JUEVES, 7 de julio 2022, actualizado a las 2:44

JUE, 7/7/2022 | 2:44

PROFESIONALES

Los casos de leishmaniosis en Baleares se multiplican casi por 3 en 10 años

En los últimos 10 años Baleares ha registrado 268 casos acumulados de leishmaniosis en humanos, de los que 64 convivían con perros

Patricia Gómez i Picard, consejera de Salud de las Islas Baleares.
Patricia Gómez i Picard, consejera de Salud de las Islas Baleares.

Los casos de leishmaniosis en Baleares se multiplican casi por 3 en 10 años

En los últimos 10 años Baleares ha registrado 268 casos acumulados de leishmaniosis en humanos, de los que 64 convivían con perros

Jorge Jiménez - 07-01-2022 - 13:40 H - min.

El Gobierno de Baleares ha publicado un informe de vigilancia epidemiológica sobre los casos de leishmaniosis humana detectados en las islas durante el año 2020. En total, según el informe fueron 22 los casos que se notificaron durante ese año.

Así, 19 de los casos de 2020 corresponden a Mallorca (6 a Palma) y 3 a Ibiza, no notificándose ningún caso ni en Menorca ni en Formentera. Además, tal y como se indica en el informe, los 22 casos se distribuyen en 19 zonas básicas de residencia, figurando en primer lugar las áreas de Felanitx y Manacor con 4 y 2 casos respectivamente.

Si se comparan estos datos de casos de leishmaniosis en 2020 con los del 2010, se aprecia un incremento de casi el triple. Y es que, 10 años atrás solo se notificaron 8 casos de la enfermedad en humanos.

El rango de edad de las personas afectadas por leishmaniosis en 2020 va de 7 a 85 años y 12 casos son varones. Los únicos 2 casos pediátricos presentan forma clínica cutánea.

Por otro lado, entre los años 2010-2020 hay 268 casos acumulados repartidos en 54 zonas básicas de residencia. Las zonas con mayor número de casos acumulados (por encima de 10) son Manacor y Felanitx ambas con 22 casos, Vilafranca (18), Llucmajor (16), Santanyí (14) y Levante- Son Servera (10).

Respecto a la forma clínica de los casos de leishmaniosis en 2020, 20 son cutáneos (4 con lesiones múltiples) y 2 son viscerales.

PRESENCIA DE PERROS EN EL HOGAR DE ENFERMOS DE LEISHMANIOSIS

En el informe, también se explica que, de los 310 casos de leishmaniosis cutánea acumulados desde 1999, 14 (4,5%) se notificaron con serología positiva a VIH, y respeco a los casos acumulados de leishmaniasis visceral o mixta, el porcentaje es del 44% (131 casos acumulados con 58 positivos).

Otros factores detallados en los protocolos de notificación acumulados desde 2010, y referidos a un período de dos años previos al diagnóstico de leishmaniosis, son la presencia de enfermedades inmunosupresoras (23 casos), tratamientos inmunosupresores (18 casos), enolismo (8 casos), antecedentes de transfusiones (2 casos), usuario de drogas por vía parenteral (7 casos) así como factores ambientales en el entorno habitual del enfermopresencia de mosquitos (64 casos), actividad ganadera (17 casos) o perros (64 casos).

En este sentido, en una sesión científica de LETI Pharma, el doctor Rogelio López-Vélez, coordinador de la Unidad de Referencia Nacional para Enfermedades Tropicales, Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, advirtió que “la leishmaniosis canina de hoy es la leishmaniosis humana de mañana”, por lo que es fundamental su abordaje One Health y que los médicos se complementen con los veterinarios.

Y es que esta enfermedad es muy conocida por los veterinarios, ya que el perro es considerado su principal reservorio por lo que la combinación de vacuna, collares y pipetas repelentes es una opción eficaz a la hora de controlar esta enfermedad tan relevante en sanidad animal y humana.

Finalmente, hay que tener en cuenta que “la leishmaniosis es una de las enfermedades con más problemas de notificación”, aseguran desde el Gobierno balear en el informe, y remarcan que, de los 441 casos acumulados desde 1999, un total de 178 (40%) no se han notificado desde la red asistencial y se han incorporado al registro gracias a las actividades de investigación activa. “La mayoría de casos subnotificados (56%) se detectan a través de la revisión de los códigos de altas hospitalarias”, aseguran.

VOLVER ARRIBA