de disfunción cognitiva canina no han sido diagnosticados. Por ello, desde Animals Health recomendamos que ante cualquier duda se acuda al veterinario, ya que hay muchas dolencias que podrían imitar los signos de la demencia canina. “Podría ser cualquier cosa, desde hipotiroidismo a infecciones del tracto urinario, ceguera y sordera, todos puede imitar los signos de la disfunción cognitiva canina”, ha remarcado Bain.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.