MARTES, 26 de mayo 2020, actualizado a las 5:06

MAR, 26/5/2020 | 5:06

PROFESIONALES

China culpa al tráfico ilegal de animales del brote del nuevo coronavirus

Las autoridades chinas achacan al tráfico ilegal de especies exóticas para consumo la aparición del nuevo coronavirus, mientras que los investigadores del país siguen buscando la especie reservorio del virus, y cómo saltó a humanos

China culpa al tráfico ilegal de animales del brote del nuevo coronavirus

China culpa al tráfico ilegal de animales del brote del nuevo coronavirus

Las autoridades chinas achacan al tráfico ilegal de especies exóticas para consumo la aparición del nuevo coronavirus, mientras que los investigadores del país siguen buscando la especie reservorio del virus, y cómo saltó a humanos

Francisco Ramón López - 23-01-2020 - 11:35 H

Un nuevo coronavirus, el 2019-nCoV, surgido en la ciudad de Wuhan ha puesto en alerta a las autoridades chinas sobre la falta de regulación del comercio de animales exóticos, impulsado por la elevada demanda de lo que en el país asiático consideran manjares, así como por la medicina tradicional.

Es común ver en los mercados de China animales salvajes, a menudo cazados furtivamente. Estos mercados son considerados desde los sectores sanitarios del país, así como desde la propia Organización Mundial de la Salud, como un caldo de cultivo para enfermedades y una incubadora para que virus evolucionen y salten la barrera de especies para terminar afectando a los humanos.

Hasta el momento, cerca de 600 personas han sido infectadas y ya hay 17 muertos, por el nuevo virus que, según la información que las autoridades tienen hasta el momento, surgió de animales salvajes comercializados ilegalmente en un mercado de mariscos y animales vivos en Wuhan.

"El origen del nuevo coronavirus es la vida silvestre vendida ilegalmente en un mercado de mariscos de Wuhan", ha explicado Gao Fu, director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China, en una sesión informativa recogida por la agencia Reuters.

SERPIENTES Y MURCIÉLAGOS

Por su parte, la agencia de noticias estatal Xinhua informa de los últimos avances de los investigadores del país, que buscan resolver el origen exacto del brote. En los últimos días, han surgido dos estudios que apuntan a las serpientes y a los murciélagos como posible origen.

En el caso de las serpientes, un estudio publicado en el ‘Journal of Medical Virology’ muestra que este animal es el reservorio más probable. Los científicos señalan que era uno de los animales que se vendía en el mercado de mariscos de Wuhan antes de su cierre.

Los resultados obtenidos de los análisis realizados sugirieron que el nuevo virus 2019-nCoV parecía ser un virus recombinante entre el coronavirus de murciélago y un coronavirus de origen desconocido.

Asimismo, otro grupo de investigación sugiere que el reservorio natural del virus probablemente sean los murciélagos. En el estudio, publicado por ‘Science China Life Sciences’, compararon las secuencias del genoma del 2019-nCoV con los coronavirus que se sabe que infectan a los humanos: síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV) y Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV).

Descubrieron que el 2019-nCoV es aproximadamente un 70% similar al SARS-CoV y un 40% similar al MERS-CoV.

Los investigadores señalaron que una proteína del nuevo coronavirus, la proteína S, genera “una fuerte interacción” con los receptores de células humanas, “lo que representa un riesgo significativo para la salud pública y la transmisión humana”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.