MARTES, 11 de agosto 2020, actualizado a las 4:59

MAR, 11/8/2020 | 4:59

PROFESIONALES

Coronavirus: consejos para realizar consultas veterinarias a distancia

El Consejo de Colegios Veterinarios de Cataluña ha aportado información sobre las consultas a distancia por las medidas de restricción del coronavirus, y ha explicado que si se conoce el historial clínico se puede prescribir con telemedicina

Coronavirus: consejos para realizar consultas veterinarias a distancia

Coronavirus: consejos para realizar consultas veterinarias a distancia

El Consejo de Colegios Veterinarios de Cataluña ha aportado información sobre las consultas a distancia por las medidas de restricción del coronavirus, y ha explicado que si se conoce el historial clínico se puede prescribir con telemedicina

Redacción - 23-03-2020 - 10:55 H

La propagación del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19, ha cambiado drásticamente la forma de vida de los españoles, sobre todo después de la declaración del estado de alarma que cumple más de una semana, y que se prevé que se alarge, al menos, hasta el 11 de abril.

Por ello, y frente a la actual crisis sanitaria, las limitaciones a la circulación por las vías públicas y el riesgo que supone para los clientes y los veterinarios atender consultas presencialmente en los centros veterinarios, el Consejo de Colegios Veterinarios de Cataluña (CCVC) ha explicado algunos puntos sobre las consultas veterinarias a distancia.

Así, según han explicado desde el CCVC, el artículo 8.8 del Código deontológico para el ejercicio de la profesión veterinaria del Consejo General de Colegios Veterinarios de España establece que “no se deberá prescribir tratamientos u otros procedimientos sin haber realizado un examen directo y previo del paciente”.

Sin embargo, existe una excepción, y es que “cuando el veterinario responsable conozca la información epidemiológica y/o clínica y lleve un seguimiento documentado de los animales, y lo pueda acreditar, podrá prescribir tratamientos sin necesidad de presencia física”.

“En beneficio de esto, el veterinario no admitirá consultas, que impliquen una prescripción, realizadas exclusivamente por teléfono, carta o cualquier otro medio de comunicación”, continúa.

Con esta información, los veterinarios catalanes recuerdan que la Organización Colegial Veterinaria considera procedente que los veterinarios puedan atender animales mediante consultas a distancia cuando no se trate de procesos graves o cuyo retraso pueda conllevar efectos perjudiciales en la salud y/o el bienestar de los animales.

LA TELEMEDCINA VETERINARIA EN TIEMPOS DE CRISIS SANITARIA

En el caso de Italia, el país europeo más golpeado por el coronavirus, los veterinarios también han tomado medidas para poder seguir prestando sus servicios a través de la telemedicina.

Así, la Federación Nacional de Colegios Veterinarios Italianos (FNOVI) proporciona unas indicaciones sobre actividades remotas por parte de los veterinarios. De esta manera, admiten que “es innegable que el diagnóstico del estado patológico, somático y mental de un paciente requiere la presencia física de los tres sujetos involucrados: el animal, el propietario y el veterinario, por razones de responsabilidad profesional, procesamiento de datos y protección de salud del paciente y del dueño”.

Sin embargo, en algunas circunstancias y ante la emergencia COVID-19, proponen fomentar el uso de tecnologías digitales, incluso aquellas de uso común, como las videollamadas o el chat.

De esta manera, los veterinarios italianos señalan que, de forma remota, es decir, en ausencia de una visita clínica, es posible realizar algunas acciones, como solicitar una consulta o una segunda opinión, siempre poniendo a disposición la documentación clínica.

También indican que se puede realizar el seguimiento de un paciente con patología crónica que ya tenía una terapia prescrita por su profesional de referencia, o de un paciente en proceso postoperatorio.

Asimismo, apuntan que se puede llevar a cabo la evaluación de síntomas de aparición repentina, que podrían advertir de una patología que requiere una intervención terapéutica urgente por parte del veterinario.

“Por el momento, las tecnologías disponibles para la mayoría de los propietarios se limitan a teléfonos inteligentes u otros dispositivos con audio y cámaras que obviamente solo permiten dar consejos o sugerencias y no pueden reemplazar una visita”, matizan.

Por todo esto, concluyen que “en la situación actual, debido a la necesidad de limitar la propagación de COVID-19 y en cualquier otra circunstancia que pueda limitar la movilidad del propietario del paciente animal, el veterinario puede utilizar las tecnologías disponibles para dirigir la terapia más racional y necesaria, pero no para reemplazar la visita, que debe llevarse a cabo respetando escrupulosamente las medidas de protección de salud y seguridad de todos los involucrados”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.