SÁBADO, 24 de julio 2021, actualizado a las 13:25

SÁB, 24/7/2021 | 13:25

PROFESIONALES

Covid-19: La PPA en China generó un aumento del consumo de animales salvajes

El jefe de la misión para buscar el origen del coronavirus de la Organización Mundial de la Salud ha participado en un encuentro de la OIE y ha explicado algunas de las conclusiones a las que llegó la investigación

Mercado en China.
Mercado en China.

Covid-19: La PPA en China generó un aumento del consumo de animales salvajes

El jefe de la misión para buscar el origen del coronavirus de la Organización Mundial de la Salud ha participado en un encuentro de la OIE y ha explicado algunas de las conclusiones a las que llegó la investigación

Redacción - 10-03-2021 - 11:14 H

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) ha hecho público un documento que resume los contenidos de la última reunión de su grupo de trabajo sobre Covid-19 en la interfaz animal-humano, que se celebró a principios de mes.

Teniendo en cuenta que en este encuentro participaron, entre otros, Billy Karesh, jefe del grupo de trabajo de animales silvestres de la OIE, y Peter Ben Embarek, jefe de la misión para buscar el origen del coronavirus de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mayor parte de lo discutido se dedicó a estos dos temas.

En el encuentro se citaron, por ejemplo, estudios que indican que el aumento en los precios de la carne de cerdo debido al sacrificio de cerdos relacionado con la peste porcina africana (PPA) podría haber provocado que más animales silvestres ingresaran a la cadena alimentaria humana.

Además, Arjan Stegeman, de la Universidad de Utretch, también participó, y en la reunión se habló de los estudios en busca del coronavirus en vida silvestre que han venido llevando a cabo en los Países Bajos y que han finalizado recientemente.

En la investigación han analizado muestras recolectadas de animales salvajes de los alrededores de granjas de visones, aunque todas las muestras de animales (comadrejas, zorros, etc.) resultaron negativas. Las únicas muestras positivas fueron de visones que habían escapado de granjas.

Debido a la presencia de Ben Embarek entre los participantes, se habló largo y tendido sobre la investigación de la OMS para buscar el origen del coronavirus. Así, Ben Embarek y otro experto que participó en la misión explicaron que no hay explotaciones peleteras importantes en la provincia de Hubei, donde se desató el brote, sino que estas se producen en el norte de China. Además, señalaron que ninguno de los primeros casos humanos parecía estar relacionados con granjas de pieles.

Con respecto a las especies de animales criados por sus pieles que podrían ser susceptibles a la infección por el SARS-CoV-2, la carne de algunos de estos animales se vendió en el mercado de Huanan, por ejemplo, el conejo, el tejón turón (de la familia de los mustélidos), o el perro mapache.

Sin embargo, señala que el muestreo de animales y productos animales vendidos en el mercado de Huanan después de su cierre el 31 de diciembre de 2019 no reveló evidencia de SARS-CoV-2.

Eso sí, aunque señalan que se desconoce la fuente de exposición de las personas y su vínculo con el mercado de Huanan, los expertos señalan que el virus podría haberse introducido en el mercado a través de seres humanos infectados, animales contaminados o productos de origen animal, posiblemente congelados.

CORONAVIRUS EN CARNE CONGELADA: "EXTREMADAMENTE RARO"

Y es que señalan que, si bien algunos de los primeros casos conocidos de Covid-19 estaban relacionados con el mercado de Huanan, otros casos no lo estaban, y algunos casos tempranos de Covid-19 no tenían un vínculo con ningún mercado, mientras que otros casos tenían exposición a otros mercados.

Desde la OMS apuntan que sabiendo que el mercado de Huanan es un mercado minorista y mayorista y, por lo tanto, abastece a mercados más pequeños, en caso de que hubiera animales infectados con SARS-CoV-2 en el mercado de Huanan, estos podrían haber sido enviados a mercados minoristas más pequeños.

También se mencionó el posible vínculo con la cadena de frío, sobre la que los expertos destacaron la importancia de hacer una distinción clara entre el riesgo que representa la carne congelada de animales salvajes infectados y otros productos congelados que pudieran actuar como fomites tras contaminarse su superficie.

Así, explicaron que la carne congelada de animales que habían sido infectados con SARS-CoV-2 probablemente tendría una carga viral más alta (más significativa) que otros productos fríos que tuvieran solo contaminación en la superficie. De hecho, aseguraron que la contaminación en superficie de productos congelados con SARS-CoV-2 es algo “extremadamente raro”.

Por otro lado, el grupo señaló su preocupación por el crecimiento de las ventas por internet de productos derivados de animales silvestres como resultado de la prohibición de su venta como alimento en los mercados.

Asimismo, apuntaron que, aunque que se permite el uso de productos derivados de animales silvestres en la medicina tradicional, ven menos probable que estos productos porten patógenos, ya que los medicamentos tradicionales pasan por un procesamiento que los eliminaría.

OTROS ASUNTOS ABORDADOS

Sobre los últimos casos de coronavirus en animales, el grupo de trabajo informó de un puma infectado con SARS-CoV-2, lo que lo sitúa como una nueva especie animal susceptible. Esto continúa evidenciando el surgimiento de casos en santuarios de grande felinos.

Por otro lado, apuntaron que las consideraciones del grupo de la OIE de comercio seguro de animales y productos animales sobre los riesgos asociados con las pieles de visón se publicarán en las próximas dos semanas.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.