MARTES, 30 de noviembre 2021, actualizado a las 16:17

MAR, 30/11/2021 | 16:17

PROFESIONALES

Condenada una mujer por maltratar a su esposa y al perro de la pareja

El Juzgado de lo Penal Nº 1 de Cáceres ha condenado a un año y 9 meses de prisión a una mujer por maltrato habitual en el ámbito familiar hacia su esposa, así como por otro delito de maltrato animal

Tribunal Superior de Justicia de Extremadura.
Tribunal Superior de Justicia de Extremadura.

Condenada una mujer por maltratar a su esposa y al perro de la pareja

El Juzgado de lo Penal Nº 1 de Cáceres ha condenado a un año y 9 meses de prisión a una mujer por maltrato habitual en el ámbito familiar hacia su esposa, así como por otro delito de maltrato animal

Redacción - 15-10-2021 - 10:31 H

El Juzgado de lo Penal Nº 1 de Cáceres ha condenado, por conformidad, a 1 año y 9 meses de prisión a una mujer por maltrato habitual en el ámbito familiar hacia su esposa, así como por otro delito de maltrato animal, por lesionar intencionadamente al perro que tiene en común la pareja. Además le condena al pago de una indemnización de 6.000 euros por los delitos de lesiones y de 781 euros por los gastos veterinarios.

También se le condena a no comunicarse con la víctima ni a acercarse a ella a menos de 200 metros, durante cuatro años; a la realización de trabajos en favor de la comunidad; al pago de una multa y de las costas procesales, al encontrarla culpable de numerosos delitos, entre ellos, de lesiones leves y vejaciones injustas de manera continuada hacia su mujer, y de maltrato animal continuado.

El Juzgado considera probado que la condenada, que llevaba un año casada con su mujer, más dos años de convivencia en pareja, entre Madrid y una localidad de la provincia de Cáceres, “mantuvo desde el principio una actitud desafiante, agresiva y de abuso emocional constante respecto de su pareja, golpeándola en incontables ocasiones, propinándole golpes y patadas, tirándola al suelo y agarrándola del cuello y del pelo mientras la arrastraba por el suelo”.

Todo ello, añade la sentencia, con insultos y vejaciones haciendo difícilmente soportable la convivencia familiar y generando en la víctima un sentimiento permanente de inquietud y desasosiego. De hecho, la acusada, que no quería que su pareja fumara en el domicilio, a pesar de que sí se lo permitía a sus amigos, le obligó en una ocasión a comerse un cigarrillo, tal y como consta en los hechos probados.

En cuanto a las lesiones ocasionadas a la perrita que convivía con ambas, la acusada llegó a fracturarle la mandíbula y a causarle la avulsión parcial de piezas dentales.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.