MARTES, 30 de noviembre 2021, actualizado a las 16:09

MAR, 30/11/2021 | 16:09

PROFESIONALES

Centro, sur y nordeste de España, las regiones afectadas por el virus del Nilo

El Ministerio de Agricultura ha publicado su informe de actualización sobre la fiebre del Nilo Occidental y ha detallado los últimos focos en animales y la distribución del virus en el país

El virus del Nilo Occidental probablemente llegó a España a través de aves migratorias.
El virus del Nilo Occidental probablemente llegó a España a través de aves migratorias.

Centro, sur y nordeste de España, las regiones afectadas por el virus del Nilo

El Ministerio de Agricultura ha publicado su informe de actualización sobre la fiebre del Nilo Occidental y ha detallado los últimos focos en animales y la distribución del virus en el país

Redacción - 22-09-2021 - 17:45 H

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha hecho público su informe de Actualización de la situación epidemiológica de la fiebre del Nilo Occidental (FNO en adelante, West Nile Fever en inglés), una zoonosis causada por determinadas cepas del virus del Nilo Occidental (VNO) transmitidas por mosquitos.

Dicho virus, explica el MAPA, se mantiene gracias a un ciclo de transmisión mosquito-ave-mosquito, que se ve facilitada por la posibilidad de transmisión transovárica por la que el virus pasa de madres a huevos y así a la siguiente generación de mosquitos. Los seres humanos y los équidos se consideran huéspedes finales del virus por lo que no transmiten la enfermedad.

Las aves son consideradas reservorio de la enfermedad, es decir son capaces de mantener el virus sin padecer en algunos casos síntoma alguno, jugando un papel muy importante en el mantenimiento y diseminación del virus; a veces a largas distancias a través de las rutas migratorias.

Algunas especies de aves son especialmente susceptibles, por lo que el virus puede causar eventos de alta mortalidad, como es el caso de los cuervos, aunque se ha encontrado virus en más de 250 especies de aves encontradas muertas o agonizantes.

El VNO es en la actualidad el arbovirus más extendido en el mundo, encontrándose presente en todos los continentes excepto en la Antártica. Normalmente se mantiene en un ciclo endémico entre aves y mosquitos, causando brotes epidémicos estacionales durante la época de máxima actividad de los vectores competentes en la transmisión. Brotes que pueden afectar a aves y a diferentes mamíferos; principalmente y de forma más grave a équidos y personas.

España presenta en la actualidad una situación endémica de la enfermedad debido a que reúne unas condiciones favorables para el mantenimiento y la circulación del virus responsable de la FNO, como son la gran variedad de posibles reservorios, la proximidad a zonas endémicas como África y Oriente Próximo, las características ecológicas y climáticas, las rutas migratorias de aves procedentes de áreas afectadas y la presencia de vectores competentes ampliamente difundidos por la geografía española.

Entre los años 2010 y 2016 se detectó el linaje 1 del virus de la FNO en aves y en diversas explotaciones equinas de Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Castilla y León. En octubre de 2017, se encontró el linaje 2 del virus en un ave, azor común, que presentaba sintomatología clínica en la provincia de Lérida. Se trataba de la primera detección de este linaje en España, que había sido encontrado en Europa central desde 2004 y posteriormente en Italia.

En el año 2020 se notificaron 139 focos en équidos, 8 en équidos centinelas y los otros 131 detectados por vigilancia pasiva por sintomatología compatible. Los análisis realizados por el Laboratorio Central de Veterinaria de Algete determinaron que el VFNO detectado en muestras de encéfalo y líquido cefalorraquídeo (LCR) procedentes de 11 de los caballos que mostraron sintomatología clínica en las provincias de Cádiz, Huelva y Sevilla pertenecían al linaje 1 del VFNO, el mismo linaje que se detectó en los focos notificados en años previos en la misma zona.

Por otro lado, a través de la vigilancia pasiva en aves silvestres, en 2020 se detectaron 12 aves en las que se obtuvieron resultados positivos a VFNO por PCR. De esas 12 aves, 9 de ellas fueron positivas al linaje 1 del VFNO: un quebrantahuesos, un buitre negro (Aegypius monachus), un búho real y un búho chico en un núcleo zoológico de Jerez de la Frontera (Cádiz).

Asimismo, se detectó este mismo linaje en una garceta común y un azor común en La Puebla del Río (Sevilla); una perdiz roja en Andújar (Jaén); un águila imperial en Medina Sidonia (Cádiz) y un buitre leonado en Ciudad Real.

Además, resultaron positivos al linaje 2 del VFNO 3 azores comunes localizados en el municipio de Alpicat (Lérida) y los municipios de Riudoms y Vinyols i els Arcs (Tarragona). Anteriormente, sólo había sido detectado en una ocasión dicho linaje en España, en el mes de septiembre de 2017, también en otro azor común en la zona urbana de Lérida.

En la actual temporada de transmisión correspondiente al año 2021, en base al Programa nacional de vigilancia se confirmó el primer resultado serológico positivo a FNO en un équido centinela ubicado en el municipio de Tarifa (Cádiz). Además, a través del componente de vigilancia pasiva, han sido detectados otros 4 casos en Andalucía (2 en Huelva y 2 en Sevilla) en équidos.

Además, en septiembre han sido notificados otros 2 positivos en équidos centinelas en Tarragona, en la comarca de Baix Camp (Reus), misma comarca donde habían sido detectados mosquitos positivos al linaje 2 del VFNO en el mes de agosto. Por otro lado, en septiembre también han sido confirmados casos en una gallina y 2 urracas de Lleida.

Mapa con los focos en mosquitos, équidos y aves en España en 2021 (hasta 21 de septiembre).

EL VIRUS DEL NILO OCCIDENTAL LLEGÓ A TRAVÉS DE AVES MIGRATORIAS

De los resultados filogenéticos obtenidos hasta la fecha sobre aislados de diferentes años y zonas geográficas de VNO circulantes en España, se puede concluir que los datos moleculares y epidemiológicos sugieren que la primera introducción de VNO en la región del Mediterráneo occidental, posiblemente fue a través de aves migratorias.

Los aislados de VNO caracterizados en España entre 2007 y 2016 se distribuyen en al menos dos clusters dentro del grupo de aislados del oeste mediterráneo (Wmed-1 y Wmed-2), de los cuales el cluster Wmed-2, causante de los primeros aislados españoles, parece haberse extinguido, al menos en España, al no agruparse en él ninguna secuencia posterior a 2008.

“El virus no necesita nuevas introducciones desde otros territorios para producir nuevos brotes, dado que se mantiene la circulación de forma endémica en la Península Ibérica”, añaden, aunque apuntan que estudios filogenéticos sugieren al menos 2 introducciones recientes en territorio español desde otras zonas del Mediterráneo.

Por último, explican que actualmente están presentes en España el linaje 1 en el centro y sur peninsular y el linaje 2 en la zona nordeste.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.