VIERNES, 21 de junio 2024

VIE, 21/6/2024

PROFESIONALES

Consiguen tratar una infección de una bacteria multirresistente en un gato gracias a la terapia con fagos

Se trata de la primera aplicación documentada de la terapia con fagos personalizada en medicina veterinaria

Este caso subraya la necesidad crítica de nuevas terapias como los fagos para abordar la creciente preocupación por las infecciones resistentes a los antibióticos.
Este caso subraya la necesidad crítica de nuevas terapias como los fagos para abordar la creciente preocupación por las infecciones resistentes a los antibióticos.

Consiguen tratar una infección de una bacteria multirresistente en un gato gracias a la terapia con fagos

Se trata de la primera aplicación documentada de la terapia con fagos personalizada en medicina veterinaria

Redacción - 28-05-2024 - 09:32 H - min.

Un nuevo estudio ha demostrado un avance en el tratamiento de infecciones resistentes a los antibióticos en animales. La investigación, centrada en un gato siamés de 5 años, Squeaks, con una infección por Pseudomonas aeruginosa multirresistente después de una cirugía de artrodesis, marca la primera aplicación documentada publicada de la terapia con fagos personalizada en medicina veterinaria.

El estudio fue dirigido por Ronen Hazan y su equipo, de la Facultad de Medicina Dental de la Universidad Hebrea de Jerusalén, en colaboración con el equipo de Vet Holim, JVMV-Centro médico veterinario en Kiryat-Anavim, Israel.

Squeaks, inicialmente tratado en el JVMV por lesiones sufridas por una caída desde un lugar alto, desarrolló una infección grave en la pata trasera derecha después de múltiples cirugías. Esta infección persistió a pesar de varios tratamientos con antibióticos durante cuatro meses.

Ante una posible cirugía de reemplazo de implantes, el equipo recurrió al nuevo tratamiento que implicaba una combinación meticulosamente diseñada de un fago específico contra P. aeruginosa, un virus que mata las bacterias, aplicado tópicamente en la herida quirúrgica y ceftazidima administrada por vía intramuscular. Los propietarios del gato, después de una breve demostración, le proporcionaron la mayor parte de las dosis de tratamiento con fagos y antibióticos en su casa.

La integración de la terapia con fagos con antibióticos tenía como objetivo atacar el patógeno de manera efectiva y directa en el sitio de la infección, aprovechando la capacidad del fago para aplicarse tópicamente, lo que simplifica la administración y maximiza su concentración en el sitio de la infección. Este enfoque permitió que la herida quirúrgica, que había permanecido abierta durante cinco meses, sanara completamente después de catorce semanas de tratamiento.

Progreso de la cicatrización de heridas durante el período de terapia con fagos

NECESIDAD CRÍTICA DE NUEVAS TERAPIAS FRENTE A INFECCIONES RESISTENTES

“El resultado exitoso de este caso subraya la necesidad crítica de nuevas terapias como la terapia con fagos para abordar la creciente preocupación por las infecciones resistentes a los antibióticos, que afectan hasta el 8,5% de los sitios quirúrgicos después de cirugías ortopédicas en animales de compañía. Estas infecciones no sólo plantean importantes riesgos para la salud de los animales, sino que también aumentan la morbilidad, la mortalidad y los costos asociados con estos procedimientos”, remarcan los autores.

Estudios recientes sugieren que la terapia con fagos, que ya muestra altas tasas de éxito en medicina humana para el tratamiento de infecciones ortopédicas y heridas crónicamente infectadas, puede ofrecer una solución prometedora para problemas similares en la práctica veterinaria.

“Además, el tratamiento exitoso de este gato por parte de sus titulares en casa resalta la practicidad y eficacia de la terapia con fagos personalizada, que podría extenderse para tratar a otras mascotas que enfrentan desafíos similares de resistencia a los antimicrobianos. Curiosamente, a diferencia de situaciones comunes, este caso se realizó en un animal basándose en los conocimientos del equipo al tratar primero a los humanos”, indican.

Para los autores, la recepción positiva por parte de veterinarios y propietarios de mascotas con respecto a la terapia con fagos apunta a una creciente conciencia y aceptación de esta opción de tratamiento.

“A medida que se continúa explorando el nuevo tratamiento en entornos veterinarios, no solo mejora la salud y el bienestar de las mascotas, sino que también ofrece datos valiosos que contribuyen a una aplicación más amplia de la terapia con fagos tanto en animales como en humanos”, destacan.

Para los investigadores, esta unión de datos puede mejorar los protocolos de tratamiento y los resultados en una variedad de infecciones bacterianas, “cambiando potencialmente el panorama del tratamiento de infecciones tanto en medicina veterinaria como humana”.

Imagen de Squeaks tras la recuperación total

VOLVER ARRIBA