LUNES, 10 de diciembre 2018, actualizado a las 5:00

LUN, 10/12/2018 | 5:00

MADRID

PROFESIONALES

Los veterinarios españoles, los más preocupados por la competencia

Un estudio muestra que los veterinarios españoles se muestran especialmente preocupados por la competencia y ven en la especialización el futuro de la profesión veterinaria

GALERIA

Los veterinarios españoles, los más preocupados por la competencia

Un estudio muestra que los veterinarios españoles se muestran especialmente preocupados por la competencia y ven en la especialización el futuro de la profesión veterinaria

Jorge Jiménez Rodríguez - 03-12-2018 - 15:00 H

Según un estudio publicado por CM Research, en el que se ha entrevistado a un total de 3.511 veterinarios de 12 países europeos, Canadá, Estados Unidos, Australia, Rusia y Latinoamérica, los veterinarios españoles se muestran muy preocupados por cuestiones de competencia y, además, han señalado que un aumento de la especialización será clave para la mejora futura de la profesión veterinaria. En el estudio han participado 301 veterinarios de España, el 96% de los cuales trabajan en el sector privado, o por cuenta propia, mientras que el 4% restante se distribuye en veterinarios de franquicias, grandes corporaciones y otros.

LA COMPETENCIA, PROBLEMA EN ESPAÑA

A la hora de responder sobre cuáles son los principales retos a los que se enfrentan en su día a día, en su profesión, los españoles han señalado como primera opción la competencia de otros profesionales del sector un 49% de las veces. Esto convierte a los veterinarios españoles en los más preocupados en problemas relativos a la competencia de todos los países que han participado en el estudio, seguidos de lejos por Brasil, donde el 36% de los veterinarios se mostraban preocupados por la competencia en el sector. La media europea en este aspecto está en el 35%, lo que sitúa a España un 14% más por encima de ésta, y un 24% más que el resto del mundo, donde la media es del 25%.

Respecto a lo relativo a la competencia, desde el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid (Colvema), han alertado de la existencia de una cierta saturación dentro del sector veterinario, y en especial en el de las clínicas de pequeños animales. Esta saturación, en ocasiones, según informa Colvema, genera un notable incremento de la competencia desleal. Dicho problema de saturación produce una reducción de márgenes por el exceso de competencia además de por la pérdida progresiva en venta de piensos y otros productos, por la aparición de grandes cadenas de tiendas. Todo ello, tiene una repercusión negativa en los salarios de los profesionales veterinarios, que también deben combatir el intrusismo laboral.

Para atajar este problema de saturación en el sector, desde Colvema se han publicado unas pautas las cuales fomentan el impulso de la rentabilidad y la sostenibilidad de las clínicas. Algunos de los puntos que se enuncian son: la aminoración de la apertura de nuevas clínicas; incremento del número y remuneración de los actos veterinarios; crear alianzas entre clínicas para responder de forma efectiva a la competencia exterior.

Por otro lado, el sector de las clínicas se ha visto amenazado por la irrupción en el mercado de fondos de inversión, además del crecimiento exponencial que han experimentado grandes “cadenas de tiendas de servicios”. Desde que han entrado en el mercado estos grandes grupos, la venta de complementos y alimentos en las clínicas veterinarias se ha reducido en un 35-30%, siendo su progresivo desarrollo un lastre para las posibilidades de viabilidad de las clínicas.

NUEVOS CLIENTES Y VOLUMEN DE TRABAJO

El siguiente gran reto que han señalado los veterinarios españoles ha sido la captación de nuevos clientes, con un 39%. En esta ocasión España se sitúa por debajo de la media de Latinoamérica (44%). Pero de nuevo supera la media europea que está en el 30% y la mundial, 17%. Los veterinarios canadienses son los menos preocupados en este aspecto, tan solo un 6% lo ha señalado como problema a afrontar por la profesión veterinaria.

Por otro lado, el tercer reto con el que tienen que lidiar los veterinarios españoles es la cantidad de trabajo y el poco tiempo libre de que disponen, esto lo ha señalado un 33% de los encuestados. En esta ocasión, España está por debajo de la media europea que se sitúa en el 38% y muy por debajo de la media del resto de mundo, 50%. En países europeos como Francia (52%) o Bélgica (50%), la falta de tiempo libre de los veterinarios se convierte en el principal reto a afrontar para éstos.

FUTURO DE LA PROFESIÓN VETERINARIA

A la hora de responder sobre qué podría generar en el futuro el mayor impacto en medicina veterinaria, los profesionales españoles, en un 51%, han señalado el aumento de la especialización en primer lugar. En este caso España tiene solo a Alemania por delante. Y es que el 65% de los veterinarios germanos han apuntado al aumento de la especialización como potencial impacto positivo para la profesión. Ambos países se sitúan muy por encima de la media europea (13%). Por otro lado, un 42% de los veterinarios españoles han respondido que un cambio en la mentalidad de los ciudadanos sobre el bienestar y la salud animal generaría, en segundo lugar, un impacto positivo para la veterinaria futura. En esta ocasión los españoles se quedan por debajo de la media de Europa que, con un 48% sitúa esta opción en primer lugar para la futura mejora de la profesión en el futuro. Por último, un 32% de los veterinarios españoles han señalado en tercer lugar el desarrollo de nuevos fármacos y tratamientos como algo positivo que podría producir un impacto positivo en la medicina veterinaria del futuro, mientras que el 43% de los veterinarios europeos lo sitúan en segundo lugar por orden de importancia.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.