MARTES, 21 de enero 2020, actualizado a las 12:03

MAR, 21/1/2020 | 12:03

PROFESIONALES

Continúan los problemas internos en el Colegio de Veterinarios de Lugo

Un grupo de colegiados del Colegio de Lugo acusan a la presidenta, Ana María López Pombo, de vincular su cargo en el Partido Popular con la presidencia de la institución colegial. Desde el Consejo Gallego de Veterinarios piden que celebre una asamblea para decidir el futuro de la actual junta directiva

GALERIA
Ana María López Pombo, presidenta del Colegio de Veterinarios de Lugo, junto a Juan José Gómez, presidente del Colegio de Veterinarios de Ourense

Continúan los problemas internos en el Colegio de Veterinarios de Lugo

Un grupo de colegiados del Colegio de Lugo acusan a la presidenta, Ana María López Pombo, de vincular su cargo en el Partido Popular con la presidencia de la institución colegial. Desde el Consejo Gallego de Veterinarios piden que celebre una asamblea para decidir el futuro de la actual junta directiva

Fernando Núñez Benítez - 25-06-2018 - 14:00 H

Desde hace varios meses, un grupo de colegiados del Colegio de Veterinarios de Lugo vienen exigiendo una votación para decidir el futuro de la directiva del colegio, debido a que consideran que la actual presidenta, Ana María López Pombo, ha vinculado su cargo en la presidencia con la viceportavocía del Partido Popular (PP) de Lugo.

Ahora, además, el Consejo Gallego de Veterinarios vuelve a instar a la presidenta a que convoque una asamblea para debatir su continuidad en el cargo, según recoge Europa Press.

De este modo, según recoge el decreto del Consejo que se aprobó al ser constituido, éste debe gestionar “los problemas específicos de cada uno de los colegios, por subrogación cuando lo soliciten”. Por ello, ha remitido un escrito a la propia López Pombo para que celebre dicha asamblea y “los colegiados puedan votar y decidir la continuidad de la actual Junta Directiva".

El pasado mes de octubre, 169 colegiados en activo presentaron en el Colegio Provincial solicitudes para la celebración de la asamblea de moción de censura, pero la presidenta no admitió estas firmas y emplazó a los solicitantes a realizar sus peticiones en persona o validar sus firmas ante notario.

Ante la no admisión de las firmas que reclamaban la convocatoria de una asamblea extraordinaria, el grupo de críticos con López Pombo presentó un recurso ante el Consejo Gallego que, en su resolución, dictamina que las signaturas debieron ser aceptadas porque entiende que la presidenta impuso "un criterio arbitrario y carente de ninguna base legal". 

Toda la polémica viene a raíz de que la presidenta, supuestamente, había ofrecido charlas del colegio en la sede del PP en Lugo y enviado cartas de publicidad del PP a los colegiados a través de la cuenta de correo oficial del colegio.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.