MIÉRCOLES, 5 de agosto 2020, actualizado a las 10:19

MIÉ, 5/8/2020 | 10:19

PROFESIONALES

Coronavirus: ¿Qué ocurre si se pasa el plazo de vacunación de una mascota?

La Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales lanza una guía de vacunación que señala que las vacunas suelen tener margen y no hay que preocuparse por no poder vacunar durante el confinamiento por coronavirus Covid-19

Coronavirus: ¿Qué ocurre si se pasa el plazo de vacunación de una mascota?

Coronavirus: ¿Qué ocurre si se pasa el plazo de vacunación de una mascota?

La Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales lanza una guía de vacunación que señala que las vacunas suelen tener margen y no hay que preocuparse por no poder vacunar durante el confinamiento por coronavirus Covid-19

Redacción - 03-04-2020 - 15:00 H

En las últimas semanas, los veterinarios de todo el mundo han tenido que enfrentarse a cambios importantes y cada vez más rápidos en su práctica profesional, relacionados con la pandemia del coronavirus que causa la enfermedad Covid-19, y en países en etapas más avanzadas—como es España—hay restricciones en el movimiento público de personas y, por lo tanto, de animales de compañía.

Para afrontar estos momentos, la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) está brindando consejos actualizados a los veterinarios sobre hechos científicos clave relacionados con el SARS-CoV-2 y cómo deberían responder las clínicas veterinarias, entre ellas un documento sobre vacunación ante la epidemia.

A medida que la pandemia se ha intensificado y las clínicas veterinarias en muchos países están restringiendo sus servicios a atención esencial o de emergencia, muchos dueños de mascotas ahora se preguntan si puede haber problemas con sus animales de compañía si no son vacunados en las fechas de revacunación debidas y si la protección inmunológica continúa más allá de las fechas de revacunación recomendadas.

El consejo general es que los veterinarios deben tranquilizar a los propietarios de que no revacunar a sus mascotas con precisión en la fecha exacta no significa (especialmente en vacunas con periodo de 3 años) que su animal de compañía no esté protegido, y las mascotas con vacunas pendientes serán revacunadas en la primera oportunidad posible atendiendo a las recomendaciones.

Entre estas restricciones, apuntan, está la de los viajes nacionales e internacionales y salir menos a la calle. Este relativo confinamiento de mascotas (particularmente perros) también reduciría el riesgo de que los animales entren en contacto con patógenos.

VACUNAS CON PERIODO DE 3 AÑOS

En este punto, hay que recordar que las vacunas están clasificadas por la WSAVA como vacunas básicas (todos los animales deben recibirlas) y no básicas (solo los animales con un estilo de vida considerado de riesgo necesitan recibirlas).

La WSAVA también clasifica algunas vacunas como no recomendadas cuando no hay evidencia científica suficiente para justificar su uso. Tanto la vacuna del coronavirus entérico canino como la vacuna de la peritonitis infecciosa felina están dentro de la categoría no recomendada.

Las vacunas básicas vivas atenuadas como las del moquillo canino, el adenovirus canino tipo 2, el parvovirus canino tipo 2 y la del parvovirus felino, todas ellas básicas, deben administrarse con una frecuencia de cada 3 años.

Aunque muchos veterinarios aplican estas vacunas trienalmente de acuerdo con la recomendación del producto, la WSAVA señala que “existe evidencia sustancial” de que la protección es por mucho más tiempo. Podrán ser revacunados una vez que el acceso a las clínicas veterinarias vuelva a la normalidad.

Las vacunas felinas del herpevirus tipo 1 y el calcivirus, también básicas, se pueden administrar trienalmente a gatos considerados de "bajo riesgo" o anualmente a gatos de "alto riesgo". Existe evidencia de que estas vacunas también brindan protección a largo plazo.

La vacuna del virus de la leucemia felina, que no es básica, cuenta con recomendación de vacunación de WSAVA de 2 a 3 años. Por tanto, a un gato adulto que se le debe revacunar en un ciclo de 2 años, es probable que haya protección durante al menos otro año.

La WSAVA incluye la vacuna de la rabia en un grupo a parte, pues solo la recomienda para viajar a países endémicos. En España es obligatoria en casi todo el territorio por su proximidad con Marruecos.

Los veterinarios señalan que actualmente, la mayoría de las vacunas disponibles internacionalmente contra la rabia, según su prospecto, presentan un periodo de inmunidad de hasta 3 años, por ello, la WSAVA considera que en los casos en los que los movimientos estén restringidos, como España, los propietarios retrasen la revacunación hasta la próxima oportunidad disponible.

VACUNAS CON PERIODO DE UN AÑO

En cuanto a vacunas con periodo de revacunación de un año, como las no básicas de Bordetella bronchiseptica, o del virus de la parainfluenza canina y de la influenza canina, señala que están recomendadas generalmente para perros con mucho contacto social que están en contacto común con otros perros, como con el confinamiento ya no es posible, proponen que se retrasen cuando la atención vuelva a la normalidad.

También abordan las vacunas para prevenir la leptospirosis, que no son básicas y son recomendadas a perros considerados de riesgo, aunque en mayor medida que las anteriores. Estas vacunas también son anuales, pero apuntan que “hay algo de margen”.

Por esto, recomiendan que un perro que no haya recibido el refuerzo anual por un período de hasta 3 meses, reciba cuando sea posible una sola vacuna de refuerzo; y si ha sido de más de 3 meses, se deben administrar dos vacunas con 2 a 4 semanas de diferencia.

LA PRIMOVACUNACIÓN DE CACHORROS

El asunto más complicado es la primovacunación de cachorros con vacunas básicas. Las recomendaciones actuales de la WSAVA son para que se administren las primeras dosis paulatinamente a lo largo de un periodo.

Algunos propietarios pueden encontrarse durante el confinamiento en algún punto de este proceso, por lo que los cachorros que no han recibido sus vacunas pueden estar desprotegidos.

Por tanto, siempre que sea posible, una precaución sensata sería limitar el contacto de dichos animales con el exterior y tan pronto como se reanude el acceso a las clínicas veterinarias, esos animales deben recibir la vacuna central de acuerdo con las recomendaciones.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.