SÁBADO, 28 de noviembre 2020, actualizado a las 12:20

SÁB, 28/11/2020 | 12:20

PROFESIONALES

Coronavirus: Consejos para empleados del sector veterinario

Lanzan un documento con preguntas y respuestas en el que se indica cómo actuar a los trabajadores de clínicas veterinarias u otros centros de trabajo durante el estado de alarma por el coronavirus Covid-19

Es importante tomar medidas de precaución en el centro de trabajo.
Es importante tomar medidas de precaución en el centro de trabajo.

Coronavirus: Consejos para empleados del sector veterinario

Lanzan un documento con preguntas y respuestas en el que se indica cómo actuar a los trabajadores de clínicas veterinarias u otros centros de trabajo durante el estado de alarma por el coronavirus Covid-19

Redacción - 27-03-2020 - 15:52 H

Desde que el Gobierno confirmara con una ampliación de su Real Decreto de Estado de Alarma que las clínicas veterinarias podían seguir abiertas muchas han sido las dudas que han surgido, desde la de atender solo urgencias, la instauración de la cita previa, o la telemedicina.

También se han resuelto dudas a empresarios y autónomos del sector respecto a las medidas económicas tomadas por el Gobierno. Ahora, el Colegio de veterinarios de Valencia, resuelve también las dudas y da consejos sobre cómo actuar a los empleados de las clínicas.

La primera cuestión que resuelven es la de que, en el caso que la expansión del coronavirus generara pánico entre los trabajadores, se podría dejar de acudir al centro de trabajo por miedo al contagio.

El Colegio explica que no, en principio, y salvo que un servicio médico haya decretado aislamiento preventivo, el simple miedo al contagio no autoriza a no ir a trabajar. Por tanto, señala que es la empresa la responsable de establecer las medidas preventivas adecuadas a cada caso, y a cada tipo de producción. Mientras esto no ocurra, las ausencias serían injustificadas.

Eso sí, apuntan que si el COVID-19 empieza a extenderse de forma descontrolada y la empresa opta por no adoptarse a las medidas legislativas inmediatas, el trabajador podrá acogerse al riesgo para su salud y el artículo 21.2 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales para justificar su ausencia o el teletrabajo.

Respecto al teletrabajo, apuntan que para aplicar el teletrabajo se requiere el consentimiento y acuerdo mutuo entre empresario y trabajador previo a su inicio, salvo que existieran acuerdos previos en la materia al respecto.

En este sentido, añaden que, en principio, la empresa debe estar dotada del material necesario para realizar el teletrabajo, aunque matizan que previo acuerdo es posible que trabajadores puedan poner a disposición del empleador material personal durante esta etapa, o en el caso de disponer de portátil personal ofrecerlo para usarlo para trabajar.

VACACIONES Y CONTAGIOS

Por otro lado, sobre si se puede imponer el disfrute de vacaciones durante estos días, el Colegio recuerda que el artículo 38.2 del Estatuto de los Trabajadores establece que “el período o períodos de su disfrute se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador, de conformidad con lo establecido en su caso en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones”.

En cuanto a si en el ámbito laboral se producen contagios, el Colegio apunta que los periodos de aislamiento y de contagio de la enfermedad como consecuencia del virus COVID-19, a efectos de la prestación económica de la incapacidad temporal, se considera situaciones asimiladas a accidente de trabajo.

Por tanto, la baja, partes de confirmación y de alta corresponden al Servicio Público de Salud y no los tramitará la mutua de accidentes de trabajo y aclara que tiene derecho a esta prestación la persona trabajadora por cuenta propia o ajena que se encuentre de alta, en la fecha del hecho causante.

La fecha del hecho causante será en la que se acuerde el aislamiento enfermedad (aunque el parte de baja se expida con posterioridad) y la duración de la prestación se determinará por el parte de baja y su correspondiente alta, gestionado por el Servicio Público de Salud.

Por otro lado, resuelven dudas sobre cómo proceder si un empresario exige a un trabajador que preste servicios en cuarentena asintomático. Sobre este asunto, señalan que, en principio el empresario no puede exigir la prestación de servicios porque el Gobierno ha asimilado la cuarentena a la baja por incapacidad temporal.

Por último, confirman que la empresa del trabajador puede cesar su actividad por el impacto de la crisis del nuevo coronavirus siempre que acredite la concurrencia de causas objetivas para esta decisión.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.